krishna tatoo

Madhava Smullen

En la cultura moderna se hacen tatuajes constantemente. Ve a cualquier calle concurrida de una ciudad y podrás ver un numeroso grupo de tatuados, desde chicas jóvenes con una mariposa en sus hombros hasta punks a los que casi no les queda espacio en la piel. Por alguna razón, tatuarte de por vida en el tórax la imagen de un dragón de dos cabezas comiendo tu propio rostro es una idea que a muchas personas les parece atractiva.

El informativo de Nacional Geographic reportó en abril de 2000 que el cincuenta por ciento de los americanos tienen algún tatuaje. Eso sería aproximadamente cincuenta millones de personas.

Sin embargo, nunca esperaría encontrar a un Hare Krishna entre esos cincuenta millones, ¿verdad?

Erróneo. En realidad varios devotos exhiben tatuajes en su cuerpo, y cada día son más. ¿Se trata de algo meramente impulsivo, o nuestras escrituras y tradición milenaria autorizan los tatuajes devocionales?

Recorramos las tradiciones tribales de la India, donde encontrareos la primera pista. Por ejemplo, en ciertas tribus creen que el devoto más grande del Señor Rama, Hanuman, pudo haber recibido un tatuaje en su hombro, que se dislocaba frecuentemente, para aliviar el dolor. Las mujeres de la tribu nómada kutch, al noreste de India, uno de los lugares que visitaron los Pandavas durante su exilio, tienen tatuajes extremadamente bien hechos. Y los miembros de la comunidad Ramnami, distribuida entre los estados de Bihar y Madhya en India, comenzaron un hábito doloroso al comienzo del siglo XIX: ellos se tatúan el nombre de Rama en sánscrito prácticamente en cada poro de la piel, incluso en la lengua y en el interior de los labios. Esta práctica fue adoptada para protegerse de los brahmanesprejuiciosos de casta que se habían molestado por haber adoptado algunas prácticas brahmánicas, que continúan practicando hasta el día de hoy.

16 1

Mujer miembro de la comunidad Ramnami.

Hasta aquí, todo lo que encontramos es tribal. Pero los practicantes serios del vaishnavismo necesitarán evidencias de las escrituras más tangibles antes de inyectarse tinta dentro de sus pieles.

Una prueba de fuego

Chaturatma Dasa sabe dónde se encuentra ese fundamento. Los tatuajes de este sacerdote del templo de ISKCON de Radha-Shyamasundara, en Alachua (Florida, EEUU), no cubren todos los poros de su piel, pero tiene una colección saludable.

“Tengo tres mantras en sánscrito, uno en un brazo y dos en el otro”, me dice con su típico entusiasmo. “Dos de ellos alaban a Govardhana, mi Deidad adorable. Y el otro es para mi protección, es Nrisimha (forma de Krishna mitad león, mitad humana). También tengo el Sri Kumbha en cada brazo, los potes sagrados que se usan en las ceremonias de fuego”.

Se detiene un instante para respirar.

“En mi espalda tengo los dos guerreros más grandes de la história védica: Arjona a un lado, y Parashurama al otro. Ellos están unidos por un fuego de sacrificio entre ellos, y protegen mi espalda contra cualquier infortunio o desventura. En mi tórax hay dos aspectos de la belleza de Krishna: el propio Señor Krishna, y Su nacimiento como enano, Vamana”.

Por si fuera poco, sus brazos están decorados con tatuajes de los cuatro símbolos del Señor Vishnu: la maza, el disco, el loto y la caracola.

“No me hice ninguno de manera impulsiva. Dediqué cuatro o cinco años a diseñaros y a investigar cautelosamente”.

Sonríe ampliamente.

“Siendo sacerdote, muchas veces muestro totalmente mis tatuajes. ¡Tengo que saber explicarlas!”.

16 2

Chaturatma Dasa

Chaturatma estuvo de acuerdo en que la encarnación del tatuaje moderno no estuvo durante ni antes del nacimiento del vaishnavismo gaudiya, pero hay paralelos muy cercanos. En el Prameya Ratnavali, el comentador vaishnava del siglo XVIII, Baladeva Vidyabhushana cita cinco procesos purificatorios (pancha-samskara) que, junto a la iniciación espiritual, otorgan la percepción directa del Señor Krishna: austeridad, usar tilaza, realizar sacrificios, aceptar un nuevo nombre de iniciación y cantar mantras en glorificación del Señor.

El comentario de Baladeva es sorprendente: “En este verso, la palabra ‘austeridad’ significa quemar en la piel con un hierro candente los símbolos del Señor Vishnu: el disco, el loto, la caracola y la maza”, las imágenes que se tatuó Chaturatma en sus brazos.

Quemar también es algo permanente, como el tatuaje, pero mucho más doloroso.

Hay una tradición que se remonta al año 1017 a.C. y que todavía la practican los seguidores de las escuelas de Madhvacharya y de Ramanujacharya, principalmente en los estados de Karnataka, Tamil Nadu, Kerala y Andhra Pradesh del Sur de India. Para los seguidores vaishnavas de Ramanuja, esto es parte esencial en el proceso de iniciación.

Imagínatelo: Amanece y el aire está fresco. El Sol está naciendo y los pajarillos comienzan a cantar. Tu corazón late rápido, pero permaneces sentado y quieto, contemplando el fuego de sacrificio que arde frente a ti. Un sacerdote casado ejecuta la ceremonia de fuego. Ofreciendo oblaciones, invoca a las kayudha-devatas, las formas personificadas de las armas sagradas del Señor Vishnu. Los sellos metálicos con las formas tradicionales de cada arma se enganchan en unas varillas metálicas y se suspenden dentro de las llamas danzantes. Después de un tiempo, tu guru las retira y las sacude suavemente contra un plato. Tú sabes que esto se hace para que no caiga ningún pedazo de carbón en tu piel. Finalmente, él comienza a cantar el mantra de Sudarshana, el disco del Señor Vishnu. Llega el momento. Estás tenso. Sientes que el metal caliente e incandescente presiona tu hombro derecho, quemando, ardiendo. Entonces se entona el mantra de Panchajanya, y el símbolo de la caracola de Vishnu se marca marca de la misma forma en tu hombro derecho. Suspiras. Terminó todo.

Ahora estás preparado para el resto de la ceremonia de iniciación.

Por suerte, Chaitanya Mahaprabhu y los acharyas en Su línea, recomendaron que usáramos tilaza de barro en lugar de un hierro caliente para hacer los símbolos de Vishnu por el cuerpo. Entonces, si estás en la lista de espera para iniciarte, no hace falta que grites ni salgas corriendo; ningún maestro espiritual del vaishnavismogaudiya intentará presionar una vara de hierro caliente e incandescente en tu brazo durante la ceremonia.

La posición excelsa del Tilaka

Los tatuajes que se hacen con hierro al rojo vivo han ocupado un espacio considerable en nuestra tradición y cultura, pero el tilaka (alternativa recomendada por Chaitanya Mahaprabhu) es lo más cercano al tatuaje.

Cualquier vaishnava de la escuela gaudiya es consciente de los beneficios del uso del tilaka, o el barro sagrado. La marca en forma de “U” sobre una marca ovalada en nuestra frente y nariz, nos identifican muy rápido.

Pero tal vez nos sorprenda saber que las escrituras también instruyen que se debe escribir los Santos Nombres con tilaka, e incluso hacer dibujos en el cuerpo contilaka. En el Bhakti-rasamrita-sindhu, que contiene toda la ciencia del bhakti-yoga, Rupa Gosvami comenta: “Al uno marcarse con tilaka, algunas veces se puede escribir Hare Krishna en el cuerpo”. Y en otra parte del mismo libro, cita el Skanda Purana en relación con los beneficios de usar tilaka: “Si vemos aunque sea una vez a las personas cuyo cuerpo está marcado con tilaka, simbolizando la caracola, la rueda, la maza y el loto (y que se ponen hojas de tulasi en la cabeza, y cuyo cuerpo siempre está decorado con gopi-candana), ello nos puede ayudar a deshacernos de todas las actividades pecaminosas”.

En el Hari-bhakti-vilasa, compilado por Sanatana, hermano de Rupa Gosvami, el Señor Vishnu afirma: “Yo entro en el corazón de aquellos devotos que, en la era de Kali, decoran sus cuerpos con dibujos de Mis encarnaciones, tales como Matsya y Kurma… Aquellos que utilizan estos dibujos de Mis encarnaciones en sus cuerpos no son seres vivos comunes: ellos están en la misma plataforma que Mis encarnaciones”.

Discutiendo este tema con muchos detalles, el Hari-bhakti-vilasa continúa enfatizando este punto durante cincuenta versos, llegando a sugerir que “si unbrahmana caído no decora su cuerpo con tilaka, y con los dibujos de la caracola y el disco, el rey debe subirlo a lomos de un burro y mandarlo fuera de su reino”.

Todo bien. Sin embargo, mientras estés espoleando a tu burro por el camino en dirección a la puesta del sol, tal vez te preguntes: “¿De verdad todo esto es tan importante?”.

Una elección muy personal

Srila Bhaktivinoda Thakura opinaba lo siguiente.

En su ensayo Pancha Samskara, el proceso de la iniciación, de 1885, él expuso los cinco procesos purificatorios del Prameya Ratnavali que se mencionaron anteriormente en este artículo, de los cuales dos son tapa (Baladeva Vidyabhushana lo define como quemar con un hierro al rojo vivo y usar marcas detilaka).

Sí, él los reconoce como medios prescritos para santificarse a sí mismo y desarrollar la verdadera naturaleza espiritual, pero con mucho más énfasis, él condena que apenas nos preocupemos con lo externo: “Tapa no se aplica sólo al cuerpo, si no también a la mente y al alma. Si tapa se practica sólo físicamente, como quemándose con un sello, entonces no se considera estrictamente tapa y la práctica religiosa se vuelve una hipocresía”.

Bhaktivinoda Thakura continúa enfatizando la irrelevancia de este aspecto: “Externamente, el estudiante parece estar bien, pero no hay nada en su interior. Los símbolos de la caracola sagrada, del disco y el nombre de Hari [Krishna] marcan el cuerpo. La lengua pronuncia el nombre de Hari y adora a la shalagrama-shila o a la Deidad con mantras, pero el estudiante está viciado en actividades pecaminosas interminables”.

La devoción verdadera del corazón es infinitamente más relevante que adornarse como un devoto o actuar aparentemente como uno. Si usas el tilaka apenas para exhibirla, no servirá de mucho para tu progreso en la conciencia de Krishna. Esto también se aplica a los tatuajes devocionales. Si las realizas con el humor, la meditación y la intención correctas, se volverán verdaderamente útiles al servicio de Krishna.

Lakshmimani Dasi, directora jubilada de la Academia vaishnava para mujeres de Alachua, está de acuerdo.

“Debemos hacer todo con la intención de recordar a Krishna. De esta forma, si nos hacemos el tatuaje con otra intención, debemos detenernos y revisar nuestros motivos”.

Su único tatuaje, las palabras Sri Sri Radha-Krishna en devanagari sobre una flor de loto, muestran su postura de “vida simple, pensamiento elevado”.

“Las samosas son deliciosas, pero si comes cuatrocientas te enfermas. De la misma forma, si algo como un tatuaje te ayuda a recordar a Krishna, puedes usarlo como un servicio a Él, pero si lo usas en exceso, se anula a sí mismo”.

Lakshmimani dice que su tatuaje, un regalo de cumpleaños de su hija, cumple su función.

“Yo quería algo tuviera Krishna, y que no me dejara olvidarlo nunca y siempre estuviera conmigo. Y eso fue lo que ocurrió. Creo que este tatuaje ahora forma parte de mí misma”.

Además, su tatuaje no la beneficia sólo a ella.

“Las personas siempre se me acercan para preguntarme qué es lo que es y qué dice, porque está en sánscrito. Es una buena excusa para hablar sobre Krishna”.

Chaturatma Dasa tiene la misma experiencia.

“Una vez estaba haciendo unos trabajos de jardinería en casa de un devoto amigo mío. Era verano y hacía calor, y como no estaba usando mi camiseta, mis tatuajes estaban al descubierto. De repente, una camioneta de venta ambulante apareció en la calle y empezó a acercarse a nuestro jardín: “Venta ambulante de camarones y carne fresca de Bill. De la tienda a su casa”.

“No tienen ni idea a quién intentan vender carne”, pensé. Entonces me acerqué a la camioneta para atenderlos y la persona que estaba en el asiento de copiloto bajó. Era un hombre mayor que había vivido en el barrio durante años. “¿Cómo está, señor?, le dije. “Estoy intentando vender camarón de puerta en puerta y…”…

Chaturatma se detiene.

“De repente el hombre interrumpió su frase. ‘Oh’, dijo, ‘al ver tus tatuajes estoy seguro que no te va a interesar lo que estoy vendiendo. Es mejor que vuelva a mi camioneta y pase por la siguiente casa. Eres uno de esos Hare Krishnas, se que no coméis carne y sois vegetarianos”.

Tal como dijo Chaitanya Mahaprabhu una vez: “El vaishnava es aquel que, cuando las personas lo ven, hace que se acuerden de Krishna”.

Está bien. Digamos que has considerado estos puntos. Digamos que tu conclusión es que hacerte un tatuaje conciente de Krishna será una forma fidedigna de expresar tu devoción, y de conseguir que los demás y tú mismo recordéis a Krishna.

¿Y ahora qué?

Bienvenido a mi taller

Kalpavriksha Dasa trabaja en la tienda Ron’s Tatoos en Elizabeth, New Jersey. Hizo su primer tatuaje cuando tenía quince años, inspirado en la banda Cro-Mags, una banda estrictamente Hare Krishna que es aficionada a los tatuajes. Ahora es tatuador profesional y ha tatuado a casi mil devotos.

Él es directo con los que solicitan su servicio:

“Cuando quieras tatuarte, primero has de estar seguro que será algo que te haga feliz, porque estará en tu cuerpo mientras estés en él”.

En cuanto al arte, le gusta el de B.G. Sharma, de Gujarati.

“Su estilo se parece mucho a un tatuaje. Todo tiene contorno, y su sombra se parece a la forma en la que yo sombrearía o colorearía un tatuaje. Es muy fácil de reproducir”. Además de los diseños devocionales de Sharma, Kalpavriksha tatuó a devotos con otra variedad de imágenes. Las más populares son el maha-mantra y el Señor Nrsimhadeva. También las hay menos comunes, claro.

“Un sannyasi, Bhakti Vishrambha Madhava Mahraja, se tatuó las trece marcas detilaka, incluso la de la cabeza, junto a los mantras en sánscrito correspondientes. Y mi amigo Jack tiene un Garuda enorme en su espalda, desde la cintura hasta el cuello”.

Al igual que Lakshmimani, Kalpavriksha cree que el mejor tipo de tatuaje que puede hacerse un devoto es el que saque tema de conversación.

“Yo tengo el maha-mantra en bengalí tatuado a lo largo de mis dos brazos, y es completamente desconocido para las personas normales. Cuando lo ven, siempre me preguntan qué significa”.

Esto le sucede con tanta frecuencia que siempre lleva libros de Srila Prabhupada consigo.

“A mis clientes les explico lo que significa el tatuaje, y si se muestran interesados, les explico el maha-mantra y un poco acerca de la conciencia de Krishna. Si su interés aumenta, les muestro algún libro. Intento establecer una relación con las personas. No puedes bombardearlas con todo de una vez”.

Curiosamente, Kalpavriksha a veces se ha encontrado en situaciones en las que ha tenido que preguntar el significado de los tatuajes védicos de otras personas.

“El tatuaje moderno en occidente siempre ha tenido una gran influencia asiática, principalmente de la tradición japonesa. Pero en os últimos diez o doce años, aumentó el interés por el imaginario hindú. El yoga se ha puesto muy de moda, y los que lo practican suelen hacerse tatuajes de mantras o diversos símbolos como el om. Una vez, una chica que visitó mi tienda tenía tatuadas diferentes asanas deyoga”.

Podemos ver tatuajes védicos por todos lados. En cualquier revista de tatuajes que haya sido publicada en los últimos cinco o diez años, encontrarás imágenes que incluso se relacionan directamente con Krishna, o algo dentro del paradigma védico. Las diosas Kali, Durga y Lakshmi inundan los catálogos de tatuajes, así como Shiva. El rostro atemorizante del Señor Nrisimhadeva surge en las páginas de las revistas de tatuajes, y el amigable y fácilmente reconocible rostro sonriente del Señor Jagannatha es cada vez más popular. Las tiendas de tatuajes en Estados Unidos tienen su propio ejemplar del libro Krishna Art. Krishna, bajo la forma de arte, se está infiltrando en la piel de los amantes del arte del tatuaje.

Pero Él todavía es más popular entre aquellos que lo conservan en el fondo de su corazón.

 

Para ver una galería de 108 tatuajes devocionales haga clic aquí.

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-79sankirtana-shop-87Sankirtana-Shop-82 (1)

No hay comentarios

  1. tengo 6 tatuajes devocionales..uno de ellos es radha-krishna en toda la costilla!! sinceramente me lo hize sin profundizar la vision de los acaryas sobre el tema cosa q sta mal..pero cuando me vio el guru al q admiro se sorprendo mucho por ver el nombre de krishna tatuado en la frente! igual creo sinceramente q la mejor forma de recordar a krishna es siendole fiel y amandolo mas q con una muestra estetica!

  2. hola Hari bol! queria preguntarles si puede ser ofensivo tatuarme a Krishna Gopala en el brazo y si puede traerme reacciones pecaminosas.No me considero un deboto puro.Simplemente amo a krishna y me gustan mucho los tatuajes.!!!!

  3. He visto varios tatuajes y pienso que me gusta, es decir esta bien no hacerse tatuajes, incluso porque muchas personas saben que el cuerpo es consiente los tatuajes paralelamente de lo que pensamos recobran vida y si son deidades sirven igualmente. Me parecen costosos, exclusivos, y Karmis. Algunas personas se les niegan empleo simplemente por usarlo, como el tatuaje es un síntoma de madurez es preferible tener en cuenta la edad para no arrepentirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *