1

Madhava Smullen

¿Podría ser posible que Star Wars estuviera basada en la literatura védica? La obra “El Jedi en el loto” tiene una opinión al respecto.

Satyaraja Dasa (Steven J. Rosen), un estudioso erudito de la Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna y escritor popular en el ámbito delyoga y la autorrealización, investiga la conexión entre los dos mundos – Star Warsy la tradición hindú. O, de forma más exacta, Star Wars y la familia de tradiciones religiosas frecuentemente designada “hindú”, como vaishnavismo, shivaísmo yshaktismo.

Tal vez le sorprenda esta propuesta. “Espera. ¿Te refieres a Star Wars, la serie inmensamente famosa de películas de ciencia ficción creada puramente para el entretenimiento, y el hinduismo, una antigua tradición espiritual que busca desarrollar el amor por Dios y la liberación de este mundo material?”.

No hace falta que se restriegue los ojos o se pellizque. Es normal que la fusión de estas dos cosas le parezca extraña, pues incluso Satyaraja, antes de escribir su libroThe Jedi in the Lotus [“El Jedi en el loto”, obra que aún no se ha traducido al español], no estaba muy familiarizado con la serie de películas, y no era consciente de la conexión entre ésta y la tradición religiosa de la India. Así permaneció hasta que Rajiv Malhotra, presidente de la organización hindú Infinity Foundation, entró en contacto con él.

2

Satyaraja Dasa (Steven J. Rosen), autor de The Jedi in the Lotus.

Malhotra estaba familiarizado con muchos de los libros anteriores sobre “hinduismo” de Satyaraja das, y con su reputación como estudioso de la tradición. Por lo tanto, le invitó a documentar las numerosas semejanzas entre Star Wars y el hinduismo que los hindúes de todas partes del mundo le señalaban.

Satyaraja aceptó la invitación. “Sin embargo, le expliqué que al principio del libro tendría que esclarecer que la palabra ‘hinduismo’ es un nombre inadecuado”, dice. “Le dije que me encantaría usar el subtítulo ‘Star Wars and the Hindu Tradition’ [‘Star Wars y la tradición hindú’] para captar el interés de la comunidad hindú, pero mi interés sería demostrar como Star Wars refleja el Sanatana Dharma, la función eterna del alma que se describe en el vaishnavismo, en vez de la tradición hindú que surgió más tarde y tiene un carácter sectario”.

Satyaraja se sumergió en el trabajo: vio las seis películas de Star Wars una tras otra, y leyó todos los libros que se encontró sobre la serie. No tardó mucho en darse cuenta de las similitudes entre Star Wars y la tradición védica, y se inspiró.

“Escribir el libro fue apasionante, porque, aunque hubiera libros sobre Star Warsdesde la perspectiva cristiana, budista y taoísta, nadie había escrito un libro sobre las evidentes similitudes de la serie con la tradición hindú”, dice.

Satyaraja explica que George Lucas, el creador de Star Wars, fue influenciado por Joseph Campbell, el famoso mitólogo, que era su amigo. George Lucas incluso dijo: “Stars Wars no existiría si no fuera por él”. El “inventario favorito de mitos” de Campbell, como él solía decir, incluía el Ramayana y el Mahabharata, antiguas historias védicas sobre los avataras de Dios que se escribieron hace miles de años.

3

Joseph Campbell, mitólogo y amigo de George Lucas.

Aunque nunca hubiera mencionado específicamente esos libros, George Lucas dijo: “Lo saqué de la ‘mitología hindú’”. Y después del lanzamiento del primer Star Wars, en 1977, afirmó que, en parte, había formado la historia a partir de las ideas que había descrito Campbell en su libro El héroe de mil caras, en el que los principales ejemplos de “monomito” – una especie de historia arquetípica del héroe – se sacan de las historias de la India antigua.

4

George Lucas, creador de Star Wars.

En The Jedi in the Lotus, Satyaraja demuestra que en Star Wars, esa influencia produjo muchos paralelismos sorprendentes con los épicos védicos. Por ejemplo, él compara el enredo de la trilogía original de Star Wars con el enredo delRamayana.

5

Capa del libro original, en inglés.

En Star Wars, la princesa Leia es raptada y permanece prisionera de un tirano maligno, Darth Vader. Una entidad no humana – el android R2-D2 – lleva su pedido desesperado de socorro al joven héroe Luke Skywalker. Entonces, el héroe va a rescatar a la princesa con la ayuda de una criatura dedicada y noble que es mitad-hombre, mitad-animal, Chewbacca, que proviene de otro planeta.

Al final de la trilogía original de Star Wars, Luke, con la ayuda de un místico caballero Jedi llamado Obi-Wan Kenobi y legiones de soldados osos antropomórficos, libra una gran guerra. Darth Vader y su imperio nefasto son derrotados, la princesa recupera su libertad, y se restablecen la paz y la justicia.

Asimismo, en el Ramayana, la princesa Sita también es raptada y permanece prisionera del demonio Ravana. Una misteriosa entidad no humana – el buitre Jatayu – lleva su pedido de socorro al joven héroe Rama. Entonces, Rama va al rescate de la princesa con la ayuda de una criatura dedicada y noble que es mitad-hombre, mitad-animal, el hombre-mono Hanuman, que proviene de otro planeta.

6

Rama, con la ayuda de Hanuman y otros hombres-mono, yendo a liberar a Sita de la custodia de Ravana.

Rama también libra una guerra para rescatar a Sita, liderando un ejército devanaras (osos y monos que tienen características antropomórficas), y finalmente la libera del dominio de Ravana. Con las fuerzas del submundo derrotadas, emerge el reinado de Rama, y se restablecen la paz y la justicia.

Lea un resumen del Ramayana aquí: https://goo.gl/3i6NuC

Satyaraja dice que George Lucas no niega exactamente todas estas similitudes, pero es muy cauto en cuanto a revelar sus influencias. Él dice de forma enigmática: “Estoy contando un mito antiguo de una manera nueva”.

Existen muchos otros paralelismos entre Star Wars y la cultura védica. La relación entre Yoda y Luke es muy parecida a la relación tradicional guru/discípulo, y Satyaraja dice que las instrucciones que presenta Yoda “se han sacado casi literalmente del Bhagavad-gita”, la antigua guía espiritual que Krishna le presentó a Arjuna.

7

Las instrucciones que presenta Yoda “se han sacado casi literalmente del Bhagavad-gita”.

“Yoda enseña a Luke acerca del autocontrol, la importancia de restringir los sentidos”, explica. “Yoda dice que todos los Jedis tienen que superar el deseo y la ira. Similarmente, en el Bhagavad-gita se escribe: ‘Si antes de abandonar este cuerpo actual uno es capaz de tolerar los impulsos de los sentidos materiales y contener la fuerza del deseo y la ira, uno se halla bien situado y es feliz en este mundo’”.

Yoda también describe “la Fuerza” como la fuente de la fuerza de los Jedis, y, de hecho, la fuente de todas las habilidades. Krishna Se describe de la misma manera en el Bhagavad-gita. “Yo soy la habilidad del hombre. Yo soy la fuerza de los fuertes, desprovista de pasión y deseo. De todo lo que es material y de todo lo que es espiritual en este mundo, sabed con toda certeza que Yo soy tanto el origen como la disolución”.

La Fuerza también se describe como un tipo de divinidad que es energía pura – penetra y cubre todo lo que existe, y mantiene la galaxia unida. Esto se parece al Brahman, la manifestación impersonal de Dios. El aspecto personal de la Fuerza se destaca en El retorno del Jedi, en el que Yoda nos dice que la Fuerza es su “aliado”, y menciona el “amor de la Fuerza”. Esto se refiere a Bhagavan, Dios, considerando que una energía estrictamente impersonal no puede comprender atributos como “amor” y “alianza”. Y Yoda también habla de la importancia de armonizarnos con nuestro propio yo superior, describiendo en esencia el tercer aspecto de Dios que se explica en los Vedas: Paramatma.

Además, el noble arte de la guerra repleto de ética y espiritualidad que Yoda enseña a los caballeros Jedi, es idéntica a aquel de los nobles guerreros kshatriyasde los antiguos tiempos védicos. Así como Yoda enseña a los Jedis a no ser agresivos, pero sí valientes, Dronacharya, en el Mahabharata, entrena a los héroes Pandavas para que sean protectores honrados de los inocentes.

Claro, algunos dirán que los paralelismos que se señalan en The Jedi in the Lotusson meras coincidencias. Tal vez eso sea el resultado del ejercicio que los practicantes de la tradición vaishnava suelen realizar: intentar conectar todo con Krishna. Y algunas de las semejanzas que describe Satyaraja sí parecen “forzosas” – por ejemplo, su comentario de que “el nombre Yoda se parece al término sánscrito yuddha, que significa “guerra”. O su entusiasmo ante el hecho de que Luke Skywalker exhibe una cabeza rapada y una sikha, un mechón de cabello similar al que usan los devotos de Krishna, y que indica que son “siervos del guru”.

8

Anakin Skywalker cuando era padawan (aprendiz Jedi).

El propio Satyaraja admite que los monjes de las tradiciones china y japonesa también tienen ese corte de pelo. Y no teme decir que muchos de los paralelismos que señala probablemente son coincidencias. Sin embargo, está convencido de que muchos de las similitudes son más que eso.

“En el postfacio del libro, digo que una vez que el lector ha considerado todos los paralelismos que he presentado, puede decidir por sí mismo si son coincidencias o si realmente hay correlaciones suficientes para decir que Lucas fue influido por los textos védicos”, explica. “Después de haber investigado meticulosamente, estoy convencido, sin duda alguna, de que sí lo fue”.

Jonathan Young Ph.D., psicólogo y fundador del Joseph Campbell Archives, apoya la declaración de Satyaraja en el prefacio de The Jedi in the Lotus. Young, que es tan cercano a Campbell como a Lucas, dice que el libro “revela cómo la sabiduría de la India impregna las películas de Star Wars” y “nos lleva al interior de las historias de los Jedis para documentar las profundas enseñanzas orientales que George Lucas transmite en las series”.

Más allá de si compartes o no la convicción de Satyaraja de que Star Wars fue influenciado por los textos védicos, no hay duda de que The Jedi in the Lotus es una obra bien compuesta y fascinante.

En una entrevista a la revista Times, George Lucas dijo: “Coloqué la Fuerza en la película para intentar despertar cierto tipo de espiritualidad en los jóvenes”. Ese es el tipo de apertura que Satyaraja intenta explorar: “La serie Star Wars tiene la capacidad de que las personas se planteen si existe algo más allá de la superficie. Y les indico a mis lectores los textos antiguos y las religiones que se originaron a partir de ellos para poder obtener el punto crucial de la espiritualidad”.

Es bastante probable que The Jedi in the Lotus pueda brindar una base a miles de personas para que puedan profundizar en la espiritualidad oriental. En 2001, más de 70.000 personas en Australia, 53.000 en Nueva Zelanda y casi 40.000 en Reino Unido, declararon en sus respectivos censos que son seguidores de la fe Jedi, la “religión” creada por las películas Star Wars. Aunque se cree que algunos sólo lo dijeron en broma o para protestar contra el censo, existen muchos adeptos genuinos de la fe Jedi.

9

Adeptos del jediismo.

“Aunque Star Wars sea una historia ficticia creada para el entretenimiento, cualquier persona puede aceptar los principios de un Jedi”, dice Satyaraja, “y son muy similares a los que describe Krishna en el Bhagavad-gita al referirse a un trascendentalista: ‘Aquel cuya mente no se perturba ni siquiera en medio de las tres clases de sufrimientos, ni se alboroza en los momentos de felicidad, y que está libre de apego, temor e ira, se dice que es un sabio de mente estable’”.

Satyaraja concluye: “Espero que al leer The Jedi in the Lotus, o al leer este artículo, los fans de Star Wars encuentren una descripción de un Jedi todavía más detallada que en las propias películas, y que se animen a investigar la literatura védica para saber más sobre el asunto”.
The Jedi in the Lotus: Star Wars and the Hindu Tradition fue lanzado en inglés en 2010. Puede adquirirlo aquí: http://goo.gl/iSEJVN.

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-010Sankirtana-Shop-82Sankirtana-Shop-70sankirtana-shop-g1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *