A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extracto de la clase dada el 21 de agosto de 1973, en Londres)

En Janmastami de 1973, A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada dio una clase en Londres en la que explicó que Krishna adviene para enseñarnos una lección. ¿Cuál es esa lección?

Prabhupada: (recita las oraciones mangalacarana) Su Excelencia, el Alto Comisionado; damas y caballeros, muchas gracias por haber venido y participar de esta ceremonia, Janmasthami, el advenimiento de Krishna. Se me ha pedido que hable acerca de Krishna. Esta mañana expliqué este verso:

yam hi na vyathayanty ete
purusam purusarsabha
sama-duhkha-sukham dhiram
so ’mritatvaya kalpate

Amritatva significa inmortalidad. La sociedad moderna no tiene ni idea, ni siquiera el mejor filósofo, el mejor político o el mejor científico, de que es posible alcanzar la inmortalidad. Amritatva. Todos somos amrita. En el Bhagavad-gita se dice que nosotros, las entidades vivas, nunca morimos y nunca nacemos. Nityah sasvato yam purano na hanyate hanyamane sarire (Bg. 2.20). Cada uno de nosotros somos eternos, y tras la aniquilación de este cuerpo no morimos. Este cuerpo termina, pero nosotros tenemos que aceptar otro cuerpo.

Algo tan simple como esto se desconoce en este momento actual: todos nosotros somos entidades vivas, partes y porciones de Krishna, somos eternos, somos bienaventurados y somos conscientes. Krishna es descrito en los shastras védicos:

isvarah paramah krishnah
sac-cid-ananda-vigrahah
anadir adir govindah
sarva-karana-karanam

(Bs. 5.1)

Sac-cid-ananda-vigrahah. Dios, Krishna. Cuando digo Krishna me refiero a Dios. A veces se dice que Dios no tiene nombre, pero Dios tiene nombres según las actividades que realiza. Por ejemplo, él aceptó ser el hijo de Maharaja Nanda, o Yasodamayi, o Devaki, o Vasudeva. Vasudeva y Devaki fueron los padres verdaderos de Krihsna. Nadie es el verdadero padre o madre de Krishna, porque Krishna es el padre original de todo el mundo. Pero cuando Krishna viene aquí, Él acepta que algunos devotos sean Su padre y Su madre. Krishna es el original, adi-purusham, es la persona original. Cuando Krishna estaba en el campo de batalla de Kurukshetra parecía un joven de veinte años, como máximo aparentaba veinticuatro años. Pero para aquel entonces Él ya tenía nietos, entonces Él siempre es joven. Navayauvanam ca. Así lo declara la literatura védica.

advaitam acyutam anadim ananta-rupam
adyam purana-purusham nava-yauvanam ca
vedeshu durlabham adurlabham atma-bhaktau

(Bs. 5.33)

Si sólo leemos la literatura védica como una formalidad nos será muy difícil comprender qué es Krishna. Los Vedas están para entender a Krishna. ¿De qué sirve estudiar los Vedas si no entendemos a Krishna? El objetivo último de la educación es comprender al Señor Supremo, el padre supremo, la causa suprema. Así se afirma en el Vedanta-sutra: janmady asya yatah (SB 1.1.1). Athato brahma jijñasa, discutir acerca de la Suprema Verdad Absoluta, Brahman. ¿Y qué es Brahman? El Brahman a partir del cual todo emana. La ciencia y la filosofía intentan descubrir la causa última de todo, pero nosotros aprendemos de lossastras, la literatura védica, que Krishna es la causa de todas las causas, sarva-karana-karanam.

Debemos tratar de comprender esto: “La causa de todas las causas”. Mi padre es la causa de que yo esté aquí, y su padre es la causa de que él exista. Su padre, y el padre de su padre… Si seguís buscando, llegaréis a encontrar quién es la causa. Tal vez yo sea la causa de que mi hijo exista, pero también soy el resultado de otra causa, mi padre. Los sastras dicen que anadir adir, Él es la persona original pero no tiene causa. Este es Krishna. El advenimiento de Krishna es algo muy importante, debemos intentar comprender a Krishna, la razón por la que adviene, por qué viene a este mundo material, cuál es Su misión, cuáles son Sus actividades. Si tratamos de entender a Krishna obtendremos la inmortalidad, y el objetivo de esta vida es alcanzar la inmortalidad, amritatvaya kalpate.

Por eso, durante el advenimiento de Krishna debemos intentar comprender la filosofía de Krishna. Su Excelencia habló acerca de la paz. Krishna ya pronunció la fórmula de la paz:

bhoktaram yajña-tapasam
sarva-loka-mahesvaram
suhridam sarva-bhutanam
jñatva mam santim ricchati

(Bg. 5.29)

Los políticos y diplomáticos están intentando establecer la paz en el mundo, para eso están las Naciones Unidas y otras muchas organizaciones. Están intentando establecer la paz y tranquilidad verdaderas, que no haya malentendidos entre los hombres y las naciones, pero no lo están consiguiendo. El fallo está en la raíz: todos piensan “Este es mi país. Esta es mi familia. Esta es mi sociedad. Esto es de mi propiedad”. Este “mi” es una ilusión, esta filosofía de “yo y mi” es una ilusión.

Esta ilusión es maya. Si queréis libraros de esta ilusión, maya, entonces debéis aceptar la fórmula de Krishna. Si aceptamos la filosofía del Bhagavd-gita tal como es lo encontraremos todo: paz, prosperidad…  Desafortunadamente, no la aceptamos o la malinterpretamos. Krishna dice en el Bhagavad-gita: “Siempre piensa en Mí”, man-mana bhava mad-bhakto, “conviértete en Mi devoto”. Mad-yaji, “adórame a Mí”. Mam namaskuru, “y ofréceme a Mí tu homenaje”. ¿Acaso se trata de algo muy difícil? Aquí hay una Deidad de Krishna. ¿Es muy difícil pensar en esta Deidad de Radha-Krishna? Cuando vengáis al templo ofreced vuestro respeto a la Deidad, como devotos, e intentad lo máximo posible adorar la Deidad. Krishna no quiere todo lo poseéis, Él acepta que lo adore incluso el hombre más pobre. ¿Qué es lo que pide? Él dice patram pushpam phalam toyam yo me bhaktya prayacchati: “Si alguien Me ofrece con amor y devoción una hoja, una flor, una fruta o agua, Yo la aceptaré”. Krishna no tiene hambre, pero quiere que seáis Sus devotos. Este es el punto principal. Krishna quiere vuestro amor y vuestra devoción, y por eso pide poco. Entender a Krishna y aceptar la conciencia de Krishna no es algo difícil, pero debido a nuestra enfermedad no lo hacemos. Y en cuanto nos volvemos devotos de Krishna, comprendemos toda la situación.

Krishna dice que Él es el propietario de todos los planetas, sarva-loka mahesvaram(Bg. 5.29), por lo tanto, todo lo que hay en el cielo, la tierra o el agua es de Su propiedad. Y como todos somos hijos de Krishna, tenemos el derecho de usar la propiedad de nuestro padre, pero sin interferir en los demás.  Esta es la fórmula de la paz. Ma gridha kasya svidhanam, isavasyam idam sarvam (Sri Isopanisad, mantra1). Todo pertenece a Dios. Como hijos de Dios, tenéis el derecho de usar la propiedad del padre, pero no podéis usar más de lo que necesitáis. Esto se sanciona, está establecido por el Srimad-Bhagavatam y el Bhagavad-gita: Si alguien toma más de lo que necesita, entonces es un ladrón.

Cuando nos olvidamos de esta filosofía, que Krishna es el padre supremo y el propietario supremo, el disfrutador supremo y el amigo supremo de todos, entonces venimos al mundo material y luchamos por la vida, luchamos unos contra otros. Así es la vida material. Los políticos, diplomáticos y filósofos lo han intentado, pero no han conseguido nada. Así como las Naciones Unidas: se organizó después de la Segunda Guerra Mundial para arreglar todo de una forma pacífica pero no lo consiguió, la lucha sigue entre Pakistán e India, entre Vietnam y América. Este no es el proceso, el proceso es la conciencia de Krishna. Todos han de entender que no somos los propietarios: Krishna es el propietario.

Por lo tanto, Krishna adviene para enseñarnos una lección. Krishna dice: “Mi querido Arjuna, Yo mismo vengo cuando quiera y dondequiera que haya una declinación en la práctica religiosa”, dharmasya glanir bhavati. ¿Qué es dharma? Por ejemplo, la ley es la palabra del Estado, no se puede crear en casa. Aquello que el Gobierno te ordena hacer, has de hacerlo. De la misma forma, dharma es la palabra de Dios. Por eso, el Bhagavad-gita termina con sarva-dharman parityajya mam ekam saranam (Bg. 18.66): dharma es rendirse a Krishna. Cualquier otrodharma no es dharma, de lo contrario Krishna no nos pediría que nos rindiéramos. Él dice que adviene para establecer los principios de la religión. Esto significa que los así llamados dharmas que hemos creado no son dharmas; dharma significa aquello que nos ha ordenado Dios. Pero no entendemos qué es Dios y Su palabra, ese es el defecto de la civilización. Existe una instrucción, Dios está ahí, pero no lo aceptamos. ¿Qué posibilidades tenemos de que haya paz? Estamos buscando la paz, pero no aceptamos aquello que nos da la verdadera paz y esa es nuestra enfermedad.

Este movimiento para la conciencia de Krishna está tratando de despertar la adormecida conciencia de Krishna en el corazón de todo el mundo. De lo contrario, ¿cómo sería posible que personas de Europa y América, que nunca escucharon hablar acerca de Krishna cuatro o cinco años atrás, acepten seriamente la conciencia de Krishna? Porque la conciencia de Krishna está en el corazón de todo el mundo, sólo ha de activarse. Por consiguiente, en esta era en la que la gente es tan caída que no obedece nada, si cantamos el maha-mantra Hare Krishna su conciencia será activada.

Por lo tanto, si nos preocupa la paz y la tranquilidad en la sociedad tenemos que entender seriamente a Krishna. Esta es nuestra petición, este movimiento puede solventar todos los problemas de la vida y del mundo. Solicitamos a las personas que son líderes, como Su Excelencia aquí presente, que traten de entender el movimiento de la conciencia de Krishna. Es muy científico y autorizado. No es una especulación mental ni un movimiento sentimental, es el movimiento más científico. Por eso invitamos a todos los líderes de todas las naciones a que traten de entenderlo.

El objetivo final de la vida humana es alcanzar la inmortalidad, pero lo hemos olvidado. Simplemente estamos llevando una vida de perros y gatos, sin saber que podemos alcanzar la perfección de la vida en la que no hay más nacimientos ni muertes. Ni siquiera entendemos que existe la posibilidad de amritatvam. Nadie quiere morir, envejecer, enfermar. Es una tendencia natural, porque originalmente, en nuestra forma espiritual, no existe el nacimiento, la muerte, la vejez ni la enfermedad. Después de transitar el proceso evolutivo a través de las diferentes formas acuáticas, aves, bestias, plantas y árboles, cuando recibimos una forma humana de vida debemos saber cuál es la meta de la vida. Y esta meta esamritatvam, volverse inmortal. Podemos volvernos inmortales simplemente a través de la conciencia de Krishna, así lo afirma Él. Sólo debemos tratar de entenderlo, y si tratamos de entenderlo, después de esta vida no recibiremos un cuerpo material, porque somos inmortales por naturaleza.

Así que Krishna viene para enseñarnos esta lección: “Eres inmortal por naturaleza. Como alma espiritual, eres parte y porción Mía. Yo también soy inmortal, por lo tanto tú también eres inmortal. Estás intentando ser feliz innecesariamente en este mundo material”. Lo mejor de todo es que ya has disfrutado de la vida en tantas formas, como gato, perro, semidioses, árbol, planta, insecto… Ahora que tenéis una forma de vida humana no os dejéis cautivar por una vida sensual. Tan sólo tratad de entender a Krishna. Trabajar muy duro como perros y cerdos para complacer los sentidos no es la meta de la vida, la vida humana está destinada a ejecutar un poco de austeridad. Tenéis que purificar vuestra existencia y de esa forma obtendréis  placer y felicidad ilimitados.

Al menos en India, todas las grandes personalidades, personas santas, sabios yacaryas han cultivado el conocimiento espiritual completamente, y nosotros no lo estamos aprovechando. Estos sastras e instrucciones no son sólo para los hindúes o los brahmanas, son para todo el mundo. Krishna afirma que es el padre de todos, por lo tanto Él está muy ansioso por hacernos felices y pacíficos, y por eso viene de vez en cuando. Este es el propósito del advenimiento de Krishna, y aquellos que son siervos de Krishna, devotos de Krishna, deberían asumir Su misión.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *