1

A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extractos de una clase en Los Ángeles, diciembre de 1973)

Si nos volvemos perfectos en la conciencia de Krishna, entonces, tras la muerte, iremos inmediatamente al lugar donde Krishna disfruta de Sus pasatiempos.

nisamya bhagavan-margam
amstham yadu-kulasya ca
svah-pathaya matim cakre
nibhritatma yudhishthirah

“Al oír que el Señor Krishna había regresado a Su morada y al enterarse del fin de la manifestación terrenal de la dinastía Yadu, Maharaja Yudhisthira decidió ir de vuelta al hogar, de vuelta a Dios”. (Srimad-Bhagavatam 1.15.32)

Yudhistira Maharaja era muy sobrio y avanzado espiritualmente, así que cuando se enteró que Krishna había regresado a Su morada y que los miembros de la dinastía Yadu habían luchado entre ellos y destruido el linaje, pensó: “Es mejor renunciar a todo y rendirme completamente al Señor”.

Todos deberían entender que, en última instancia, tenemos que renunciar a este cuerpo y todo lo que poseemos. Y después de renunciar a todo, ¿qué sigue? Tenemos que renunciar, es un hecho. Si no queremos renunciar ahora, lo tendremos que hacer a la hora de la muerte. Tal como dice Krishna (Bhagavad-gita10.34), mrityuh sarva-haras caham: “Yo soy la muerte que todo lo devora”. Puede que intentéis conservar vuestras posesiones, pero a la hora de la muerte tendréis que renunciar a todas ellas. Os las quitarán por la fuerza. Todo el mundo tiene que entender esto.

Una persona necia piensa: “Mi familia, mi nación, mi sociedad, mi cuenta bancaria, mi rascacielos, mi auto –ellos me salvarán”. Pero es imposible. Tal como se dice en el Srimad-Bhagavatam (2.1.4), tesham pramatto nidhanam pasyann api na pasyati: “Aquellos que son necios no se dan cuenta que perderán todo lo que poseen cuando mueran”. No conservarán nada. Seréis derrotados, vuestro cuerpo será derrotado, y todo se habrá perdido.

Yo soy eterno, pero mi cuerpo no es eterno. Es muy sencillo. ¿Por qué le cuesta tanto entenderlo a la gente? En el Bhagavad-gita (2.17) Krishna dice, avinasi tu tad viddhi yena sarvam idam tatam, and antavanta ime dehah. Este cuerpo es antavat, temporal. Un día se acabará. Pero aquello que se propaga por todo el cuerpo no se acabará. ¿De qué se trata? De la conciencia. La conciencia se esparce por todo el cuerpo, y Krishna dice que es inmortal.

Lo que tenemos que ver es si nuestra conciencia está absorta en lo inmortal o en lo mortal. Si me encuentro absorto en pensamientos como “Este es mi país”, “Este es mi cuerpo”, “Esta es mi familia”, “Esta es mi comunidad”, “Esta es mi nación” –se trata de conciencia “mortal”. Pero en la conciencia “inmortal” pensamos “Krishna es mío, y yo soy de Krishna”. Cuando se alcanza esta conciencia, se dice que estamos en conciencia de Krishna. Y entonces estamos a salvo.

Mientras estemos absortos en la conciencia temporal, nuestra mente siempre estará cambiando. Tal vez acepte algo en este momento, pero después terminaré rechazándolo. Este cuerpo se fabrica de acuerdo con lo que la mente acepta y rechaza. De lo contrario, ¿por qué cada uno tiene un cuerpo diferente? Aquí hay muchos jóvenes, señoras y caballeros, pero ningún cuerpo es igual al de otro. No. Todos vosotros tenéis mentes distintas, y por eso tenéis cuerpos distintos.

El movimiento para la conciencia de Krishna no es un movimiento ordinario, es una ciencia muy seria. Las personas están buscando un lugar permanente, una solución permanente en este mundo. Nadie quiere morir, pero todos han de morir. Pero si existe la posibilidad de ir a un lugar donde no existe la muerte, ¿por qué no buscarlo? Eso es ser inteligente.

2

Sri Krishna dice: “Aquel que llega a Mi morada nunca vuelve a nacer”.

Por consiguiente, la persona inteligente pregunta: “Si soy eterno, ¿por qué he de aceptar la muerte? ¿Existe algún lugar donde no haya muerte?”. Krishna brinda esta información en el Bhagavad-gita (8.16): mam upetya tu kaunteya punar janma na vidyate. “Aquel que llega a Mi morada nunca vuelve a nacer”. Él también dice (Bg. 15.6), yad gatva na nivartante tad dhama paramam mama. “Aquellos que llegan a ella, nunca regresan a este mundo material”. Y en otro pasaje (Bg. 4.9), Krishna afirma, tyaktva deham punar janma naiti mam eti so ‘rjuna: ” ¡Oh, Arjuna!, aquel que conoce la naturaleza trascendental de Mi aparición y actividades, al abandonar este cuerpo no vuelve a nacer de nuevo en este mundo material”. ¿Entonces, a donde va? Mam eti, “Él viene a Mi”.

En su Brihad-bhagavatamrita, Sanatana Gosvami declara que si nos volvemos perfectos en la conciencia de Krishna, entonces, tras la muerte, nos enviarán inmediatamente al lugar donde Krishna disfruta de Sus pasatiempos en este mundo material. Así como el sol, que nace y se pone. Krishna está ejecutando Sus pasatiempos en planetas diferentes del mundo material. Esa es otra función de Sus actividades. Como quiere recuperar a las almas caídas (y hay millones y trillones ilimitados de almas caídas en el mundo material), Él va a todas partes. Tal y como Él dice (Bg. 4.7):

yada yada hi dharmasya
glanir bhavati bharata
abhyutthanam adharmasya
tadatmanam srijamy aham

“Cuando quiera y dondequiera que haya una declinación en la práctica religiosa,  y un aumento predominante de la irreligión, en ese entonces Yo mismo desciendo.”

Por lo tanto, en estos momentos, Krishna está enseñando en algún lugar del mundo material. Hay innumerables universos, y Krishna ha aparecido en uno de ellos. Krishna apareció en Janmashtami en este universo, e inmediatamente después, apareció en otro universo, y entonces fue Janmasthami. Y entonces, inmediatamente después, en otro universo, fue Janmasthami. Por eso las actividades de Krishna se llaman nitya-lila, “pasatiempos eternos”. Esto quiere decir que siempre está sucediendo un Janmasthami, siempre está sucediendo Su pasatiempo con la colina de Govardhana –todo lo que llevó a cabo en este planeta cuando estaba presente, también está sucediendo en otro universo.

Por consiguiente, si os volvéis perfectos en la conciencia de Krishna, no tendréis más deseos materiales. Vuestro único deseo será servir a Krishna, eso es todo. Eso es perfecto. En cuanto haya un resquicio de un deseo material, habréis de nacer de nuevo. Krishna os brindará las facilidades según tu deseo. Nosotros preparamos nuestro próximo cuerpo con nuestros pensamientos. Tenemos muchos pensamientos materiales, y a la hora de morir, el pensamiento predominante que tengamos definirá nuestro próximo cuerpo. Pero si sólo pensáis en Krishna, entonces conseguiréis un cuerpo con el que podréis ir con Krishna. Es algo muy científico y práctico.

3

En la morada de Krishna, todos son felices por el simple hecho de amar a Krishna.

Si vais al planeta de Krishna, podéis hablar personalmente con Krishna, jugar personalmente con Krishna, bailar con Krishna. Todos reciben una oportunidad. Cuando Krishna viene aquí, muestra de manera práctica lo placentera que es la vida con Él en Vrindavana. Krishna es simplemente alegre –anandamayo ‘bhyasat. En Vrindavana, todo el mundo es feliz. Los pájaros, los árboles, el agua, la tierra, las vacas, los terneros, los pastorcillos y pastorcillas de vacas –todo el mundo es feliz sólo por quererlo. Sólo por amar a Krishna.

Así pues, cuando Krishna manifiesta Sus pasatiempos aquí, Él nos invita: “¿Por qué os estáis pudriendo en este mundo material? Venid conmigo y disfrutad de la vida eterna”. Él es tan bondadoso.

Por eso este movimiento para la conciencia de Krishna es tan necesario, para que las personas puedan comprender bhagavan-marga, el camino de Dios. Los necios no entienden quién es Dios –no conocen las actividades de Dios–, y aun así no aceptan este movimiento para la conciencia de Krishna. Nosotros declaramos: “Este es Dios. Esta es la forma de Dios. Él es tan bondadoso. Él es tan hermoso. Él reside en Krishnaloka. Podéis llegar allí a través del servicio devocional”.

 

Imágenes de www.puskarpaintings.com © Matthew Goldman

 

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-79sankirtana-shop-87Sankirtana-Shop-82 (1)Sankirtana-Shop-010

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *