1

Damodara Nityananda Dasa

Durante siglos, algunos poetas musulmanes han revelado su atracción por el todo-atractivo Señor Krishna.

En el Chaitanya-charitamrita (Madhya 22.80), el Señor Chaitanya menciona «poético» como una de las veintiséis cualidades de un vaishnava, un devoto del Señor Krishna. Él mismo mostró un talento poético en Su Shikshastakam al usar siete metáforas para explicar los beneficios de cantar los santos nombres del Señor. Muchas veces al Señor se le llama Uttamahsloka, «Aquel al que se alaba con la poesía más célebre». Grandes devotos, como Srila Bilvamangala Thakura, usan descripciones poéticas comparando el color de Krishna con el de una nube recién formada; Sus ojos, con una flor de loto; y los rayos de Sus uñas, con las calmantes lunas de otoño. Esas metáforas implican que la conciencia de Krishna no es mediocre, sino poética. El devoto que domina el arte de la expresión poética trata, de forma concisa, con una variedad de temas, incluyendo oración, autocrítica, felicidad espiritual, agonía en separación de Krishna, la posición excelsa del vaishnavismo, relación guru/discípulo, residir en Vrindavana y el valor de la humildad.

En la Brahma-samhita (5.56), el Señor Brahma describe poéticamente la morada del Señor Krishna, Goloka Vrindavana, como el lugar donde cada paso es una danza, cada palabra es una canción y el éxtasis nunca termina. El Srimad-Bhagavatam (1.5.22) afirma: «Los círculos de eruditos han concluido categóricamente que el propósito infalible del avance del conocimiento, es decir, las austeridades, el estudio de los Vedas, el sacrificio, el canto de los himnos y la caridad, culmina en las descripciones trascendentales acerca del Señor, a quien se le define con poesía selecta». Srila Vyasadeva (el compilador de los Vedas), Valmiki (el autor del Ramayana) y Srila Krishnadasa Kaviraja (el autor de Chaitanya-charitamrita) vieron al Señor Supremo en sus meditaciones y se inspiraron a componer versos perfectos, con una poesía exquisita.

La antigua poesía de Dabhir Khas

Rupa Goswami, un gran poeta y maestro acharya en la línea de Sri Chaitanya Mahaprabhu, nació en una familia brahmana, pero trabajó para el gobierno islámico bajo la jurisdicción del soberano Hussein Shah, emperador de Bengala. Rupa recibió el título persa de Dabhir Khas y obtuvo gran riqueza y prestigio. No obstante, la conservadora sociedad hindú del siglo XVI lo consideraba como alguien que había aceptado la fe islámica a la fuerza de su estricto contacto con el gobernador musulmán. Pero el Señor Chaitanya y Sus seguidores le tenían un gran aprecio, pues sabían que era un gran vaishnava. En el Chaitanya-charitamrita, (Antya 1.195-198), Ramananda Raya, en una conversación con Sri Chaitanya, exalta las descripciones poéticas de Rupa Goswami, al citar una autoridad de la poesía sin referirse a ella por su nombre: «¿De qué sirven la flecha del arquero o la poesía del poeta si penetran en el corazón, pero no hacen rodar la cabeza?».

2

«¿De qué sirven la flecha del arquero o la poesía del poeta si penetran en el corazón, pero no hacen rodar la cabeza?».

Entonces, Raya Ramananda le dice al Señor Chaitanya: «Sin Tu misericordia, a un ser vivo corriente le sería imposible escribir esas expresiones poéticas. Mi opinión es que Tú le has dado el poder».

El Chaitanya-charitamrita continúa: «Sri Chaitanya Mahaprabhu alabó las métaforas y demás ornamentos literarios de la poesía trascendental de Srila Rupa Gosvami. Además, dijo que sin esos atributos poéticos no es posible predicar las melosidades trascendentales».

Anteriormente, el Señor Chaitanya había dicho algo sobre los poemas de Rupa, tomara krishna-rasa-kavya-sudha sindhu: «Tus excelsas descripciones poéticas de las melosidades de los pasatiempos del Señor Krishna son como un océano de néctar, pero ¿por qué has añadido esa falsa oración que habla de Mí? Es como una gota de aborrecible álcali».

Los poetas islámicos y Krishna

Existen numerosos poemas sobre el Señor Krishna en la literatura de los poetas de origen islámico. Muchos de esos autores eran, como mínimo, grandes admiradores de Krishna. La persona del Señor Krishna –el hecho de que Él sea único e incomparable– atrae a todo el mundo, y muchos describieron sus sentimientos a través de la poesía. Poetas como Abdul Rahim Khan-e-Khana, Rasa Khan, Uzir Beg y Taaz Khan eran grandes devotos del Señor Krishna, y así lo demuestran los numerosos poemas que escribieron expresando un intenso amor por Él.

Para realzar la universalidad del bhakti-yoga, la conciencia de Krishna, y el llamamiento trans-sectario de la atracción plena a Krishna, leamos algunos poemas, incluyendo los de Sayyed Martuza, Nazir Akbarabadi y Hazrat Mohani. Muchos poetas islámicos mostraron su aprecio por el Señor Krishna, pero he intentado «desenterrar» algunos de los poemas más inauditos.

Un vislumbre de la devoción musulmana a Krishna

Sayyed Martuza (1590-1662), un faquir musulmán que nació en el distrito bengalí de Murshidabad, escribió poemas adorando a Krishna. El estilo de su composición es simple y rítmica. Aquí está una traducción de su poema bengalí, compilado en el Pada-kalpa-taru, de Satishchandra Raya, en 1915:

«Compasión oportuna»

¡Shyama! ¡Oh, amigo! Mi afligida vida solo se ameniza contigo.
No puedo olvidar del día auspicioso en el que te conocí.
Al ver Tu rostro tal cual una Luna, ¡me sentí invadido por la inquietud!
A esta desafortunada niña le duele el alma; ¡en veinticuatro minutos muere diez veces!
Oh, mi vida, ¡Kanu! Derrama Tu misericordia; otórgame el abrigo de Tus pies.
Desistí de la reputación y la tradición familiar; ¡no puedo vivir sin Ti!
Sayyed Martuza se somete a los pies de Kanu: por favor, ¡acepta este pedido, oh, Hari!
Abandonando todo, que él pueda permanecer a Tus pies de loto en este cuerpo y más allá.

El siguiente poema es de Maulana Chand Kazi, magistrado musulmán en Navadvipa durante la época del Señor Chaitanya. Jatindramohan Bhattacharjya compiló este poema en su libro Banglar Baishnab-Bhabapanna Musalman Kabi, segunda edición, publicado en 1945.

«La llamada prohibida de la flauta»

Tú no sabes tocar la flauta.
La tocas de forma prematura; mi corazón rechaza cualquier justificación.
Cuando estoy sentado con los ancianos, llamas mi nombre.
Tocando la flauta, me avergüenzas sin fin.
¿Cómo es que Tú tocas la flauta al otro lado de la orilla y yo la oigo desde aquí?
Soy una joven infeliz, porque no sé nadar.
El bosque cuyo bambú hace la flauta, está bajo mis pies.
Haz que la tempestad lo arranque de raíz y flote en el Yamuna.
Chand Kazi dice: «Cuando oigo su flauta, me desmorono,
no viviré; no viviré si no escucho a mi Hari».

Nacido en 1869 en Jajpur, Orissa, en una familia musulmana, Uzir Beg creció para convertirse en un poeta aclamado y escribió muchos bhajanas simples y melodiosos que mostraron reverencia para el Señor Krishna. Su antología de poemas sobre el Señor Krishna todavía es popular en Orissa. Su devoción se refleja en este bhajana, que se encuentra en el libro de Mohammed Yamin El impacto del islam en la cultura de Orissa:

Krushna Pujana kar, kar Krushna bhajan
Phitiba gati mukti Dwara, Bhane Beg Uzir
Mu murkha durachara, kebala nama matra sar

Adoren y reciten en alabanza al Señor Krishna. Solo Él puede liberarnos de esta vida mundana, dice este ignorante Beg Uzir. Su santo nombre es la esencia.

En el siglo XVIII, una devota musulmana y poetisa llamada Taaz Khan, visitaba regularmente el templo Madana Mohana en Karoli, Rajastán, para ver las formas de Krishna en el altar, ofrecer alimento y comerlo después. Ella no aceptaba comida ni agua hasta no ver las Deidades en el altar. En un pareado (también citado en el libro del Prof. Yamin), ella escribe:

Nanda Kumar ke, Kurbaan teri Surat par
Hun para Muglaani, Hindumani oi me rahungi

Oh, hijo de Nanda, estoy encantada por Tu dulce rostro. Aunque haya nacido musulmana, siempre seré tu devota.

2

Abdul Rahim Khan-e-khana, una de las «nueve joyas».

Abdul Rahim Khan-e-khana (1556-1627), fue una de las «nueve joyas» (navaratna) de la corte del emperador Akbar. En un libro hindi de poesía de Rahim, de 2007, titulado Rahim-ke-Dohe, Aabid Rizvi cita el siguiente doha (un pareado cuyo significado es completo en sí mismo) de Rahim:

Aquel que tiene una mente pequeña crea problemas, y aquel que tiene un gran corazón siempre perdona. Rahim dice: incluso el Señor Krishna perdonó al sabio Bhrigu cuando este Le pateó.

Maulana Hazrat Mohani (1878-1951) nació en una modesta familia musulmana zaminar de Uttar Pradesh. Él fue poeta, periodista y parlamentario de la India británica, además de haber formado parte en el movimiento de la independencia hindú. Él estaba en Pune, Maharashtra, cuando fue Janmashtami, el aniversario de Krishna, en 1923, y escribió este poema ensalzándolo:

Mi corazón se ha enamorado de Kana.
¿Por qué pensaría en alguien más ahora?
Lo vi en Gokula y en Vrindavana.
Ahora vamos a Varshana, para ver si está allí.
Hazrat, dale todo lo que te pertenece,
y ves a Mathura, vuélvete un renunciante.

Otro poema, publicado por el propio Hazrat en Kulliyat-e-Hazrat, refleja su deseo de residir en Mathura.

Nazir Akbarabadi (1735-1830), poeta hindú de renombre, escribió una serie de poemas en alabanza a Sri Krishna. Su famoso poema Canción de los gitanos contiene el refrán Sab thath para rah jaega jab rapaz chalega banjara: «Toda tu pompa no valdrá nada cuando la caravana gitana [de la vida] prepare las maletas para el viaje».

Nazir escribe que Krishna, el Señor Supremo, no tiene trabajo prescrito, sino que ejecuta pasatiempos infantiles. Y aunque Él sea el padre de todos, Él acepta un padre y una madre para Sus pasatiempos. Esta es una estrofa del poema de Nazir del libro hindú Mahakavi Nazir:

«Kanhaiya ka balpan [Los pasatiempos infantiles de Krishna]»

Escucha los pasatiempos infantiles del ladrón de leche.
La infancia del residente de Mathura.
La infancia del bailarín con rostro de Luna.
El pastor que deambula de un bosque a otro.
Esa es la infancia del flautista.
¿Cómo puedo describir la infancia de Krishna Kanhaiya?

Aunque algunos poemas de Sayyed Martuza, Nazir Akbarabadi y Maulana Hazrat Mohani reflejan el aprecio sincero hacia la persona del Señor Krishna, estos autores escribieron muchos poemas sobre asuntos mundanos y, al contrario que los otros poetas que he mencionado, no hay ninguna evidencia de que hayan sido devotos practicantes del Señor Krishna por algún período de tiempo significativo. Aun así, los poemas que se han citado no parecen haber violado el estándar auténtico de Svarupa Damodara Goswami para la poesía devocional:

‘rasabhasa’ ‘yadva-tadva’ kavira vakye haya
siddhanta-viruddha shunite na haya ullasa

«En los escritos de los supuestos poetas suele darse la posibilidad de que aparezcan melosidades trascendentales superpuestas. Cuando eso ocurre, las melosidades se oponen a la comprensión conclusiva, y a nadie le gusta escuchar esa poesía». (Chaitanya-charitamrita, Antya 5.102)

3

Ibrahim Sayyed, poeta musulmán convertido al vaishnavismo.

Ibrahim Sayyed fue un poeta musulmán que se volvió un vaishnava practicante, más conocido como Rasa Khan, que vivió en el siglo XVI. Sintiéndose atraído por Krishna, se mudó a Vrindavana cuando era joven y pasó el resto de su vida allí. Él se inició en la sucesión discipular de Vallabhacharya. Rasa Khan escribió: «Adora a Govinda de la misma forma en que una mujer de la aldea carga un jarro de agua». Vale la pena seguir su consejo. Hace falta concentrarse mucho para poder llevar un jarro de agua sobre la cabeza. Si no se concentra, una mujer no puede cargar un jarro a sitios lejanos. Sin embargo, con la práctica, la tarea se vuelve natural y se lleva a cabo sin esfuerzo. Rasa Khan usa esta metáfora para conducirnos a adorar a Govinda sin desviar la mente. En realidad, esa es la perfección de la vida.

 

Damodara Nityananda Dasa (Dr. Dipankar Deb) es el autor del libro Muslim Devotees of Krishna. Para más información, visite www.muslimdevoteesofkrsna.com

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-79sankirtana-shop-87Sankirtana-Shop-82 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *