Prabhupada le ha dado un nuevo servicio a Harikesa. Quiere que escriba un ensayo titulado «Conocimiento experimental», explicando los defectos de la ciencia moderna y presentando la base científica de la conciencia de Krishna. Prabhupada le ha estado entrenando personalmente, llamándole periódicamente para discutir puntos de lógica. Le dijo a Harikesa que, en vez de criticar la ciencia moderna, criticara el mal uso de la misma. La ciencia no se debe usar como una herramienta para propagar teorías ateas, y las creencias falsas deben sacarse a la luz. Los científicos modernos están desafiando a Dios, y Prabhupada, como el sirviente de Dios y Su representante, está desafiándoles a ellos: «Pueden llevarse el crédito de sus invenciones, pero ¿por qué proclaman ser Dios?»

7 de diciembre de 1975

Uno de los deseos principales de Srila Prabhupada es desarrollar un sistema de gurukula de primera clase. Él personalmente se involucró en el progreso de la escuela de Dallas, el primer gurukula de ISKCON y, ahora, aquí.

Recientemente surgieron algunas dificultades en Dallas con las leyes de Texas respecto a los dormitorios. Jagadisa Dasa, nuestro GBC para esa región, tuvo que buscar otra instalación que cumpliera las leyes del Gobierno. En una carta anterior que Jagadisa envió a Prabhupada, le informó de un sitio nuevo para la escuela, en otra ciudad. Prabhupada aprobó la idea, pero hoy llegó otra carta en la que se rechazaba la propuesta debido a las reacciones hostiles de los residentes de la zona. Jagadisa propuso que la escuela se quedara en Dallas y construir un nuevo dormitorio en el sitio ya existente. Prabhupada le animó a quedarse en Dallas, diciendo que, desde un principio, él había considerado ampliar las instalaciones. Está ansioso por ver la escuela firmemente instalada y estable, pues no quiere que la educación de los niños se interrumpa.

Aquí, en Vrindavana, Bhagatji, que vive a unas pocas casas de nuestro ashrama, dispuso la compra del terreno para nuestro gurukula y entregó un lakh de rupias para construir la escuela. Bhagatji también se ha ofrecido para ayudar a dirigir el templo. Complacido por sus esfuerzos, Prabhupada se reúne con él casi todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *