loto 1

A.C. Bhaktivedanºta Swami Prabhupada
(Extracto del capítulo 9 de la obra Enseñanzas de Kapiladeva)

“La mente se purifica cuando uno se limpia por completo de las impurezas del deseo de disfrute y la codicia, que surgen de la identificación falsa del cuerpo con el «yo» y de las posesiones del cuerpo con «lo mío». En ese estado puro, se trasciende el plano de la felicidad y la aflicción materiales.»

aham-mamabhimanotthaih
kama-lobhadibhir malaih
vitam yada manah suddham
aduhkham asukham samam

“La mente se purifica cuando uno se limpia por completo de las impurezas del deseo de disfrute y la codicia, que surgen de la identificación falsa del cuerpo con el «yo» y de las posesiones del cuerpo con «lo mío». En ese estado puro, se trasciende el plano de la felicidad y la aflicción materiales.”

Kama y lobha son las características de la existencia material. Todo el mundo desea constantemente poseer algo. Aquí se dice que el deseo y la codicia son productos de la falsa identificación con el cuerpo. Cuando uno se libera de esa contaminación, su mente y su conciencia se liberan también y recuperan su estado original. La mente, la conciencia y la entidad viviente existen. Cuando se habla de entidad viviente, se incluye la mente y la conciencia. La diferencia entre vida condicionada y vida liberada se da cuando purificamos la mente y la conciencia. Con esa purificación, nos volvemos trascendentales a la felicidad y la aflicción de la vida material.

Al principio, el Señor Kapila dijo que el yoga perfecto nos capacita para trascender la felicidad y la aflicción de la vida material. Aquí se explica la manera de hacerlo: la mente y la conciencia tienen que purificarse, lo cual es posible con el sistema debhakti- yoga. Como explica el Narada-pañcaratra, la mente y los sentidos deben purificarse (tat-paratvena nirmalam). Los sentidos deben ser ocupados en servicio devocional al Señor. Ése es el proceso. La mente debe tener alguna ocupación, no puede estar vacía. Por supuesto, podemos ser lo bastante necios como para tratar de dejar la mente en blanco o vacía, pero no es posible. El único proceso que purificará la mente es ocuparse en el servicio de Krishna. La mente ha de tener alguna ocupación. Si ocupamos la mente en el servicio de Krishna, de modo natural nuestra conciencia se purificará por completo, y no habrá posibilidad de que entren la codicia y los deseos materiales.

La mente es nuestro amigo, y también nuestro enemigo. Si está limpia, es nuestro amigo, y si está sucia, contraemos enfermedades materiales. Manteniéndonos limpios, puros, no nos contaminaremos. La civilización védica estipula que nos bañemos tres veces al día: por la mañana, al mediodía y por la tarde. Así lo hacen quienes siguen estrictamente las reglas y regulaciones brahmínicas. La limpieza está a un paso de la santidad. La vida condicionada consiste en que la mente está cubierta de suciedades; ésa es nuestra enfermedad. Esas suciedades son muy notorias cuando estamos bajo la influencia de las modalidades inferiores de tamo-guna y rajo-guna. Tenemos que elevarnos a la modalidad de sattva (bondad) mediante el proceso de sankirtana y sravana. Tenemos que escuchar krishna-katha. Krishna está en el corazón de todos. El alma individual es parte integral de Krishna, y Krishna quiere que el alma individual vuelva su atención hacia Él. Desafortunadamente, el alma condicionada está apegada al disfrute material, que la encadena al nacimiento, la muerte, la vejez y las enfermedades. Y es tan necia que no da importancia a la repetición de esas miserias. Es como el asno del lavandero, que tiene que cargar pesados fardos de ropa. Por unos bocados de hierba, el asno acarrea durante todo el día su pesada carga, aunque ni una sola pieza de ropa le pertenece. Así se comportan los karmis. Puede que sean grandes multimillonarios, pero son como asnos que trabajan arduamente día y noche. Tengan el dinero que tengan, la capacidad de su estómago es limitada. Y para dormir, les basta con un espacio de un par de metros. No obstante, esos grandeskarmis se creen personas muy importantes. Piensan: «Sin mí, todos los ciudadanos de mi nación morirían. Trabajaré día y noche hasta morir». Piensan: «Pertenezco a esta familia, a esta nación, a esta comunidad. Tengo esta obligación y aquella otra», etc. No saben que todo eso no son más que designaciones falsas.

Por eso Sri Caitanya Mahaprabhu enseña: jivera ‘svarupa’ haya krishnera ‘nitya-dasa’: Nuestra verdadera posición consiste en ser sirvientes eternos de Krishna. Erróneamente nos consideramos sirvientes de una familia o nación, pero eso se debe a la ignorancia, tamo-guna. Sin embargo, si seguimos las instrucciones de laBhagavad-gita, podemos alcanzar el nivel de sattva-guna. Oír krishna- katha, los temas relacionados con Krishna, limpia todas las suciedades de la mente. Esas suciedades se limpiarán también si cantamos y bailamos. La mente es la causa del cautiverio, y la mente es la causa de la liberación. Cuando está sucia, origina cautiverio. En la vida condicionada, nacemos, vivimos durante un tiempo, y disfrutamos, o sufrimos. Pero no se puede hablar de disfrute. Solamente hay sufrimiento. Cuando morimos, tenemos que abandonar el cuerpo y aceptar otro. Inmediatamente entramos en el vientre de otra madre, permanecemos en él unos nueve meses, y luego salimos. Comienza entonces un nuevo capítulo de la vida. Así es la vida condicionada; y se repite una vez, y otra vez, y otra vez. De este modo padecemos las tribulaciones del nacimiento, la vejez, las enfermedades y la muerte. Los perros y los gatos no pueden entender ese proceso, pero en la vida humana sí podemos entenderlo mediante las Escrituras védicas. Si no sacamos provecho de esas Escrituras, toda nuestra educación no sirve de nada.

La gente pierde el tiempo hablando de política, sociología, antropología, etc. Leen muchos libros que no glorifican al Supremo Señor Hari, y de ese modo desperdician su tiempo. Este movimiento para la conciencia de Krishna está dando a todo el mundo la oportunidad de volverse piadoso. Punya-sravana-kirtanah. No es necesario dar dinero ni bañarse en el Ganges. En los sastras se recomiendan muchas actividades piadosas y muchos procesos para volverse piadoso. Sin embargo, en Kali-yuga la gente ha perdido toda su fortaleza. Son tan pecaminosos que no es posible que se vuelvan piadosos con todos esos métodos prescritos. El único procedimiento es escuchar acerca de Krishna y cantar Sus nombres. Krishna nos ha dado oídos para oír y una lengua para hablar. Podemos escuchar a un alma iluminada y de este modo perfeccionar nuestras vidas. Se nos da así la oportunidad de purificarnos. No podemos ser devotos si no nos purificamos. La vida humana es para purificarse. Por desgracia, en esta era la gente no está interesada en Krishna y sufren a lo largo de la existencia material vida tras vida tras vida. Puede que en una vida sean muy opulentos, sin que les preocupe la siguiente. Piensan: «Comamos, bebamos, ¡disfrutemos!». Esto es lo que ocurre en todo el mundo, pero los sastras dicen que la gente está cometiendo un error. Nunam pramattah kurute vikarmah (Bhag. 5.5.4): Están locos por la complacencia de los sentidos, y como consecuencia, realizan toda clase de actividades prohibidas. Karma significa trabajo regulado, y vikarma es justamente lo opuesto: actividades ilegales, prohibidas. La palabra akarma significa que los resultados de la acción no afectan al ejecutor. Como se dice en la Bhagavad-gita (3.9):

yajñarthat karmano ‘nyatra
loko ‘yam karma-bandhanah
tad-artham karma kaunteya
mukta-sangah samacara

«Todas las actividades deben ejecutarse como un sacrificio en honor de Vishnu, pues de lo contrario, encadenan al mundo material. Por lo tanto, ¡oh, hijo de Kunti!, desempeña tus deberes prescritos para Su satisfacción, y de este modo permanecerás libre de cautiverio».

Bajo la influencia de las modalidades de la pasión y la ignorancia, la gente ejecutavikarma. No se preocupan por sus vidas futuras, y están habituados a comer de todo, como los cerdos. No les importan los mandamientos de los sastras, y son completamente irresponsables. Son como niños de la calle: no tienen ninguna educación y no se preocupan por nada. Los golfillos hacen lo que les da la gana, pues sus padres no se ocupan de ellos. Bajo tamo-guna, la ignorancia, la vida es así de irreflexiva: la gente actúa ilícitamente sin considerar los resultados de sus acciones. Actúan para complacer los sentidos, y de hecho les complace cometer pecados. En Calcuta he visto cómo disfrutaban cortando el pescuezo a las gallinas, y cómo reían al verlas saltando y aleteando. En los países occidentales a veces llevan a los estudiantes de visita a los mataderos, para que vean cómo se mata una vaca. En esta era, la gente disfruta cometiendo toda clase de pecados. Sus cerebros no les permiten ver que este cuerpo es temporal y está lleno de sufrimientos. La modalidad de la oscuridad los cubre por completo, como a los animales que ellos mismos matan. Separemos un animal de la manada que pasta en el campo y cortémosle el cuello. Los demás animales no harán nada; mirarán y seguirán comiendo hierba. No se dan cuenta de que cualquiera de ellos puede ser el siguiente. La gente en Kali-yuga está en la misma situación, pero el movimiento para la conciencia de Krishna está tratando de dar a esos necios un poco de sentido común. Estamos diciendo: «No sean animales. Vuélvanse seres humanos». En palabras de Caitanya Mahaprabhu:

krishna bhuli’ sei jiva anadi-bahirmukha
ataeva maya tare deya samsara-duhkha

«Olvidando a Krishna, la entidad viviente se ha visto atraída por el aspecto externo desde tiempo inmemorial. De esta manera, la energía ilusoria [maya] le da toda clase de miserias en su existencia material» (Cc. Madhya 20.117). Quien olvida su relación con Krishna actúa como un gran necio, y maya le da sufrimiento tras sufrimiento. También se dice:

maya-mugdha jivera nahi svatah krishna-jñana
jivere kripaya kaila krishna veda-purana

«El alma condicionada no puede revivir su conciencia de Krishna por su propio esfuerzo. Pero el Señor Krishna, por Su misericordia sin causa, ha compilado las Escrituras védicas y sus suplementos, los Puranas» (Cc. Madhya 20.122).

Si queremos liberarnos de la contaminación de tamo-guna y rajo- guna, debemos utilizar las Escrituras védicas: el Vedanta, los Upanishads, el Ramayana, elMahabharata y muchas otras. El mundo entero gira movido por de kama y lobha.Kama significa «deseo lujurioso», y lobha significa «codicia». La gente quiere más dinero y más vida sexual, y por ello sus corazones están llenos de contaminación, que tiene que limpiarse escuchando, repitiendo y cantando. La vida humana es para que nos saquemos de encima los anarthas, las cosas indeseables; pero, ¿dónde está la universidad o el instituto en que se enseña esa ciencia de la purificación? La única institución es este movimiento para la conciencia de Krishna. Krishna está en el corazón, y ahí se encuentran también las contaminaciones, pero Krishna nos ayudará a limpiarlas. Nashta-prayeshv abhadreshu nityam bhagavata-sevaya (Bhag. 1.2.18). Debemos escuchar el Srimad-Bhagavatam y cantar Hare Krishna con regularidad; éstos son los dos procesos recomendados por Caitanya Mahaprabhu. Haridasa Thakura cantaba trescientos mil santos nombres al día, pero nosotros hemos establecido la cantidad de dieciséis rondas. Aun así, somos tan desafortunados y caídos que ni siquiera podemos hacer eso. No hay que perder el tiempo leyendo y hablando tonterías, sino que debemos dedicarnos al estudio del Srimad-Bhagavatam. Nuestro tiempo es muy valioso, y no debemos desperdiciarlo. Canakya Pandita dice: ayushah kshana eko ‘pi na labhyah svarna-kotibhih. Puede que vivamos cien años, pero de ellos no podremos recuperar ni un momento, ni siquiera si estamos dispuestos a pagar millones de dólares. No podemos añadir ni recuperar ni un solo momento. Si el tiempo es oro, pensemos en cuánto oro hemos perdido. No obstante, el tiempo es todavía más precioso, porque no se puede recuperar. Por lo tanto, no se debe perder ni un solo instante. La vida humana debe utilizarse únicamente para cantar y leer las Escrituras védicas. La Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna está publicando muchos libros para que la gente pueda utilizar correctamente su tiempo leyéndolos y hagan de sus vidas un éxito. No sólo debemos leer el Srimad-Bhagavatam, sino que también debemos servir a la personabhagavata, aquel cuya vida es el Srimad-Bhagavatam en práctica. Nityam bhagavata-sevaya. Este proceso nos permitirá alcanzar la etapa de bhagavad-bhakti, pero primero tenemos que sacarnos de encima todos los anarthas, las cosas indeseables. Perdemos el tiempo pensando: «Éste es mi país. Ésta es mi nación. Éste es mi cuerpo y ésta mi familia», etc. Nityam bhagavata-sevaya. Cuando lleguemos al plano de sattva-guna, podremos destruir todos esos conceptos falsos. Entonces no nos perturbarán ni tamo-guna, ni rajo-guna, ni kama (el deseo de disfrute), ni lobha (la codicia). Ése es el estado vasudeva. Om namo bhagavate vasudevaya.

 

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de estas obras:

Sankirtana-Shop-85Sankirtana-Shop-g1Sankirtana-Shop-66Sankirtana-Shop-82

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *