A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada
(Extracto de la obra El néctar de la devoción)

Supremamente honorable, el controlador supremo, inmutable, omnisciente, siempre está fresco, sac-cid-ananda (poseedor de un cuerpo eterno y dichoso), poseedor de todas las perfecciones místicas y tiene una potencia inconcebible.

49. Supremamente honorable

Una persona que es la principal de todas las personas importantes, se dice que es supremamente honorable.

Cuando Krishna vivía en Dvaraka, los semidioses tales como el Señor Shiva, el Señor Brahma, Indra el rey del cielo, y muchos más, solían ir a visitarlo. El portero, que tenía que encargarse de la entrada de todos estos semidioses, un día que había estado muy ocupado les dijo lo siguiente:

«Mis queridos Señor Brahma y Señor Shiva, por favor siéntense en esta banca y esperen. Mi querido Indra, por favor desista de leer sus oraciones. Eso está creando una perturbación. Tenga la bondad de esperar en silencio. Mi querido Varuna, por favor retírese. Y, mis queridos semidioses, no pierdan su tiempo inútilmente. ¡Krishna está muy ocupado y no puede recibirlos!».

50. El controlador supremo

Existen dos clases de controladores, o amos: alguien que es independiente se dice que es controlador, y alguien cuyas órdenes no pueden ser desobedecidas por nadie, también se dice que es controlador.

Por lo que se refiere a la completa independencia y soberanía de Krishna, el Srimad-Bhagavatam dice que aunque Kaliya era un gran ofensor, aun así Krishna lo favoreció marcándole la cabeza con Sus pies de loto, mientras que el Señor Brahma, aunque le había rezado a Krishna con muchos versos maravillosos, no lograba atraerlo.

Este tratamiento contradictorio de Krishna está muy de acuerdo con Su posición, porque en toda la literatura védica se lo describe como el que es completamente independiente. En el principio del Srimad-Bhagavatam, se describe al Señor como svarat, que significa «completamente independiente». Ésa es la posición de la Suprema Verdad Absoluta. La Verdad Absoluta no sólo es consciente, sino que también es completamente independiente.

Por lo que se refiere al hecho de que las órdenes de Krishna no las desobedece nadie, en el Srimad-Bhagavatam, tercer canto, capítulo dos, verso 21, Uddhava le dice a Vidura:

«El Señor Krishna es el amo de las tres modalidades de la naturaleza material. Él es el que goza de todas las opulencias, y, por lo tanto, no hay nadie igual o mayor que Él».

Las tres modalidades de la naturaleza material, bajo las órdenes de Sri Krishna.

Todos los grandes reyes y emperadores solían presentarse ante Él, ofrecerle sus obsequios y rendirle reverencias con sus yelmos a los pies del Señor. Un devoto dijo lo siguiente:

«Mi querido Krishna, cuando Tú le ordenas a Brahma ‘ahora crea el universo’, y cuando le ordenas al Señor Shiva ‘ahora disuelve esta manifestación material’, Tú mismo estás con ello creando y disolviendo la creación material. Tan solo por medio de Tus órdenes y de Tu representación parcial de Vishnu, Tú estás manteniendo los universos. Así pues, ¡oh, Krishna!, ¡oh, enemigo de Kamsa!, existen muchísimos Brahmas y Shivas que tan sólo ejecutan Tus órdenes».

51. Inmutable

Krishna no cambia Su posición constitucional, ni siquiera cuando aparece en este mundo material. Las entidades vivientes ordinarias tienen cubierta su posición espiritual constitucional. Ellas aparecen en diferentes cuerpos, y actúan bajo los diferentes conceptos corporales de la vida. Pero Krishna no cambia Su cuerpo. Él aparece en Su propio cuerpo y, por lo tanto, no lo afectan las modalidades de la naturaleza material. En el primer canto, capítulo once, verso 38, del  Srimad-Bhagavatam, se afirma que la prerrogativa especial del controlador supremo es que Él no se ve afectado en absoluto por las modalidades de la naturaleza. El ejemplo práctico de esto es que los devotos que están bajo la protección del Señor tampoco se ven afectados por la naturaleza material. Es muy difícil contrarrestar la influencia de la naturaleza material, pero los devotos o las personas santas que están bajo la protección del Señor, no se ven afectados. Luego ¿qué necesidad hay de hablar del propio Señor? Para ser más claros, aunque el Señor aparece algunas veces en este mundo material, Él no tiene nada que ver con las modalidades de la naturaleza material, y Él actúa con total independencia en Su posición trascendental. Ésa es la cualidad especial del Señor.

52. Omnisciente

Cualquier persona que puede conocer los sentimientos de todos los demás y todos los incidentes que ocurren en todos los lugares en todo momento, se dice que es omnisciente.

En el primer canto, capítulo quince, verso 11, del Srimad-Bhagavatam, se da un buen ejemplo de la omnisciencia del Señor, en relación con la visita de Durvasa Muni a la casa de los Pandavas en el bosque. Siguiendo un plan premeditado, Duryodhana mandó a Durvasa Muni y a sus diez mil discípulos como huéspedes de los Pandavas en el bosque. Duryodhana dispuso las cosas de manera que Durvasa y sus hombres llegaran a la morada de los Pandavas justo al terminar la hora de comida de los Pandavas, para que los Pandavas no tuvieran medios suficientes para alimentar a un número tan grande de huéspedes. Conociendo el plan de Duryodhana, Krishna fue a la casa de los Pandavas y le preguntó a su esposa Draupadi si había algunos remanentes de comida que le pudiera ofrecer a Él. Draupadi le ofreció un recipiente en el que sólo había un pequeño fragmento de una preparación de verduras, y Krishna lo comió inmediatamente. En ese momento, todos los sabios que acompañaban a Durvasa se estaban bañando en el río, y cuando Krishna quedó satisfecho al comer la ofrenda de Draupadi, también ellos se sintieron satisfechos y desapareció su hambre. Como Durvasa y sus hombres no podían comer nada más, se fueron sin entrar en la casa de los Pandavas. De esa forma, los Pandavas quedaron a salvo de la ira de Durvasa. Duryodhana los había enviado porque sabía que como los Pandavas no podrían recibir a un número tan grande de personas, Durvasa se enojaría y los Pandavas serían maldecidos. Pero Krishna los salvó de esa calamidad por medio de Su truco y de Su omnisciencia.

53. Siempre fresco

A Krishna siempre lo recuerdan, y Su nombre siempre lo cantan, millones de devotos, pero éstos nunca quedan saturados. En lugar de perder el interés en pensar en Krishna y en cantar Su santo nombre, los devotos tienen cada vez nuevos incentivos para continuar el proceso. Por lo tanto, Krishna siempre está fresco. No sólo está fresco siempre el propio Krishna, sino también el conocimiento de Krishna. El Bhagavad-gita, que se impartió hace cinco mil años, aún es leído reiteradamente por muchísimos hombres, y todavía se encuentra nueva luz en él. De modo que, Krishna y Su nombre, Su fama, Sus cualidades y todo lo que se relaciona con Él, siempre está fresco.

Todas las reinas de Dvaraka eran diosas de la fortuna. Se dice en el Srimad-Bhagavatam, primer canto, capítulo once, verso 33, que las diosas de la fortuna son muy volubles e inquietas, por lo que nadie puede cautivarlas permanentemente. Por este motivo, la suerte de uno siempre cambia en algún momento. Sin embargo, cuando las diosas de la fortuna residían con Krishna en Dvaraka, no lo podían dejar ni por un momento. Eso quiere decir que la atracción a Krishna siempre está fresca. Ni siquiera las diosas de la fortuna pueden dejar Su compañía.

Sri Krishna rodeado de Sus esposas, las reinas de Dvaraka.

Por lo que se refiere a que los atractivos rasgos de Krishna siempre están frescos, hay una declaración de Radharani en el Lalita-madhava en la que se compara a Krishna con el más grande de los escultores, porque Él es experto en cincelar la castidad de las mujeres. En otras palabras, aunque las mujeres castas puedan seguir las reglas y regulaciones de los principios védicos y siempre ser fieles a sus maridos, Krishna puede romper esa castidad tan dura como la piedra, con el cincel de Su belleza. La mayoría de las amigas de Krishna eran casadas, pero como Krishna había sido su amigo antes de sus matrimonios, ellas no podían olvidar Sus atractivos rasgos, que siempre les resultaban fascinantes, aún después de sus matrimonios.

54. Sac-cid-ananda-vigraha

El cuerpo trascendental de Krishna es eterno y está colmado de conocimiento y de dicha. Sat significa que existe perennemente en todo tiempo y en todo lugar; en otras palabras, que es omnipresente en el tiempo y en el espacio. Cit significa que está colmado de conocimiento. Krishna no tiene nada que aprender de los demás. Él está independientemente colmado de todo conocimiento. Ananda significa el depósito de todo el placer. Los impersonalistas buscan fundirse en la refulgencia Brahman de eternidad y conocimiento, pero evitan la porción principal del placer absoluto que hay en Krishna. Podemos gozar de la dicha trascendental de fundirnos en la refulgencia Brahman, después de quedar liberados de la contaminación de la ilusión material, de la identificación falsa, del apego, del desapego y de la absorción material. Ésas son las cualidades preliminares de una persona que puede llegar a comprender el Brahman. El Bhagavad-gita dice que debemos llenarnos de alegría; no se trata exactamente de alegría, sino de un sentido de estar libres de todas las ansiedades. El hecho de estar libre de toda ansiedad puede que sea el primer principio de la alegría, pero no es verdadera alegría. Los que llegan a comprender el yo, o que llegan a ser brahma-bhuta, solamente se están preparando para el plano de la alegría. Esa alegría sólo se puede lograr de hecho cuando se está en contacto con Krishna. El proceso de conciencia de Krishna es tan completo, que incluye el placer trascendental que se deriva de la comprensión impersonal o Brahman. Hasta los impersonalistas se sentirán atraídos hacia la forma personal de Krishna, conocida como Syamasundara.

Las palabras del Brahma-samhita confirman que la refulgencia Brahman es el rayo corporal de Krishna; la refulgencia Brahman es tan sólo una manifestación de la energía de Krishna. Krishna es la fuente de la refulgencia Brahman, tal como Él mismo lo confirma en el Bhagavad-gita. Eso nos lleva a concluir que el aspecto impersonal de la Verdad Absoluta no es el fin último; Krishna es el fin último de la Verdad Absoluta.

Por lo tanto, los miembros de las escuelas vaishnavas nunca tratan de fundirse en la refulgencia Brahman, en su búsqueda de la perfección espiritual. Ellos aceptan a Krishna como la meta final de la autorrealización. Por eso a Krishna se le llama Parambrahman (el Brahman Supremo) o Paramesvara (el controlador supremo). Sri Yamunacarya rezó de la siguiente manera:

«Mi querido Señor, yo sé que el gigantesco universo, y el gigantesco espacio y el gigantesco tiempo que se hallan en el universo, están cubiertos por las diez capas de los elementos materiales, siendo cada capa diez veces mayor que la anterior. Las tres modalidades materiales de la naturaleza, el Garbhodakasayi Vishnu, el Kshirodakasayi Vishnu, el Maha-Vishnu, y, más allá de ellos, el cielo espiritual y sus planetas espirituales, conocidos como Vaikunthas, y la refulgencia Brahman que hay en ese cielo espiritual, todos ellos en conjunto no son más que una pequeña muestra de Tu potencia».

55. Poseedor de todas las perfecciones místicas

Existen muchos niveles de perfección. Las perfecciones materiales más elevadas que hay, que obtienen los yogis perfectos, son ocho: llegar a ser el más pequeño de los pequeños, llegar a ser el más grande de los grandes, etc. Todas estas perfecciones materiales, así como las perfecciones espirituales, se pueden encontrar plenamente en la personalidad de Krishna.

56. Las inconcebibles potencias de Krishna

Krishna está presente en todas partes, no sólo dentro del universo, no sólo en el corazón de todas las entidades vivientes, sino también dentro de cada átomo. En las oraciones de la reina Kunti encontramos que se hace mención de esta inconcebible potencia de Krishna. Mientras Krishna hablaba con Kunti, Él estaba entrando simultáneamente en el vientre de Uttara, que estaba en peligro debido al arma atómica de Asvatthama.

Sri Krishna protege al futuro emperador Pariskhit dentro del vientre de su madre, Uttara.

Krishna puede engañar incluso al Señor Brahma y al Señor Shiva, y Él puede proteger de las reacciones de las actividades pecaminosas a todos los devotos entregados. Éstos son algunos de los ejemplos de Sus potencias inconcebibles.

Srila Rupa Gosvami le ofrece, entonces, sus reverencias a Krishna, diciendo lo siguiente:

«Krishna, que está presente como un ser humano, tiene como Su simple sombra a toda la naturaleza material. Él se ha expandido en muchas vacas, corderos y pastorcillos, y además se ha manifestado en todos ellos como el Narayana de cuatro manos. Él les ha enseñado a millones de Brahmas la autorrealización, y, por lo tanto, Él es digno de ser venerado no solamente por los que encabezan todos los universos, sino también por todos los demás. Así pues, permítaseme aceptarlo siempre como la Suprema Personalidad de Dios».

Cuando Krishna venció a Indra en el incidente de la planta parijata que se tomó del cielo, Narada se encontró a Indra y lo criticó diciéndole lo siguiente:

«¡Oh, Indra, gran rey del cielo!, Krishna ya venció al Señor Brahma y al Señor Shiva. ¿Qué se puede decir, entonces, de un semidiós tan insignificante como tú?».

Por supuesto que, Narada Muni estaba criticando a Indra en broma, e Indra disfrutó de ello. Las palabras de Narada confirman que Krishna podía engañar incluso al Señor Brahma y al Señor Shiva, así como también a Indra. Por lo tanto, no hay duda del poder de Krishna para hacer lo mismo con seres vivientes menos importantes.

El poder de Krishna para reducir al mínimo los sufrimientos que proceden de las reacciones pecaminosas, se describe en el Brahma-samhita de la siguiente manera:

«Desde el gran rey del cielo hasta la hormiga, todo el mundo está padeciendo las reacciones de las acciones pasadas. Pero un devoto de Krishna se libera de esas reacciones por la gracia de Krishna».

Esto quedó claramente comprobado cuando Krishna fue a los dominios de Yamaraja, el Señor de la muerte, para reclamar al difunto hijo de Su maestro. El maestro de Krishna le había pedido a Krishna que le llevara de vuelta a su hijo muerto, y para ello, Krishna fue a los dominios de Yamaraja a reclamar esa alma, que había sido llevada ahí por Yamaraja, quien la conservaba bajo su control. Krishna de inmediato le ordenó a Yamaraja: «Recibe el beneficio de Mi orden y regrésame esa alma». La interpretación de este incidente es que hasta una persona que está bajo los principios regulativos de las leyes de la naturaleza, y que, en consecuencia, puede ser castigada por Yamaraja bajo esas leyes, puede recibir inmunidad completa por la gracia de Krishna.

Sukadeva Gosvami ha descrito las inconcebibles potencias de Krishna de la siguiente manera:

«Krishna está confundiendo mi inteligencia porque, aunque Él no nace, ha aparecido como el hijo de Nanda Maharaja. Él es omnipresente, y, sin embargo, Yasoda lo sostiene en su regazo. A pesar de que Él es omnipresente, ha quedado limitado por el amor de Yasoda. Aunque Él tiene innumerables formas, aun así Él se mueve como un único Krishna ante Su padre y Su madre, Nanda y Yasoda».

En el Brahma-samhita también se dice que, a pesar de que Krishna vive eternamente en Goloka Vrinadavana, Su morada trascendental, Él está presente en todas partes, incluso dentro de los átomos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *