Decenas de citas sobre este tema importante en el que no se suele profundizar.

La posición del maestro espiritual´

“Según el dictamen deliberado de todas las Escrituras reveladas, el maestro espiritual no es diferente de Krishna. El Señor Krishna, en la forma del maestro espiritual, libera a Sus devotos”. (Sri Chaitanya-charitamrita, Adi-lila 1.45)

“Se recomienda honrar al maestro espiritual considerándole al mismo nivel que la Suprema Personalidad de Dios: saksad dharitvena samasta- sastraih. Así lo establecen todas las Escrituras. Acaryan man vijaniyat: Al acharya se le debe considerar igual a la Suprema Personalidad de Dios. Quien, a pesar de todas esas instrucciones, considere al maestro espiritual un ser humano corriente, está condenado”. (Srimad-Bhagavatam 7.15.26, significado de Srila Prabhupada)

“El maestro espiritual supremo es Krishna, quien por esa razón recibe el nombre de chaitya-guru. Esto se refiere a la Superalma, que está en el corazón de todos. Él ayuda desde el interior, como se explica en el Bhagavad-gita, y envía al maestro espiritual, que ayuda desde fuera. El maestro espiritual es la manifestación externa del chaitya-guru, el maestro espiritual que está en el corazón de todos”. (Srimad-Bhagavatam 4.8.44, significado de Srila Prabhupada)

Personas que no están liberadas pueden ser guru

“Un cartero puede entregarnos cien dólares, pero nosotros no consideramos que el cartero nos está dando cien dólares. El dinero nos lo envía un amigo, y el trabajo del cartero es entregárnoslo, sin sacar o agregar nada. Esta es su perfección, entregarnos los cien dólares que nos envía un amigo. Esta es su perfección. El cartero puede ser imperfecto en muchos sentidos, pero cuando hace su trabajo perfectamente, él es perfecto”. (Discurso de Vyasa-Puja de Srila Prabhupada, New Vrindavana, 2 de septiembre de 1972)

“Las declaraciones de Bhaktivinoda Thakura son tan buenas como las escrituras, porque él es una persona liberada. Generalmente, el maestro espiritual pertenece a un grupo de compañeros eternos del Señor; pero seguir los principios de estas personas que están liberadas, es tan bueno como seguir a alguna de las personas mencionadas en el grupo anterior.  Una persona que es un acharya liberado y un guru, no puede cometer ningún error, pero hay personas que son menos cualificadas, o no están liberadas y, sin embargo, pueden actuar como gurus y acharyas por tan sólo seguir estrictamente la sucesión discipular”. (Carta de Srila Prabhupada a Janardana, Nueva York, 26 de abril de 1968)

“Entonces, si sigues a un devoto puro, tú también eres un devoto puro. Puede que no seas cien por cien puro, porque estamos tratando de elevarnos de la vida condicionada. Pero si seguimos estrictamente al devoto puro, también somos devotos puros. Mientras lo hagamos así, seremos puros. Ser un devoto puro no significa que tenemos que volvernos inmediatamente cien por cien puros. No obstante, si él sigue el principio de “seguiremos al devoto puro”, él es tan puro como el devoto puro”. (Bhagavad-gita 2.1-10, Los Ángeles, 25 de noviembre de 1968, clase de Srila Prabhupada)

Diksha

“El término sánscrito es diksha. Diksha significa… Di, divya-jnanam, conocimiento trascendental, y ksha, iksha. Iksha significa darshana, ver, o kshapayati, explicar. Eso se llama diksha”. (Iniciación de Bali-mardana Dasa, Montreal, 29 de julio de 1968, clase de Srila Prabhupada)

“Al principio, los estudiantes de nuestro movimiento para la conciencia de Krishna acceden a convivir con los devotos y, poco a poco, habiendo abandonado cuatro actividades prohibidas (actividad sexual ilícita, juegos de azar, consumo de carne e intoxicación), llegan a ser avanzados en las actividades de la vida espiritual. Aquel que sigue regularmente esos principios recibe la primera iniciación (hari-nama), y canta con regularidad por lo menos dieciséis rondas al día. Pasados seis meses o un año, mediante el sacrificio y ritual oficiales, se le inicia una segunda vez y se le entrega el cordón sagrado”. (Sri Chaitanya-charitamrita, Adi-lila 17.265, significado de Srila Prabhupada)

A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada enseña a cantar el mantra Gayatri a una discípula, el mantra que se da en la segunda iniciación.

“Respecto a tus preguntas, la segunda iniciación es la iniciación verdadera. La primera iniciación es la preliminar, sólo para ayudar a prepararse, tal como la educación primaria y segundaria. La primera iniciación da la posibilidad de volverse purificado, y cuando la persona está realmente purificada, entonces se le reconoce como un brahmana, y esa es la iniciación real. La conexión eterna entre un discípulo y el maestro espiritual comienza desde el primer día en que el discípulo escucha. Tal como mi maestro espiritual. En 1922, él me dijo durante nuestro primer encuentro: ‘Ustedes son jóvenes educados, ¿por qué no predican este culto?’. Ese fue el comienzo, y ahora se está volviendo un hecho real. Por lo tanto, la relación comenzó ese día”. (Carta de Srila Prabhupada a Jadurani, New Vrindaban, 4 de septiembre de 1972)

El sistema guru-parampara

 

“Esta ciencia suprema se recibió así a través de la cadena de sucesión discipular”. (Bhagavad-gita4.2)

“El guru hace llegar a Krishna el respeto que su discípulo le ofrece, no lo acepta para sí mismo. Sin recibir la misericordia del guru, es muy difícil acercarse a Krishna directamente. En el Bhagavad-gita se afirma que el conocimiento de Krishna se recibe por medio del parampara, la sucesión discipular. Evan parampara-praptam. El guru ofrece respeto a su propio guru, que, a su vez, ofrece al suyo ese mismo respeto, hasta que, finalmente, la ofrenda llega hasta Krishna. La misericordia de Krishna desciende por medio del sistema parampara, y las ofrendas de respeto que se hacen a Krishna ascienden hasta El por el mismo sistema. Tenemos que aprender a relacionarnos con la Suprema Personalidad de Dios de esa manera”. (Enseñanzas del Señor Kapila, Capítulo 13)

“El mensaje del Srimad-Bhagavatam desciende por sucesión discipular; y con objeto de recibir el verdadero mensaje del Srimad-Bhagavatam, uno debe acercarse al eslabón actual, o maestro espiritual actual, de la cadena de sucesión discipular”. (Srimad-Bhagavatam 2.9.7)

“Nadie debe cultivar el orgullo de pensar que el servicio amoroso trascendental del Señor se puede entender por el simple hecho de leer libros. Es necesario actuar como sirviente de un vaishnava. Es necesario aceptar un guru vaishnava (adau gurv-ashrayam), y, con preguntas y respuestas, aprender paso a paso en qué consiste el servicio devocional puro que se ofrece a Krishna. Ese sistema se denomina parampara”. (Sri Chaitanya-charitamrita, Antya-lila 7.53, significado de Srila Prabhupada)

Tipos de Gurus

“El maestro espiritual que nos da información por primera vez acerca de la vida espiritual recibe el nombre de vartma-pradarshakaguru. El maestro espiritual que inicia siguiendo las regulaciones de los shastras recibe el nombre de dikshaguru, y el maestro espiritual que da instrucciones para que nos elevemos es el shikshaguru”. (Sri Chaitanya-charitamritaMadhya 8.128)

La posición del discípulo

“Los devotos del Señor Chaitanya deben predicar el proceso de conciencia de Krishna en todos los pueblos y aldeas del mundo. Eso satisfará al Señor. No se trata de actuar caprichosamente en busca de la satisfacción personal. Esa orden viene a través del sistema de parampara, y el maestro espiritual la comunica al discípulo para que éste pueda difundir el mensaje de Sri Caitanya Mahaprabhu. Todo discípulo tiene el deber de cumplir la orden del maestro espiritual genuino y propagar el mensaje del Señor Chaitanya por todo el mundo”. (Sri Chaitanya-charitamritaMadhya-lila 16.64, significado de Srila Prabhupada)

“A un maestro espiritual de esa índole se le debe aceptar con plena entrega, y uno debe servir al maestro espiritual como un sirviente ordinario, sin vanidad. Satisfacer al maestro espiritual autorrealizado es el secreto del avance en la vida espiritual.” (Bhagavad-gita 4.34, significado de Srila Prabhupada)

Además de recibir instrucciones en el corazón, la persona interesada en la autorrealización debe aceptar la guía de un maestro espiritual externo.

“Después de ser iniciado y recibir las órdenes del maestro espiritual, el discípulo debe meditar resueltamente en esas órdenes e instrucciones, y no debe permitir que nada le distraiga de ellas. Ése es también el veredicto de Srila Vishvanatha Cakravarti Thakura, quien, en su explicación de un verso de la Bhagavad-gita (vyavasayatmika buddhir ekeha kuru-nandana, Bg. 2.41), indica que la orden del maestro espiritual es la esencia de la vida del discípulo. El discípulo no debe preocuparse de su regreso al hogar, de vuelta a Dios; su principal ocupación debe ser el cumplimiento de la orden del maestro espiritual. Siempre debe meditar en la orden del maestro espiritual; ésa es la perfección de la meditación. No sólo debe meditar en esa orden, sino que también debe encontrar los medios para adorarla y ponerla en práctica a la perfección”. (Srimad-Bhagavatam 4.24.15)

Aptitudes de un guru fidedigno

“La persona ecuánime que puede tolerar el impulso de hablar, las exigencias de la mente, la influencia de la ira, y los impulsos de la lengua, el estómago y el órgano genital, está capacitado para hacer discípulos en todo el mundo”. (Upadeshamrita, verso 1)

“Sea brahmana, sannyasi, shudra o cualquier otra cosa, quien conoce la ciencia de Krishna puede actuar como maestro espiritual”. (Sri Chaitanya-charitamrita, Madhya 8.128)

“Por tanto, cualquier persona que dese seriamente verdadera felicidad, debe buscar un maestro espiritual genuino y refugiarse en él mediante la iniciación. La calificación del guru genuino es que se ha dado cuenta de las conclusiones de las escrituras por deliberación y es capaz de convencer a los demás de estas conclusiones. Tales grandes personalidades, que se han refugiado en el Dios Supremo, dejando de lado todas las consideraciones materiales, deben entenderse como maestros espirituales genuino”. (Srimad-Bhagavatam 11.3.21, significado de Srila Prabhupada)

Eligiendo un guru

“Los shastras recomiendan eso, que antes que elijamos un guru lo estudiemos cuidadosamente para comprobar si podemos llegar a entregarnos a él. Nosotros no deberíamos aceptar un guru rápida o fanáticamente. Eso es muy peligroso. El guru debería también estudiar a la persona que quiere llegar a ser su discípula, para ver si es apropiada. Ésa es la forma en que se establece una relación entre el guru y el discípulo”. (La ciencia de la autorrealización, capítulo 2)

“En el Hari-bhakti-vilasa de Sanatana Gosvami, se enseña que el maestro espiritual y el discípulo deben reunirse por lo menos durante un año para que el discípulo también pueda entender que ‘Aquí hay una persona a la que puedo aceptar como mi guru’, y que el guru también pueda ver que ‘Aquí hay una persona que está en condiciones de convertirse en mi discípulo’. Y de esa forma puede funcionar”. (Srimad-Bhagavatam 1.16.25, Hawai, 21 de enero de 1974, clase de Srila Prabhupada)

“Las escrituras recomiendan que, tanto el maestro espiritual como el discípulo, se examinen uno al otro estrictamente antes de aceptarse mutuamente… Puesto que hasta los artículos del hogar se prueban antes de adquirirlos, sólo un tonto desafortunado no daría un período de prueba a su elección de maestro espiritual verdadero, que es el mejor amigo de las entidades vivientes. El punto es que hay que evitar la desgracia de tener que rechazar al maestro espiritual. Si uno es prudente, puede evitar esta situación”. (Harinama Cintamani 6)

Votos de iniciación

“No es muy difícil seguir los cuatro principios regulativos… Si quieren ser serios, deben detener estas cosas. De lo contrario, construyan una farsa y hagan lo que quieran. Yo no les podré proteger. No es posible. Por lo tanto, si son serios, han de seguir esas reglas y regulaciones. De esa forma, recibirán iniciación. De lo contrario, no hagan una farsa – no lo hagan. Ese es mi pedido”. (Srimad-Bhagavatam 1.16.35, Havaí, 28 de janeiro de 1974, palestra de Srila Prabhupada)

“Mi consejo es que canten siempre dieciséis rondas como mínimo, y sigan los cuatro principios regulativos. Todos mis discípulos deben estar de acuerdo en este punto, de lo contrario, no son mis discípulos. Mis discípulos deben seguir estos principios, ya sea viviendo en el paraíso o en el infierno”. (Carta de Srila Prabhupada a Raja Lakshmi, Mayapur, 17 de fevereiro de 1976)

Indradyumna Swami inicia a un discípulo.

“Si eres incapaz de cumplir la promesa a tu maestro espiritual, entonces, ¿cuál es el sentido de llamarte a ti mismo devoto o discípulo? Sólo estarás fingiendo. Por eso, deberías pensar de esta forma: ‘Le he prometido esto a mi maestro espiritual; así que ahora he de obedecer sin ninguna excepción. De lo contrario, no puedo considerarme su discípulo”. Esa será tu austeridad, o tapasya, para forzarte a hacer un avance muy rápido en la comprensión de la Conciencia de Krishna. Sin tapasya, no se puede avanzar. Por eso, si la naturaleza material te atrae tanto que eres incapaz de sacrificar cosas en este sentido, entonces es mejor que dejes todo de lado y hagas lo que quieras afuera. Pero si quieres ser un devoto y servir a Krishna, entonces has de cumplir estas cuatro restricciones básicas y principales en todas las circunstancias, sin ninguna excepción. Por supuesto que, una vez, dos veces, Krishna puede perdonarte – no es muy difícil –, pero para Krishna es difícil perdonar más que eso, y existe un gran riesgo de que todas las cosas se pierdan, a pesar de todo el tiempo y esfuerzo que has invertido”. (Carta de Srila Prabhupada a Sankarasana, Bombay, 31 de diciembre de 1972)

Adorando al guru

“Se debe honrar al maestro espiritual tanto como al Señor Supremo, pues él es el sirviente más íntimo del Señor”. (Sri Sri Gurv-ashtaka, verso 7)

“[El Señor Krishna dijo a Arjuna:] ‘Aquellos que son directamente Mis devotos, en realidad no son Mis devotos, pero los que son devotos de Mi sirviente, son verdaderamente Mis devotos’”. (Adi Purana, citado em Chaitanya-charitamritaMadhya 11.28)

Deidad, o murti, de Srila Prabhupada en Mayapur, India.

“Este Vyasa-puja significa que, un día al año, en el cumpleaños del maestro espiritual – como es el representante de Vyasa, él entrega la misma sabiduría que desciende por la sucesión discipular sin modificarla –, se le ofrecen respetos. Esto se llama Vyasa-puja. Y el maestro espiritual recibe todo el honor, toda la contribución, en nombre de la Suprema Personalidad de Dios, no para sí mismo… Así como nosotros hemos recibido el conocimiento de una posición superior, de la misma forma, este respeto también va de abajo para arriba. Este es el proceso. Como el maestro espiritual es el profesor del estudiante, él tiene que enseñar al discípulo cómo enviar su respeto y su contribución a Dios de vuelta. Eso se llama Vyasa-puja”. (New Vrindaban, 2 de septiembre de 1972, clase de Srila Prabhupada)

Rechazando al maestro espiritual

“Rechazar al maestro espiritual es una debilidad de carácter grave, y contamina la inteligencia. Efectivamente, esa persona está rechazando al Señor Supremo Hari”. (Brahma-vaivarta Purana)

“Pero cuando se abandona al maestro espiritual, puede que haya alguna razón. Esta razón se encuentra en las escrituras, gurur api avaliptasya karyakaryam ajanatah. Si el maestro espiritual realmente no sabe lo que se debe o no se debe hacer, y actúa contra las reglas y regulaciones de las escrituras, entonces se puede abandonar a este maestro espiritual. Pero mientras no sepas que el maestro espiritual está actuando en contra de los principios de shastra o guru, entonces, no es bueno que abandones la compañía del maestro espiritual. Esta es tu caída”. (Srimad-Bhagavatam 1.16.36, Tokio, 30 de enero de 1974, clase de Srila Prabhupada)

“Según los códigos de las Escrituras, el maestro que incurre en alguna acción abominable y que ha perdido su sentido de discriminación, es digno de ser abandonado”. (Bhagavad-gita 2.5, significado)

Vani y vapu

“Seguir las enseñanzas del guru es más importante que adorar su forma, pero no se debe descuidar ninguna de las dos. La forma se llama vapu, y las enseñanzas se llaman vani. Se deben adorar ambos. Vani es más importante que vapu. (Carta de Srila Prabhupada a Tusta Krishna, Ahmedabad, 14 de diciembre de 1972)

“En lo que se refiere a la compañía personal con el guru, yo sólo estuve con mi Guru Maharaja cuatro o cinco veces, pero jamás abandoné su compañía, ni siquiera por un momento. Como estoy siguiendo sus instrucciones, nunca siento que estoy separado de él. Aquí en la India, algunos de mis hermanos espirituales tenían una relación personal constante con mi Guru Maharaja, pero ahora están descuidando sus órdenes. Es como un insecto que se ha posado en el regazo del rey. Puede sentirse muy orgulloso de su posición, pero el único acto exitoso que puede realizar es picar al rey. La asociación personal no es tan importante como la asociación a través del servicio. (Carta de Srila Prabhupada a Satadhanya, Calcuta, 20 de febrero de 1972)

“El maestro espiritual siempre se encuentra presente donde quiera que el discípulo intente servir sus instrucciones. Esto es posible por la misericordia de Krishna. Yo estoy contigo en tus esfuerzos por servirme y en todos tus sinceros sentimientos devocionales, así como mi Guru Maharaja se encuentra conmigo. Acuérdate siempre de esto. (Carta de Srila Prabhupada a Bhakta Don, Los Ángeles, 1 de diciembre de 1973)

1 comentario

  1. Cuanta profundidad traen las palabras de Srila Prabhupada,sinceramente siento que todos los que tienen un Guru,debemos seriamente meditar en sus palabras para fortalecer nuestro avance y entusiasmo en la vida espiritual,comprendiendo lo afortunados que podemos ser al servir al Maestro Espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *