ekadashi_umdia_especial2

Rohininandana Dasa

Durante los dos días de ekadashi del mes (el décimo primer día de la Luna creciente y de la Luna menguante) se evita consumir cereales y granos, pero estas fechas tienen un propósito mucho más profundo.

Un amigo de la Fuerza Aérea Británica, me escribió: “Me enteré que en el ekadashi no se debe comer ni beber nada, y que hay que quedarse despierto toda la noche. También no se debe mirar a los no devotos ni hablar con ellos durante ese día. Dadas mis circunstancias, creo que todo esto es imposible. A fin de cuentas, ¿cuál es la finalidad del ekadashi, y como suelen seguirlo los devotos?”.

Yo le respondí: “Me gusta considerar el ekadashi como una oportunidad especial para aumentar mis esfuerzos en volverme consciente de Krishna, en vez de verlo como una lista de prohibiciones”. Los “no” pueden estar presentes, pero no subordinados a los “sí”: sí, recordar al Señor Krishna; sí, cantar Sus nombres; sí, disfrutar de la oportunidad de escuchar y hablar acerca de Krishna durante mucho tiempo; sí, aprovechar la oportunidad de avanzar espiritualmente.

Srila Prabhupada nunca dijo que no podíamos mirar a los no devotos durante el ekadashi, y tampoco nos pidió que ayunaramos completamente o no durmiéramos. Él simplemente nos pidió que usáramos ese día para aumentar nuestros pensamientos sobre Krishna. Y apenas nos dio una instrucción: durante los días de ekadashi, no comer granos ni cereales.

Sanatana Gosvami comenta que todas las reglas y regulaciones que compiló en su libro, el Hari-bhakti-vilasa, son para ayudar a las personas a que recuerden a Krishna en todos los momentos de su vida. Narada Muni también afirma:

aradhito yadi haris tapasa tatah kim
naradhito yadi haris tapasa tatah kim

“Si se adora a Krishna, ¿para qué sirven las austeridades externas? Y si no se adora a Krishna, ¿para qué sirven esas mismas austeridades?”.

Aquí la idea es que el servicio devocional a Krishna naturalmente incluye austeridades. Por ejemplo, si en ekadashi intento hablar y escuchar acerca de Krishna más de lo normal, naturalmente querré dormir menos y comer menos. Y cuando me sienta fortalecido espiritualmente por el canto y la lectura, tendré menos sueño y menos hambre.

La conciencia de Krishna no debe vivirse como una carga, si no que en realidad está para retirar nuestros fardos. En la literatura védica, hay muchísimas instrucciones detalladas sobre diversos asuntos personales, sociales y culturales, y Srila Prabhupada dijo que “si os los dijera todos, os desmayaríais”. No obstante, el propósito de estas instrucciones es ayudar, no entorpecer, nuestra misión de volvernos conscientes de Krishna en nuestra vida práctica y diaria. Alguien que sigue el ekadashi debe sentirse más libre y liviano, no más pesado o afligido.

Srila Prabhupada explicó que ekadashi significa “décimo primero”, y se refiere al décimo primer día de la Luna creciente y de la Luna menguante. Entonces, elekadashi ocurre dos veces en un mes lunar. Algunos lugares tienen una atmósfera que conduce especialmente a la purificación y al avance espiritual, incluso si ocurre en cierta fases del tiempo. El día de ekadashi está cargado espiritualmente de energía devocional.

Cuando se sigue el ekadashi, se obtienen muchos beneficios colaterales, como buena salud (los ayunos regulares permiten que nuestros órganos digestivos descansen) y economía (si todos siguieran el ekadashi, se ahorraría mucha comida). Sin embargo, el propósito principal del ekadashi es ayudarnos a despertar nuestro amor por Krishna.

Prabhupada enseñó que seguir el ekadashi significa minimizar las demandas del cuerpo y maximizar nuestro servicio a Krishna. En el ekadashi, debemos comer de forma más simple e intentar llevar a cabo la máxima de “comer para vivir en vez de vivir para comer”.

Srila Prabhupada aconsejó que durante los días de ekadashi, aumentáramos el canto de los santos nombres: Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare/ Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare. Un discípulo le preguntó si se debían cantar veinticinco rondas durante el ekadashi, y Srila Prabhupada respondió: “¿Por qué veinticinco rondas? Debéis cantar tantas rondas como sea posible”.

El Señor Chaitanya le pidió a Su madre (y, a través de ella, a todos Sus seguidores) que realizara ayuno de granos durante los días de ekadashi. Además de necesitar más energía para ser digeridos, los granos, especialmente en ekadashi, están afectados por las reacciones pecaminosas universales. El ekadashi es un día extremamente auspicioso, pero cualquier persona que consuma granos se involucra inconscientemente en esas reacciones.

Tal vez, algunas veces la persona se olvide de que es ekadashi y se acuerde después de haber comido algún grano o algo que contenga granos. En este caso, lo mejor es interrumpir inmediatamente el consumo de granos, y observar el ayuno deekadashi al día siguiente.

Una vez al año hay un ekadashi especial, que se conoce como ekadashi Pandava-nirjala, o el ekadashi de Bhima. En la época del Mahabharata, hace cinco mil años, se cuenta que Bhima, el hermano mayor de Arjuna, tenía muchas dificultades para ayunar. En aquel entonces todos realizaban un ayuno completo, y no comían ni bebían nada. Entonces, Bhima recibió el permiso especial de Vysasadeva de ayunar completamente durante un ekadashi al año. En la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna, muchos devotos suelen seguir este ekadashi de Bhima, absteniéndose de comer y beber, para compensar cualquier fallo en los veintitrésekadashi anteriores.

Algunos devotos eligen no comer, beber agua o dormir, y permanecen despiertos toda la noche, generalmente acompañados por sus amigos (es difícil hacerlo solo), y recitan, cantan y leen juntos. Si usted está interesado en realizarlo, hay un método muy saludable para interrumpir el ayuno. Beba agua con jugo de limón, un poco de pimienta y una pizca de sal. Después de beber esa preparación, espere durante dos horas antes de comer algo.

Cada persona tiene una constitución diferente, y para algunas personas, ayunar puede ser perjudicial. Cierta vez, Srila Prabhupada le dijo a un discípulo que por orden de importancia, primero viene la salud, luego nuestro dharma (las prácticas espirituales personales), y por último nuestro servicio en ayudar a compartir la conciencia de Krishna. ¡Esto no significa que la salud sea más importante que cantar Hare Krishna! La idea es que si no tenemos buena salud, es difícil hacer otras cosas. Efectivamente, Srila Prabhupada instruyó que si un devoto está ayunando y se siente demasiado débil para realizar su servicio devocional, es mejor que coma. Durante los días de ekadashi, a Prabhupada le gustaba comerchips de banana, entre otras cosas. En nuestros templos de ISKCON, algunos cocineros preparan banquetes de ekadashi usando ingredientes tales como papa o trigo sarraceno, para substituir las preparaciones que llevan granos.

Sea cual sea la modalidad de ekadashi que elija, es mejor prepararse mentalmente en la víspera, disponiendo todo lo que planea realizar. Intente que el ekadashi sea un día en el que su ritmo cotidiano sea diferente y pueda aumentar sus actividades espirituales. El ekadashi también es un buen momento para reflexionar acerca de su avance espiritual. ¡Buena suerte!

 

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-g1Sankirtana-Shop-78Sankirtana-Shop-80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *