El canto Hare Krishna

Mukunda Gosvami entrevista a George Harrison, y éste habla acerca de la meditación con mantras y sus experiencias personales con el mantra Hare Krishna.

Mukunda Gosvami: Muchas veces dices que eres un devoto vestido de paisano, un yogi disfrazado o un “Hare Krishna disfrazado”, y millones de personas en el mundo terminaron cantando gracias a tus canciones. Pero, ¿qué hay de ti? ¿Cómo fue tu primer contacto con Krishna?

George Harrison: Mi primer contacto se dio en mis visitas a India. En la época en la que el movimiento Hare Krishna vino por primera vez a Inglaterra, en 1969, John y yo habíamos conseguido el primer disco de Prabhupada, el “Krishna Consciousness”. Lo reproducimos bastante y nos gustó mucho. Esa fue la primera vez que escuché el maha-mantra.

Mukunda: George, en tu autobiografía (I, Me, Mine), dices que tu canción “Awaiting on You All” habla sobre japa-yoga, o cantar mantras en cuentas. Explicas que el mantra es una “energía mística contenida en una estructura sonora”, y que “cada mantra contiene un determinado poder dentro de sus vibraciones”. Sin embargo, entre todos los mantras, afirmas que el “maha-mantra, o mantra Hare Krishna, se ha prescrito como la forma más fácil y segura de comprender a Dios en esta era”. Como practicante de japa-yoga, ¿qué experiencias has vivido al cantar?

El canto Hare Krishna 2

George Harrison con los devotos de Krishna en la ciudad sagrada de Vrindavana. A su derecha, Mukunda Maharaja.

George: Cierta vez, Prabhupada me dijo que simplemente debemos estar cantando todo el tiempo, tanto como sea posible. Si lo haces, podrás percibir el beneficio. El fruto de cantar es la bienaventuranza, o la felicidad espiritual, que tiene un sabor muy superior a cualquier otro en este mundo material. Por eso afirmo que, cuanto más cantas, menos querrás parar, porque es una sensación muy buena de paz.

Mukunda: ¿Qué tiene el mantra que provoca ese sentimiento de paz y felicidad?

George: La palabra Hare es la palabra que invoca la energía que envuelve al Señor. Si cantas bastante el mantra om, creas una identificación con Dios. Dios es felicidad plena, bienaventuranza plena, y, cantando Sus nombres, nos unimos a Él. Por lo tanto, este es un proceso para comprender realmente a Dios, y podemos entender este proceso cuando expandimos nuestra conciencia a través del canto. Unos años atrás, escribí en la introducción del libro de Krishna de Srila Prabhupada: “Si Dios existe, quiero verlo. Es inútil creer en algo sin tener pruebas, y la conciencia de Krishna y la meditación son métodos con los que podemos percibir a Dios”.

Mukunda: ¿Es un proceso instantáneo o gradual?

George: No es algo que se logra en cinco minutos. Es algo que requiere tiempo pero funciona, porque como es un proceso directo para alcanzar a Dios, nos ayudará a tener conciencia pura y una buena percepción, superior al estado normal y cotidiano de conciencia.

Mukunda: ¿Cómo te sientes después de cantar durante un tiempo?

George: En mi vida, a veces tengo oportunidades para cantar verdaderamente, y cuanto más lo hago más me cuesta parar, y no quiero perder la sensación que me otorga.

Por ejemplo, una vez canté el mantra Hare Krishna durante un viaje entre Francia y Portugal, sin parar. Conduje alrededor de veintitrés horas y canté todo el rato. Es algo que te hace sentir muy increíble. Lo más gracioso es que ni si quiera sabía a dónde estaba yendo. O sea, había comprado un mapa y básicamente sabía hacia donde me dirigía, pero no sabía hablar francés, español o portugués. Aunque esto no parece importante. Tú sabes que cuando empiezas a cantar, todo comienza a ocurrir de forma trascendental.

Mukunda: Los Vedas nos informan que, como Dios es absoluto, no hay diferencia entre la persona de Dios y Su santo nombre: el nombre es Dios. Cuando empezaste a cantar, ¿pudiste percibirlo?

George: Hace falta un poco de tiempo y fe para comprender que no hay diferencia entre Él y Su nombre, para llegar al punto en el que no te preguntas dónde está Krishna. “¿Será que está por aquí cerca?”. Después de un tiempo sabes que “¡Él está aquí!”. Es una cuestión de práctica. Cuando digo que veo a Dios, no estoy diciendo que al cantar vea a Krishna en Su forma original, la que apareció aquí cinco mil años atrás, danzando en el agua, tocando Su flauta. Evidentemente, eso sería óptimo, y también es posible de alcanzar. Cuando cantas te vuelves puro de verdad, puedes ver a Dios de esa manera, o sea, personalmente. Sin embargo, no hay duda de que puedes sentir Su presencia y saber que Él está presente cuando cantas.

Mukunda: ¿Te acuerdas de algún incidente en el que, a través del canto, sentiste la presencia de Dios?

George: Una vez estaba en un avión atravesando una tempestad con muchos relámpagos. Los rayos alcanzaron el avión tres veces, y un Boeing 707 pasó muy cerca de nosotros por arriba, faltando muy poco para chocar con nuestro avión. Pensé que la cola del avión había explotado. Estaba viajando de Los Ángeles a Nueva York para organizar un concierto para Bangladesh. En cuanto el avión empezó a sacudirse, comencé a cantar Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare/ Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare. La situación continuó durante una hora y media o dos horas, con el avión bajando cientos de metros y sacudiéndose en medio de la tempestad, con todas las luces apagadas y todas aquellas explosiones. Todos estaban aterrorizados. Acabé con mis pies contra el asiento de delante, con el cinturón de seguridad lo más apretado posible, y cantando Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare a todo pulmón. Sé que salí vivo de aquella situación porque canté el mantra. Peter Sellers también asegura que una vez se salvó de un desastre aéreo por haber cantado Hare Krishna.

Mukunda: ¿Cuál es la diferencia entre cantar Hare Krishna y la meditación?

George: En realidad, cantar se lo mismo que meditar, pero creo que tiene un efecto más rápido. Aunque no tengas el rosario contigo, puedes entonar el mantrao cantarlo sin el rosario. Una de las diferencias principales entre la meditación silenciosa y cantar Hare krishna es que la meditación silenciosa depende más de la concentración, mientras que cuando cantas, hay una conexión más directa con Dios.

Mukunda: El maha-mantra fue prescrito para los tiempos modernos debido al carácter agitado de la modernidad. Incluso cuando las personas encuentran un lugar sereno, es muy difícil que consigan calmar la mente por mucho tiempo.

George: Eso es verdad. Cantar Hare Krishna es un tipo de meditación que puede practicarse incluso cuando la mente está turbulenta. Incluso se puede cantar y hacer otras cosas a la vez. Esto es muy bueno. En varias ocasiones el mantraorganizó todo en mi vida. Él me mantiene en armonía con la realidad, y cuanto más te sientas en un lugar y cantas, cuanto más incienso ofreces a Krishna en el mismo cuarto, cuanto más te purificas con la vibración, más podrás alcanzar lo que estás intentando hacer, que en resumen es recordar a Dios, Dios, Dios, Dios, con la mayor frecuencia posible. Y si hablas con Él a través del mantra, seguro que eso es de gran ayuda.

Mukunda: ¿Sueles cantar con frecuencia?

George: Siempre que puedo.

Mukunda: Una vez le preguntaste a Srila Prabhupada acerca de un verso védico en particular, que afirma que cuando cantamos el santo nombre de Krishna, Krishna baila en nuestra lengua y deseamos tener miles de oídos y miles de bocas para poder apreciar mejor los santos nombres de Dios.

George: Sí. Creo que él estaba hablando sobre la comprensión de que no hay diferencia entre Él estando delante de ti y estar presente en Su nombre. Esta es la verdadera belleza del canto: te vinculas directamente con Dios. No tengo dudas de que al pronunciar “Krishna” repetidamente, Él venga y baile en mi lengua. No obstante, el punto más importante es mantenerse en contacto con Dios.

Mukunda: ¿Tienes por costumbre usar el collar de cuentas mientras cantas?

George: ¡Ah! Sí. Tengo mi rosario. Me acuerdo que cuando las conseguí, tan sólo eran unas esferas de madera ásperas, pero me alegra decir que de tanto usarlas se han vuelto brillantes.

Mukunda: ¿Sueles mantener el collar de cuentas dentro de una bolsita mientras cantas?

George: Sí, creo que es muy bueno tocarlas. Esto mantiene otro de mis sentidos fijo en Dios. Generalmente, las cuentas ayudan en este aspecto. Al principio me frustraba un poco que las personas me preguntaran: “¿Te has hecho daño en la mano, te las has roto o algo así?”, sólo porque tenía ganas de cantar y tenía mi mano en la bolsita de cuentas todo el rato. Usar el rosario también me ayuda a descargar una gran cantidad de energía nerviosa.

Mukunda: Algunas personas dicen que si todo el planeta cantara Hare Krishna, no serían capaces de mantener sus mentes en aquello que estuvieran haciendo. En otras palabras, algunas personas se preguntan si el mundo entero no se detendría si todos cantaran. Imaginan que las personas pararían de trabajar en fábricas, por ejemplo.

George: No. Cantar no impide ser creativo y productivo. Al contrario, ayuda a concentrarse más. Creo que sería un buen tema para hablar en la televisión; imagínate a todos los trabajadores de la fábrica Ford en Detroit cantando “Hare Krishna, Hare Krishna” mientras atornillan las ruedas. Sería algo maravilloso. Incluso podría ser de ayuda para la industria automovilística, y probablemente fabricarían más autos decentes.

Mukunda: Hemos hablado bastante sobre japa, o el canto personalizado que practica la mayoría de los cantantes. Sin embargo, hay otra categoría llamadakirtana, o sea, el canto congregacional en el templo o en las calles, con un grupo de devotos. Generalmente, el kirtana genera un efecto más intenso, como si recargase nuestras baterías espirituales, y permite que otras personas puedan escuchar el santo nombre y purificarse.

Yo estaba con Srila Prabhupada cuando éste empezó a cantar en grupo en el parque Tompkins Square, en el Lower East Side de Nueva York, en 1966. El poeta Allan Ginsberg solía ir a cantar mucho con nosotros y tocaba su armonio. Muchas personas venían a escuchar el canto, y después, Srila Prabhupada daba clases deBhagavad-gita al regresar al templo.

El canto Hare Krishna 3

George Harrison cantando Hare Krishna en un kirtana con los devotos.

George: Sí, en el templo o con un grupo de personas, la vibración se vuelve mucho más fuerte. Claro que para algunas personas es difícil cantar en su rosario en medio de la multitud, mientras que otras se sienten más cómodas cantando en el templo. Es necesario experimentar a Dios a cada instante y a través de todos los sentidos, y no apenas los domingos, arrodillándose en algún banco duro de la iglesia. Sin embargo, si visitas un templo, puedes ver retratos de Dios, ver la forma de la Deidad del Señor, y simplemente puedes oírlo, escuchándote a ti mismo y a los demás pronunciando el mantra. Esto es tan sólo una forma de comprender a Dios, que hace que el proceso se vuelva más atractivo; ver cuadros, escuchar elmantra, aspirar el aroma del incienso, las flores y así por delante. Esto es lo bueno de este movimiento. Incorpora todo: canto, danza, filosofía y prasada. La música y la danza también son importantes en el proceso. No se trata sólo de quemar el exceso de energía.

Mukunda: Siempre vemos que, al cantar en la calle, las personas tienden a reunirse alrededor y escuchar. Muchas mueven los pies y bailan con nosotros.

George: El sonido de los címbalos es increíble. Cuando los escucho a unas calles de distancia, siento que se despierta algo mágico en mí. Sin saber realmente lo que está pasando, las personas despiertan espiritualmente. Por supuesto, en un sentido superior, el kirtana siempre continúa, lo escuchemos o no.

Hoy en día, en la mayoría de las ciudades occidentales, se ve con frecuencia grupos de sankirtana. Me encanta ver esos grupos de sankirtana, porque adoro la idea de que los devotos se mezclen con todos, dándoles la oportunidad de que recuerden. En la introducción del libro de Krishna escribí: “Todos están buscando a Krishna. Algunos no saben que lo están buscando, pero lo están. Krishna es Dios. Cantando Sus santos nombres, los devotos desarrollan rápidamente la conciencia de Dios”.  

 

Si te gustó este artículo, también te gustará el contenido de la siguiente obra:

Sankirtana-Shop-77

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *