27 R (artigo - Krishna) As 64 Qualidades  de Krsna - 17 a 24 (1602) (bg)

A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extracto de la obra Néctar de la devoción)

Agradecido, firmemente determinado, experto juez del tiempo y las circunstancias, ve y habla con la autoridad de los Vedas, puro, tiene dominio de sí mismo, perseverante y tolerante.

7. Agradecido

Cualquier persona que esté consciente de las actividades benéficas de un amigo y que nunca olvide el servicio de éste, se dice que es agradecida. En El Mahābhārata, Krishna dice lo siguiente:

“Cuando me encontraba lejos de Draupadī, ella lloraba y profería estas palabras: ‘¡He Govinda!‘. ¡Ese llamado me ha endeudado con ella, y esa deuda está aumentando gradualmente en Mi corazón!”.

Esta declaración de Krishna es prueba de que podemos complacer al Señor Supremo con tan sólo dirigirnos a Él diciendo “¡He Krishna¡¡He Govinda!”.

Así mismo, el mahā-mantra (Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare/Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare) es tan sólo un llamado al Señor y a Su energía. Luego podemos imaginarnos hasta qué punto se sentirá obligado el Señor Supremo con alguien que constantemente esté llamando al Señor y a Su energía. Es imposible que el Señor olvide jamás a un devoto que haga eso. En este verso se afirma claramente que cualquiera que se dirige al Señor, atrae de inmediato la atención del Señor, quien siempre se siente obligado con él.

Otro ejemplo del sentimiento de obligación de Krishna se da respecto a Sus tratos con Jāmbavān. Mientras el Señor estaba presente como el Señor Rāmacandra, Jāmbavān, el gran rey de los monos, le prestó muy fiel servicio. Cuando el Señor se apareció de nuevo como el Señor Krishna, se casó con la hija de Jāmbavān, y le ofreció a este último todo el respeto que generalmente se da a los superiores. Cualquier persona recta se siente obligada con un amigo que le haya prestado algún servicio. Puesto que Krishna es la suprema personalidad recta, ¿cómo puede olvidar una obligación que tenga con Su servidor?

18. Determinado

Cualquier persona que observa los principios regulativos y cumple sus promesas mediante una actividad práctica, se dice que es determinada. Por lo que se refiere a la determinación del Señor, se tiene un ejemplo de ello en Sus tratos en El Hari-vaśa. El relato se refiere a la pelea que tuvo el Señor Krishna con el rey del cielo, Indra, quien fue despojado a la fuerza de la flor pārijāta. La pārijāta es una clase de flor de loto que crece en los planetas celestiales. Una vez, Satyabhāmā, una de las reinas de Krishna, quiso tener esa flor de loto, y Krishna le prometió entregársela; pero Indra se negó a desprenderse de su flor pārijāta. Por lo tanto, hubo una gran pelea, con Krishna y los Pāṇḍavas de un lado, y todos los semidioses del otro. Finalmente, Krishna los derrotó a todos, y tomó la florpārijāta y se la entregó a Su reina. Así que, en relación con este incidente, Krishna le dijo a Nārada Muni:

“Mi querido y gran sabio de los semidioses, ahora puedes declararles a los devotos en general, y a los no devotos en particular, que en este caso de la apropiación de la flor pārijāta, todos los semidioses – los Gandharvas, los Nāgas, los demonios Rākṣasas, los Yakṣas, los Pannagas – trataron de vencerme, pero ninguno de ellos pudo hacer que rompiera la promesa que le había hecho a Mi reina”.

En El Bhagavad-gītā hay otra promesa de Krishna, por la cual Su devoto nunca será vencido. Así pues, un devoto sincero que siempre se dedica al servicio amoroso y trascendental que se le presta al Señor, debe saber con certeza que Krishna nunca rompe Su promesa. Él siempre protegerá a Sus devotos en todas las circunstancias.

Krishna demostró que Él cumple Sus promesas, al entregarle la flor pārijāta a Satyabhāmā, al salvar a Draupadī de ser insultada y al liberar a Arjuna de los ataques de todos los enemigos.

La promesa de Krishna de que Sus devotos nunca serán vencidos, también la había admitido Indra antes, al ser derrotado en el govardhana-līlā. Cuando Krishna les impidió a los aldeanos de Vraja (Vṛndāvana) que veneraran a Indra, éste se enojó, a raíz de lo cual inundó Vṛndāvana con lluvias continuas. Sin embargo, Krishna protegió a todos los habitantes y animales de Vṛndāvana levantando la colina de Govardhana, que sirvió de paraguas. Cuando terminó el incidente, Indra se entregó a Krishna con muchas oraciones, en las que admitía que:

“Al levantar la colina de Govardhana y proteger a los habitantes de Vṛndāvana, mantuviste Tu promesa de que Tus devotos nunca serán vencidos”.

19. Experto juez de tiempo y circunstancias

-27 R (artigo - Krishna) As 64 Qualidades  de Krsna - 17 a 24 (1601) (bg)1

Krishna era muy experto en tratar a la gente de acuerdo con las circunstancias, el país, el tiempo y las cosas correspondientes. Él mismo explicó la forma en que se podía aprovechar un determinado tiempo, una determinada circunstancia y una determinada persona, cuando le hablaba a Uddhava sobre Su baile rāsa con las gopīs. Él dice:

“El momento más oportuno es la noche de Luna llena del otoño, como lo es esta noche. El mejor lugar del universo es Vṛndāvana, y las jóvenes más hermosas de todas son las gopīs. Por consiguiente, Mi querido amigo Uddhava, creo que en este momento debo aprovechar todas estas circunstancias y dedicarme al baile rāsa“.

20. Ver a través de la autoridad de las Escrituras

Una persona que actúa muy de acuerdo con los preceptos de las Escrituras, se llama śāstra-cakus. El término śāstra-cakus se refiere a alguien que ve con los ojos de las Escrituras autorizadas. A decir verdad, cualquier hombre con conocimiento y experiencia debe ver todo a través de estos libros. Por ejemplo, a simple vista percibimos el globo solar tan sólo como una sustancia luminosa, pero cuando vemos a través de los libros autorizados de ciencia y otros textos, nos damos cuenta de que el globo solar es mucho mayor que esta Tierra y que es muy poderoso. Así que, ver las cosas sólo con los ojos no es realmente ver. Ver las cosas a través de los libros autorizados o de los maestros autorizados, es la forma correcta de ver. Por lo tanto, aunque Krishna es la Suprema Personalidad de Dios y puede ver todo el pasado, el presente y el futuro, para enseñar a la gente en general, Él siempre se refería a las Escrituras. Por ejemplo, en El Bhagavad-gītā, aunque Krishna hablaba como la autoridad suprema, aun así mencionaba y citaba El Vedānta-sūtra como autoridad. Existe un pasaje en El Śrīmad-Bhāgavatam en donde una persona dice bromeando que a Krishna, el enemigo de Kasa, se lo conoce como el que ve a través de los śāstras. Sin embargo, para establecer Su autoridad, Él se dedica ahora a ver a las gopīs, con lo cual las gopīs están enloqueciendo.

21. Puro

Hay dos clases de pureza suprema. El que posee uno de los tipos puede redimir a una persona pecadora. El que posee el otro tipo no hace nada que sea impuro. La persona que posee cualquiera de estas cualidades se dice que es supremamente pura. Krishna es ambas cosas; Él puede redimir a todas las almas condicionadas pecadoras y, al mismo tiempo, Él nunca hace nada que pueda contaminarlo.
En relación con esto, mientras Vidura trataba de separar a Dhṛtarāṣṭra su hermano mayor, de sus apegos familiares, le dijo lo siguiente:
“Mi querido hermano, tan sólo fija la mente en los pies de loto de Krishna, quien es adorado con versos hermosos y eruditos por los grandes sabios y las personas santas. Krishna es el redentor supremo entre todos los redentores. Indudablemente, hay grandes semidioses tales como el Señor Śiva y el Señor Brahmā, pero sus posiciones como redentores dependen siempre de la misericordia de Krishna”.

Por consiguiente, Vidura le aconsejó a su hermano mayor, Dhṛtarāṣṭra, que concentrara la mente y sólo adorara a Krishna. Si tan sólo cantamos el santo nombre de Krishna, ese santo nombre saldrá en nuestro corazón como el poderoso Sol, y disipará al instante toda la oscuridad de la ignorancia. Vidura le aconsejó, pues, a Dhṛtarāṣṭra que pensara siempre en Krishna, para que pudiera lavarse inmediatamente del gran volumen de contaminación debida a las actividades pecaminosas. En El Bhagavad-gītā, Arjuna también se dirige a Krishna como para{í brahma para{í dhāma pavitram, como la pureza suprema. Existen muchos otros casos que muestran la suprema pureza de Krishna.

22. Dominio de Sí mismo

-27 R (artigo - Krishna) As 64 Qualidades  de Krsna - 17 a 24 (1601) (bg)3

Una persona que puede controlar sus sentidos completamente se dice que es vaśī, o alguien que tiene dominio de sí mismo. A este respecto se dice en El Śrīmad-Bhāgavatam:

“Todas las dieciséis mil esposas de Krishna eran tan exquisitamente bellas, que su sonrisa y su timidez podían cautivar la mente de grandes semidioses tales como el Señor Śiva. No obstante, ellas ni siquiera llegaban a agitar la mente de Krishna, a pesar de su atractivo comportamiento femenino”.

Cada una de las miles de esposas de Krishna pensaba que Krishna estaba cautivado por su belleza femenina, pero no era así. Por lo tanto, Krishna es el supremo dominador de los sentidos, y eso se admite en El Bhagavad-gītā, en donde se le llama Hṛṣīkeśa: el amo de los sentidos.

23. Perseverante

Una persona que sigue trabajando hasta lograr la meta que desea, se dice que es perseverante.

Una vez hubo una lucha entre Krishna y el rey Jāmbavān, porque Krishna tenía que quitarle al Rey la valiosa joya Syamantaka. El Rey trató de esconderse en el bosque, pero Krishna no se desalentó. Finalmente, Krishna consiguió la joya por buscar al Rey con gran perseverancia.

24. Tolerante

Una persona que tolera toda clase de molestias, aunque las mismas parezcan ser intolerables, se dice que es tolerante.

Cuando Krishna residía en el hogar de su maestro espiritual, a Él no le importaba tomarse toda clase de molestias para prestarle servicio a Su guru, aunque Su cuerpo era muy suave y delicado. El discípulo tiene el deber de prestarle todo tipo de servicios al maestro espiritual, a pesar de encontrarse con toda suerte de dificultades. El discípulo que vive en la residencia del maestro espiritual, tiene que mendigar de puerta en puerta y traerle todo al maestro espiritual. Cuando se sirve el prasāda, el maestro espiritual tiene que llamar a todos y cada uno de los discípulos para que vayan a comer. Si por casualidad al maestro espiritual se le olvida llamar a un discípulo a comer prasāda, se ordena en las Escrituras que el alumno ayune ese día, en veú de comer por iniciativa propia. Existen muchas reglas como ésta. Algunas veces, Krishna también iba al bosque a recoger madera seca que serviría de combustible.

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-79sankirtana-shop-87Sankirtana-Shop-82 (1)Sankirtana-Shop-010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *