krishna_arjuna_mahabharata-kurukshetra1

A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extractos de la introducción de la obra Bhagavad-gita tal como es)

¿Con qué espíritu debemos entender el Bhagavad-gita? ¿A quién va dirigido? ¿Cuál es el propósito de esta obra? ¿Qué temas presenta?

El Bhagavad-gita se conoce también con el nombre del Gitopanisad. Esta obra es la esencia del conocimiento védico y uno de los Upanisads más importantes de la literatura védica. Desde luego, existen muchas traducciones del Bhagavad-gita con comentarios, y uno podría cuestionar la necesidad de otra. Esta presente edición se puede explicar de la siguiente manera. Hace poco, una señora norteamericana me pidió que le recomendara una traducción inglesa del Bhagavad-gita. En Norteamérica hay, por supuesto, muchas ediciones del Bhagavad-gita disponibles en inglés, pero de ninguna de las que he visto —no sólo en Norteamérica, sino también en la India— se puede decir con propiedad que sea autoritativa, porque prácticamente en todas y cada una de ellas el comentarista ha expresado sus propias opiniones, sin tocar el espíritu del Bhagavad-gita tal como es.

El espíritu del Bhagavad-gita se menciona en el propio Bhagavad-gita. Es como si, por ejemplo, quisiéramos tomar cierta medicina. Tendríamos, entonces, que seguir las indicaciones de la etiqueta. No podemos tomarnos la medicina según nuestros propios caprichos o según las indicaciones de algún amigo. La medicina se debe tomar siguiendo las indicaciones de la etiqueta o las indicaciones de un médico. De modo similar, el Bhagavad-gita debe tomarse o aceptarse tal como el propio orador lo indica. El orador del Bhagavad-gita es el Señor Sri Krishna. A Él se lo menciona en cada página del Bhagavad-gita como la Suprema Personalidad de Dios, Bhagavan. Claro que, la palabra bhagavan se refiere a veces a cualquier persona o semidiós que sea poderoso, e, indudablemente, la palabra bhagavandesigna aquí al Señor Sri Krishna como una gran personalidad, pero al mismo tiempo hemos de saber que el Señor Sri Krishna es la Suprema Personalidad de Dios, como lo confirman todos los grandes acaryas (maestros espirituales). En elBhagavad-gita, el mismo Señor establece también que Él es la Suprema Personalidad de Dios, y El Brahma-samhita y todos los Puranas lo aceptan como tal.

El Bhagavad-gita es un tratado que está dirigido especialmente al devoto del Señor. Así pues, vemos que El Bhagavad-gita se le instruyó a Arjuna especialmente por él ser un devoto del Señor, un alumno directo de Krishna y un amigo íntimo de Él. Por lo tanto, quien mejor entiende el Bhagavad-gita es una persona que tenga cualidades similares a las de Arjuna. Es decir, dicha persona debe ser un devoto que tenga una relación directa con el Señor. En cuanto uno se vuelve devoto del Señor, tiene también una relación directa con Él.

Debe notarse la manera en que Arjuna aceptó este Bhagavad-gita. Ello se indica en el capítulo diez (10.12–14):

“Arjuna dijo: Tú eres la Suprema Personalidad de Dios, la morada suprema, lo más puro que existe, la Verdad Absoluta. Tú eres la persona original, trascendental y eterna, el innaciente, el más grande de todos. Todos los grandes sabios, tales como Narada, Asita, Devala y Vyasa, confirman esta verdad acerca de Ti, y ahora Tú mismo me lo estás expresando. ¡Oh, Krishna!, yo acepto totalmente como cierto todo lo que me has dicho. Ni los semidioses ni los demonios, ¡oh, Señor!, pueden entender Tu personalidad”.

Después de oír a la Suprema Personalidad de Dios exponer el Bhagavad-gita, Arjuna aceptó a Krishna como param brahma, el Brahman Supremo. Todo ser viviente es Brahman, pero el ser viviente supremo, o la Suprema Personalidad de Dios, es el Brahman Supremo. Ahora bien, se pudiera pensar que como Krishna era el amigo de Arjuna, este último le estaba diciendo todo eso a modo de adulación; pero Arjuna, tan sólo para eliminar esa clase de dudas de la mente de los lectores del Bhagavad-gita, respalda esas alabanzas en el siguiente verso, cuando dice que no sólo él acepta a Krishna como la Suprema Personalidad de Dios, sino también autoridades tales como Narada, Asita, Devala y Vyasadeva. Éstas son grandes personalidades que distribuyen el conocimiento védico tal como lo aceptan todos los acaryas. Por lo tanto, Arjuna le dice a Krishna que acepta como completamente perfecto todo lo que Krishna dice. Arjuna también dice que la personalidad del Señor es muy difícil de entender, y que ni siquiera los grandes semidioses pueden conocerlo. Esto significa que ni siquiera personalidades superiores a los seres humanos pueden conocer al Señor. Entonces, ¿cómo puede un ser humano entender a Sri Krishna sin convertirse en devoto de Él?

Por consiguiente, el Bhagavad-gita debe recibirse con un espíritu de devoción. Uno no debe creerse igual a Krishna, ni creer que Krishna es una personalidad ordinaria, o, ni siquiera, que es una personalidad muy destacada. El Señor Sri Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Así que, según los postulados delBhagavad-gita o los postulados de Arjuna, que es la persona que está tratando de entender el Bhagavad-gita, aunque sea teóricamente debemos aceptar a Sri Krishna como la Suprema Personalidad de Dios, y con ese espíritu sumiso podremos entender el Bhagavad-gita. A menos que uno lea el Bhagavad-gita con un espíritu sumiso, es muy difícil entenderlo, ya que constituye un gran misterio.

Y, ¿qué es en sí el Bhagavad-gita? El Bhagavad-gita tiene el propósito de liberar a la humanidad de la nesciencia de la existencia material. Todos los hombres se hallan en dificultades de muchísimas maneras, tal como Arjuna también se hallaba en dificultades por el hecho de tener que librar la Batalla de Kuruksetra. Arjuna se entregó a Sri Krishna, y como consecuencia de ello se expuso este Bhagavad-gita. No sólo Arjuna: cada uno de nosotros está lleno de ansiedades a causa de esta existencia material. De entre muchísimos seres humanos que están sufriendo, hay unos cuantos que de hecho indagan acerca de su posición y que se preguntan quiénes son, por qué se los pone en esta situación difícil, etc. Por lo tanto, aquellos que comienzan a preguntarse por qué están sufriendo o de dónde vienen y a dónde irán después de morir, son estudiantes idóneos del Bhagavad-gita que pueden entenderlo. El estudiante sincero también debe tener un firme respeto por la Suprema Personalidad de Dios. Arjuna era un estudiante de esa índole.

El Señor Krishna desciende específicamente para restablecer el verdadero propósito de la vida, cuando el hombre olvida ese propósito. Incluso entonces, de entre muchísimos seres humanos que despiertan, puede que haya uno que verdaderamente adopte el espíritu de entender su posición, y para él se habla esteBhagavad-gita. En verdad, a todos nos ha tragado el tigre de la nesciencia, pero el Señor es muy misericordioso con las entidades vivientes, en especial con los seres humanos. Con ese fin habló El Bhagavad-gita, convirtiendo en Su alumno a Su amigo Arjuna.

La materia de que trata El Bhagavad-gita entraña la comprensión de cinco verdades básicas. En primer lugar, se explica la ciencia de Dios, y luego, la posición constitucional de las entidades vivientes, las jivas. Existe el isvara, que significa el controlador, y existen las jivas, las entidades vivientes a quienes se controla. También se discuten prakrti (la naturaleza material), el tiempo (la duración de la existencia de todo el universo o de la manifestación de la naturaleza material) ykarma (la actividad). La manifestación cósmica está llena de diferentes actividades. Todas las entidades vivientes están dedicadas a diferentes actividades. Con elBhagavad-gita debemos aprender qué es Dios, qué son las entidades vivientes, qué es prakrti, qué es la manifestación cósmica, cómo el tiempo la controla y cuáles son las actividades de las entidades vivientes.

Cuando estamos contaminados por lo material, se nos llama condicionados. La conciencia falsa se exhibe bajo la impresión de que “yo soy un producto de la naturaleza material”. Eso se denomina ego falso. Aquel que está absorto en pensar en concepciones corporales, no puede entender su situación. El Bhagavad-gita se presentó para liberarlo a uno de la concepción corporal de la vida, y Arjuna se puso en esa posición para recibir esa información de labios del Señor. Uno tiene que liberarse de la concepción corporal de la vida; eso constituye la actividad preliminar del trascendentalista. Aquel que quiere ser libre, que quiere liberarse, debe primero que todo aprender que no es este cuerpo material. Mukti, o liberación, significa estar libre de la conciencia material. Todas las instrucciones del Bhagavad-gita tienen la finalidad de despertar esa conciencia pura, y, por consiguiente, encontramos que en la última etapa de las instrucciones del Gita, Krishna le pregunta a Arjuna si ya se encuentra en el estado de conciencia purificada. Conciencia purificada significa actuar de conformidad con las instrucciones del Señor. Ésta es toda la esencia de la conciencia purificada.

El Señor dice que incluso los seres humanos que estén en los niveles de vida más baja que existen, pueden llegar al Supremo. No se necesita una inteligencia sumamente desarrollada. Lo cierto es que cualquiera que acepte el principio delbhakti-yoga y que acepte al Señor Supremo como summum bonum de la vida, como el objetivo máximo, la meta última, puede acercarse al Señor en el cielo espiritual. Si uno adopta los principios que se enuncian en el Bhagavad-gita, puede hacer que su vida se vuelva perfecta, y puede encontrarles una solución permanente a todos los problemas de la vida. Ésa es la esencia de todo El Bhagavad-gita.

En conclusión, El Bhagavad-gita es una obra literaria trascendental que uno debe leer muy cuidadosamente. Además, hay una ventaja adicional: “Si una persona lee el Bhagavad-gita de un modo muy sincero y con toda seriedad, entonces, por la gracia del Señor, las reacciones de sus fechorías pasadas no actuarán sobre ella” (Gita-mahatmya, 2). En la última porción del Bhagavad-gita (18.66), el Señor dice en voz muy alta: “Abandona todas las variedades de religión y tan sólo entrégate a Mí. Yo te libraré de todas las reacciones pecaminosas. No temas”. Así pues, el Señor asume toda la responsabilidad de aquel que se entrega a Él, y lo protege de todas las reacciones de los pecados.

“Uno puede limpiarse diariamente dándose un baño con agua, pero si alguien se da un baño siquiera una vez en la sagrada agua del Ganges del Bhagavad-gita, para él la suciedad de la vida material se elimina por completo” (Gita-mahatmya, 3). Como El Bhagavad-gita lo habla la Suprema Personalidad de Dios, no es necesario leer ninguna otra Escritura védica. Uno sólo tiene que oír y leer atenta y regularmente El Bhagavad-gita.

En los tiempos actuales, la gente está sumamente ansiosa de tener una sola Escritura, un solo Dios, una sola religión y una sola ocupación. Por consiguiente, que solo haya una Escritura, una Escrituta común para el mundo entero: el Bhagavad-gita. Que sólo haya un Dios para el mundo entero: Sri Krishna. Y un solo himno, un mantra, una oración: el canto de Su nombre, Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare/ Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare. Y que sólo haya una ocupación: el prestarle servicio a la Suprema Personalidad de Dios.

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-010Sankirtana-Shop-82Sankirtana-Shop-66

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *