1

Vraja Kishor das

¿Nuestro esfuerzo personal es suficiente para alcanzar el amor puro por Dios?

Es muy común pensar que alcanzaremos la autorrealización, iluminación, liberación, Vaikuntha, vraja-prema (llámalo como prefieras) sólo a través de la misericordia de Krishna, Radha, guru, o los vaishnavas. “Todo depende de la misericordia del Señor”.

Esto no es cierto.

Si nuestra iluminación depende de Krishna, ¿por qué no estamos iluminados todavía? ¿Será porque Él quiere que suframos? Si Él puede liberarnos cuando quiera, pero no lo hace, ¿qué tipo de persona es? ¿Acaso prefiere que permanezcamos en la ignorancia y el fracaso? ¿Qué tipo de “Persona Suprema” es? Obviamente hay algo que no cuadra.

Lo que sí es cierto, es que el alma individual no puede ocasionar la iluminación, prema. Y no es cierto que el alma individual no tenga ninguna relación con el alcance de la iluminación, prema. Por ejemplo, un vaso no puede crear agua, pero sería ridículo afirmar que el vaso no tiene relación con un vaso lleno de agua. El alma individual es la conciencia, que es como el “vaso” para el conocimiento (vijñana) y el amor (prema). Esta alma no puede crear conocimiento puro o amor puro por sí misma, ¡pero esto no quiere decir que sus esfuerzos y constitución no tengan nada que ver en el logro de su iluminación, prema!

2

Nuestra conciencia es como un vaso, y el conocimiento y el amor que brotan del Señor Supremo son como el agua que llena el vaso.

Nuestro “vaso” tiene la abertura en la posición incorrecta. Está bocabajo, lejos del flujo del conocimiento y el amor divinos. Por eso no se llena. Nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, es darle la vuelta al vaso (ponerlo bocarriba), ¡y entonces el raudal de misericordia divina lo llenará!

Nadie puede darle la vuelta al vaso: sólo él puede ponerse bocarriba. Recordemos que el “vaso” es la conciencia, que es sinónimo de voluntad. Krishna ha creado voluntades conscientes eternamente independientes (las almas), y no interfiere en la voluntad individual. Sólo nosotros podemos ajustar nuestra propia conciencia a través de nuestra propia voluntad. No podemos crear conocimiento o premadivinos, pero podemos (¡y debemos!) ajustar nuestra conciencia de manera que esté “en la posición correcta” para recibir el constante flujo del conocimiento yprema divinos que brotan de la Persona Original, Sri Krishna.

Los Gosvamis discuten a fondo sobre este tema cuando describen sadhana-bhakti, porque sadhana-bhakti es el esfuerzo, el “trabajo” que realizamos. Entonces, ellos cuestionan si este esfuerzo realmente crea la meta (bhava-bhakti y prema-bhakti), o si hay algún otro factor envuelto. Su respuesta es que nuestros esfuerzos no crean literalmente la meta (amor divino), si no que nos generan receptividad para poder absorber la meta (amor divino), que desciende debido a la misericordia, compasión y gracia.

Fuente: www.vrajakishor.com

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-68sankirtana-shop-g1Sankirtana-Shop-82

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *