Panca tattva

Krishnadasa Kaviraja
Extractos del tercer capítulo de la sección Adi-lila, de la obra ‘Sri Caitanya-caritamrta’)

Según las Escrituras védicas, el deber más importante de la humanidad, en esta Era de Kali, es nama-sankirtana, el canto en congregación del santo nombre del Señor. Por esto advino el Señor Krishna personalmente en la forma del Señor Caitanya, junto con Sus porciones plenarias.

El Señor Krishna disfruta con Sus pasatiempos trascendentales tanto tiempo como quiere, y después desaparece. Sin embargo, tras desaparecer, piensa así:

“Durante mucho tiempo, no he concedido el servicio puro de amor por Mí a los habitantes del mundo. Sin este lazo de amor, la existencia del mundo material es inútil. En el mundo entero, la gente Me adora según los preceptos de las Escrituras. Pero no basta seguir estos principios regulativos para alcanzar los sentimientos de amor de los devotos de Vrajabhumi.

Conociendo Mis opulencias, el mundo entero Me mira con temor y veneración. Pero a Mí no Me atrae la devoción debilitada por tal reverencia.

Yo personalmente estableceré la religión de esta era, el nama-sankirtana, el canto en congregación del santo nombre. Yo haré que el mundo dance en éxtasis, al experimentar las cuatro dulces relaciones de servicio devocional de amor. Aceptaré el papel de un devoto, y enseñaré el servicio devocional al practicarlo Yo mismo. A menos que practique uno mismo el servicio devocional, no es posible enseñarlo a los demás. Esta conclusión está ciertamente confirmada en el Gita y en elBhagavatam”.

Pensando de esta manera, la Personalidad de Dios, Sri Krishna, descendió a Nadia al comienzo de la era de Kali. Así pues, el Señor Caitanya, que es semejante a un león, ha descendido a Navadvipa. Tiene la espalda de un león, la fuerza de un león, y la voz potente de un león. Que ese león Se sitúe en lo más íntimo del corazón de todos los seres vivientes. De esta manera, con su rugido resonante apartará nuestros elefantinos vicios.

En Sus pasatiempos iniciales, se Le conoce como Vishvambhara, porque inunda el mundo con el néctar de la devoción, salvando así a los seres vivientes. En Sus últimos pasatiempos, se Le conoce como Sri Krishna Caitanya, que bendice al mundo entero con Sus enseñanzas sobre el nombre y la fama del Señor Sri Krishna.

La práctica religiosa para la era de Kali es difundir las glorias del santo nombre. Con este único propósito descendió el Señor, en un color amarillo, como el Señor Caitanya.

El brillo de Su gran cuerpo parece oro fundido. El sonido profundo de Su voz domina el tronar de las nubes recientes. Aquel cuya estatura y amplitud miden cuatro codos de su propio brazo es reconocido como una gran personalidad. Un hombre con esta característica recibe el nombre de nyagrodha-parimanala. Sri Caitanya Mahaprabhu, que personifica todas las buenas cualidades, tiene el cuerpo de un nyagrodha-parimanala.

Sus brazos son tan largos que llegan hasta Sus rodillas, Sus ojos son igual que flores de loto, Su nariz es como una flor de sésamo, y Su rostro es tan hermoso como la Luna. Es apacible, posee dominio de Sí mismo, y está dedicado enteramente al servicio del Señor Sri Krishna. Es afectuoso hacia Sus devotos, es bondadoso, y es ecuánime con todos los seres vivientes. Se adorna con pulseras y brazaletes de madera de sándalo, y está ungido con pulpa de madera de sándalo. Lleva en especial estos ornamentos para danzar en el sri-krishna-sankirtana.

Los pasatiempos del Señor Caitanya se dividen en dos partes: los pasatiempos iniciales (adi-lila) y los pasatiempos finales (sesha-lila). Tiene cuatro nombres en cada uno de estos dos lilas.

En sus pasatiempos iniciales, aparece como un hombre de familia con una tez dorada. Sus miembros son hermosos, y Su cuerpo, ungido con pulpa de madera de sándalo, parece oro fundido. En sus pasatiempos finales, acepta la orden sannyasa, y está sereno y apacible. Él es la morada más elevada de la paz y la devoción, porque acalla a los no devotos impersonalistas.

En el Srimad-Bhagavatam se dice clara y repetidamente que la esencia de la religión en la Era de Kali consiste en cantar el santo nombre de Krishna: “¡Oh, rey! De este modo adoraba la gente al Señor del universo en Dvapara-yuga. En Kali-yuga también adoran a la Suprema Personalidad de Dios según las regulaciones de las Escrituras reveladas. Dígnate ahora escucharme sobre esto”.

En la era de Kali, aquellos que son inteligentes ejecutan cantos en congregación para adorar a la encarnación de Dios que canta sin cesar el nombre de Krishna. Aunque Su tez no es negruzca, Él es el mismo Krishna. Junto a Él están Sus acompañantes, servidores, armas y compañeros íntimos. Amados hermanos, dignaos escuchar todas estas glorias del Señor Caitanya.

Al ejecutar el sacrificio del canto en congregación del santo nombre, los doctos eruditos de la era de Kali adoran al Señor Krishna, que ahora no es negruzco, a causa del gran arrebato de los sentimientos de Srimati Radharani. Él es la única Deidad adorable para los paramahamsas, que han alcanzado el más alto nivel de la orden cuarta [sannyasa]. Que la Suprema Personalidad de Dios, el Señor Caitanya, nos muestre Su gran misericordia inmotivada.

Puede verse vívidamente Su brillante tez de oro fundido, que disipa las tinieblas de la ignorancia. Alzando Sus brazos, cantando el santo nombre y observando a todos con profundo amor, aleja todo pecado e inunda a todos con el amor por Dios. Que la Suprema Personalidad de Dios, en la forma del Señor Caitanya, nos otorgue Su misericordia inmotivada. Su mirada sonriente aparta al momento todas las tristezas del mundo, y al aceptar el refugio de Sus pies de loto, se desarrolla amor trascendental por Dios de inmediato.

Todo aquel que contempla Su hermoso cuerpo o Su hermosa cara, se ve libre de todo pecado y obtiene la riqueza del amor por Dios. En otras encarnaciones, el Señor descendió con ejércitos y armas, pero en ésta, Sus soldados son Sus porciones plenarias y compañeros.

El Señor Caitanya Mahaprabhu es siempre la Deidad más digna de adoración de los semidioses, incluidos Siva y Brahma, que vinieron disfrazados de hombres comunes, trayendo amor por Él. Él enseña Su propio servicio devocional puro a Sus propios devotos. ¿Será Él, de nuevo, el objeto de mi visión?

Me refugio en el Señor Sri Krishna Caitanya Mahaprabhu, que exteriormente tiene una tez clara, pero que interiormente es Krishna mismo. En esta era de Kali, manifiesta Sus expansiones ejecutando el canto en congregación del santo nombre del Señor.

 

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

-30 (artigo - Karma e Reencarnação) SI A Natureza da Atividade Fruitiva (1708) (bg) (ta) Sankirtana-Shop-63

Sankirtana-Shop-79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *