A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extractos del quinto capítulo de la obra Viaje hacia el autoconocimiento)

Srila Prabhupada ofrece una solución simple y práctica, pero profunda, para lograr la paz y la armonía en el mundo: “Tenemos que encontrar el centro apropiado para nuestros sentimientos amorosos… Ese centro es Krishna”.

Nuestra sociedad, la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna, está enseñando a la gente de todos los países que el centro de su afecto debe ser Krishna. En otras palabras, estamos enseñándole a la gente a ser mahatmas. Puede que usted haya escuchado la palabra mahatma antes. Es una palabra sánscrita que se aplica a una persona cuya mente está expandida, cuyo círculo de sentimientos está muy expandido. Eso es un mahatma. Maha significa “grande”, y atma significa “alma”. Aquel que ha expandido su alma muy ampliamente se denomina mahatma.

El Bhagavad-gita (7.19) da una descripción de la persona que ha expandido sus sentimientos muy ampliamente:

bahunam janmanam ante
jñanavan mam prapadyate
vasudevah sarvam iti
sa mahatma su-durlabhah

La primera idea en este verso es que uno puede volverse un mahatma sólo después de muchos, muchos nacimientos (bahunam janmanam ante). El alma transmigra a través de muchos cuerpos, uno tras otro. Existen 8.400.000 diferentes especies de vida, y evolucionamos a través de ellas hasta que finalmente llegamos a la forma humana de vida. Sólo entonces podemos convertirnos en un mahatma. Por eso Krishna dice, bahunam janmanam ante: “Después de muchos nacimientos uno puede convertirse en un mahatma”.

En el Srimad-Bhagavatam existe un verso similar. Labdhva sudurlabham idam bahu-sambhavante: “Después de muchos, muchos nacimientos usted ha alcanzado un cuerpo humano, el cual es muy difícil de obtener”. Esta forma humana de vida no es algo barato. Los cuerpos de los gatos y los perros y otros animales son baratos, pero esta forma humana no lo es. Después de haber nacido en por lo menos 8.000.000 de diferentes especies, obtenemos esta forma humana. El Bhagavatam y el Bhagavad-gita dicen lo mismo. Todas las literaturas védicas se corroboran una con la otra, y la persona que puede entenderlas no encuentra ninguna contradicción.

Por eso, la forma humana de vida se obtiene después de muchos, muchos nacimientos, en otras formas diferentes a las humanas. Pero incluso en esta forma humana de vida, se requieren muchos, muchos nacimientos para que alguien cultive conocimiento acerca del punto central de la existencia. Si uno realmente está cultivando conocimiento espiritual —no en una vida, sino en muchas, muchas vidas— uno eventualmente llega a la plataforma más elevada del conocimiento y eso se denomina jñanavan, “el propietario del verdadero conocimiento”. Entonces Krishna dice, mam prapadyate: “Él se rinde a Mí, Krishna, o Dios”. Cuando digo Krishna me refiero al Señor Supremo, la todo atractiva Suprema Personalidad de Dios.

Ahora bien, ¿por qué un hombre con conocimiento se rinde a Krishna? Vasudevahsarvam iti: Porque él sabe que Vasudeva, Krishna, lo es todo; que Él es el punto central de todos los sentimientos amorosos. Entonces: sa mahatma su-durlabhah. Aquí se usa la palabra mahatma. Después de cultivar conocimiento durante muchos, muchos nacimientos, una persona que expande su conciencia hasta el punto de amar a Dios, es un mahatma, una gran alma. Dios es grande, y Su devoto también. Pero Krishna dice, sa mahatma su-durlabhah: Esa clase de gran alma es muy difícil de encontrar. Ésta es la descripción de un mahatma que obtenemos delBhagavad-gita.

Ahora hemos expandido nuestros sentimientos de amor hacia varios objetos. Nosotros podemos amar nuestro país, podemos amar nuestra comunidad, podemos amar nuestra familia, podemos amar nuestros perros y gatos. En cualquiera de los casos, nosotros tenemos amor, y lo expandimos de acuerdo a nuestro conocimiento. Y cuando nuestro conocimiento es perfecto, llegamos al punto de amar a Krishna. Eso es perfección. Amor por Krishna es el objetivo de todas las actividades, el objetivo de la vida.

El Srimad-Bhagavatam (1.2.8) confirma que la meta de la vida es Krishna. Las primeras palabras de este verso son dharmah svanushthitah pumsam. Esto significa que todos están realizando su deber de acuerdo con su posición. Un casado tiene algún deber, un sannyasi (renunciante) tiene algún deber, un brahmacari(estudiante célibe) tiene algún deber. Existen diferentes tipos de deberes de acuerdo a las diferentes ocupaciones o profesiones. Pero el Bhagavad-gita dice, que si por ejecutar muy esmeradamente sus deberes usted aún no llega a entender a Krishna, entonces todo lo que usted hizo es simplemente un trabajo inútil (srama eva hi kevalam). De manera que, si usted quiere llegar a la perfección, debe tratar de entender y amar a Krishna. Entonces sus sentimientos de amor nacional e internacional se expandirán realmente hasta el límite.

Ahora, supongan que alguien dice: “Sí, yo he expandido mis sentimientos de amor muy ampliamente”. Esto está bien, pero él debe mostrar los síntomas de cómo sus sentimientos de amor se expanden.

Un hombre realmente erudito ve a todos, a toda entidad viviente, en el mismo nivel.

Como Krishna dice en el Bhagavad-gita (5.18):

vidya-vinaya-sampanne
brahmane gavi hastini
suni caiva svapake ca
panditah sama-darsinah

Si uno es realmente un pandita, alguien que se elevó hasta el estado de sabiduría perfecta, entonces debe ver a todos en la misma plataforma (sama-darsinah). Debido a que la visión de un pandita ya no está más centrada simplemente en el cuerpo, él ve a un brahmana erudito como un alma espiritual, él ve a un perro como un alma espiritual, ve a un elefante como un alma, espiritual, y él también ve a un hombre de bajo nacimiento como un alma espiritual. Desde el elevadobrahmana hasta el candala (un descastado) existen muchas clases sociales en la sociedad humana, pero si un hombre es realmente erudito ve a todos, a toda entidad viviente, en el mismo nivel. Ése es el estado de verdadera erudición.

Estamos tratando de expandir nuestros sentimientos social, comunal, nacionalmente, internacional y universalmente. Ésa es nuestra función natural —expandir nuestra conciencia. Pero a lo que me refiero es que si realmente queremos expandir nuestra conciencia hasta el máximo, debemos encontrar el verdadero centro de la existencia. Ese centro es Krishna, o Dios. ¿Cómo sabemos que Krishna es Dios? El propio Krishna declara ser Dios en El Bhagavad-gita. Por favor recuerden siempre que el movimiento para la conciencia de Krishna está basado en la comprensión del Bhagavad-gita tal como es. Todo lo que yo digo está en El Bhagavad-gita.

En El Bhagavad-gita Krishna ha dado varias descripciones de un mahatma. Él dice,mahatmanas tu mam partha daivim prakritim asritah: “Un mahatma, alguien que es realmente sabio y de mente abierta, está bajo el refugio de Mi energía espiritual”. Él no está ya más bajo el hechizo de la energía material. Cualquier cosa que vemos está hecha de diferentes energías de Dios.

Krishna tiene una energía espiritual. Y un mahatma, alguien de mentalidad amplia, está bajo la protección de tal energía espiritual; él no está bajo la influencia de la energía material. Todas esas cosas se explican en el Bhagavad-gita. Existen muchos versos en El Bhagavad-gita que describen como actúan las energías de Krishna, y nuestra misión es la de presentar El Bhagavad-gita tal como es, desprovisto de todo comentario ridículo. No hay necesidad de comentarios ridículos. El Bhagavad-gita es tan claro como la luz del Sol.

Si usted quiere ampliar sus sentimientos de compañerismo hasta el límite máximo, por favor trate de comprender el Bhagavad-gita. Usted obtendrá iluminación, se volverá un verdadero mahatma. Usted sentirá afecto incluso por los gatos, los perros y los reptiles. Rendirse a Krishna no es natural en nuestro estado materialmente condicionado. Nosotros tenemos que aprenderlo. Por lo tanto debemos escuchar de un maestro espiritual fidedigno, Krishna o Su representante autorizado —y seguir sus instrucciones. Esto nos llevará al estado de completa iluminación en la conciencia de Krishna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *