Terapia consciente de Krishna

Terapia consciente de Krishna

por Karnamrita Dasa y Archana-siddhi Devi Dasi

Gracias al canto de los santos nombres y al servicio devocional podemos disolver nuestro cuerpo sutil (la mente material, la inteligencia y el falso ego: la fuente de nuestros anarthas), pero nuestras actitudes mentales a menudo interfieren en ello. Debemos estar dispuestos a aceptar todo aquello que nos pueda ayudar en nuestra evolución espiritual, y la terapia es una forma de facilitar este cambio.

Cantar los santos nombres de Krishna y practicar bhakti-yoga (Conciencia de Krishna o servicio devocional) son los procesos más importantes de purificación en nuestra tradición Gaudiya Vaishnava. El counselling (aconsejamiento psicológico) también puede añadirse a nuestras prácticas conscientes de Krishna, aunque no sea la panacea para todos nuestros problemas. La razón por la que atraemos la atención sobre este punto es porque nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Necesitamos algo más que prácticas espirituales para tener éxito en nuestra vida devocional? Una respuesta puede ser no. Sólo la Conciencia de Krishna nos puede dar la Conciencia de Krishna. Sin embargo, la terapia puede ayudar a crear patrones mentales que favorezcan la práctica del bhakti-yoga. Una mente sana significa, a menudo, una psicología equilibrada, influida por la modalidad de la bondad.

Ha habido muchas críticas en cuanto a las terapias impartidas por “no devotos”. Esta preocupación puede tener cierto sentido si el terapeuta en cuestión no apoya o no entiende las prácticas devocionales de la tradición Gaudiya Vaishnava. Pero dejando esta preocupación de lado, ¿qué ocurre entonces si el terapeuta es un profesional que a la vez es devoto y que practica su profesión como un servicio a los devotos? ¿Qué pasa si este terapeuta tiene como meta ayudar a los devotos en su vida espiritual? Si la terapia se usa de este modo, entonces esta práctica se convierte en una parte de la Conciencia de Krishna, sirviendo a mejorarla.

Aunque la psicoterapia no sea espiritual en sí ni necesariamente apoye la creencia en Dios, cada vez se acepta más su dimensión espiritual. El desarrollo de terapias transpersonales y otras prácticas de carácter espiritual corroboran esta afirmación. A todo ello se suma el hecho de que en los últimos doce años hemos sido testigos de un cambio importante (al menos, en lo que se refiere al trabajo social). Hemos pasado de no reconocer las creencias religiosas de la persona a verlas como un elemento de gran ayuda en las terapias.

Gracias a nuestra experiencia, podemos dar fe del beneficio que la terapia ofrece a los devotos. A veces, incluso los devotos maduros experimentan problemas en sus relaciones personales o dificultades para llevar a cabo su sadhana, debido a sus percepciones y sentimientos negativos (anarthas). A menudo, estos devotos sienten que están haciendo todo bien en lo que respecta a la faceta exterior de la fe y de las prácticas espirituales, pero internamente se sienten atascados en las fases iniciales del servicio devocional. En otros casos, la perturbación mental del devoto es tan grande que ni siquiera son capaces de tener ningún sadhana. En cualquier caso, hay algo que está ocurriendo internamente que necesita ser cambiado, y el counselling , en estos casos, se revela como algo muy útil. Estos devotos con frecuencia han agotado otras opciones.

Para los devotos más conservadores, la psicoterapia en sí (o cualquier otro proceso que no se encuentre en los libros de Srila Prabhupada o en las escrituras Védicas) es dudosa porque se ve como algo material que puede entrar en conflicto con los postulados de la filosofía consciente de Krishna. Cualquier otra materia como la medicina, el derecho o la arquitectura se ven como meras herramientas que pueden ser usadas de forma correcta o incorrecta. Uno de los mayores miedos contra los terapeutas es que en algunos aspectos se hallan en una cierta posición de guru, dándonos consejos materiales o espirituales.

Por ello, lo ideal es que el terapeuta sea un devoto avanzado que sea consciente de la gran responsabilidad que conlleva aconsejar a alguien. En algunos casos, los no iniciados en el tema ven estos consejos como un paso atrás. Sin embargo, la meta de la psicología que fomenta el sadhana y las relaciones sanas entre devotos es otra. En casos extremos, la meta inicial puede ser la mera supervivencia física del paciente.

Quizás debemos desmitificar el couselling o simplemente delimitarlo dentro de unos parámetros que los devotos puedan aceptar. ¿Qué es exactamente el counselling o la psicoterapia? Podemos definir el counselling de forma estereotipada basándonos en su uso incorrecto. Sin embargo, nosotros vemos el counselling consciente de Krishna como un tipo muy específico y focalizado de asociación entre devotos. Esta terapia permite que una persona formada (idealmente compasiva, equilibrada y fija en sus prácticas espirituales) ayude a cambiar los patrones inservibles de su paciente y a su vez le enseñe formas productivas de relacionarse con el mundo exterior, además de hacerle ver que la mente ha de ser su amiga y no su enemiga.

Gracias al canto de los santos nombres y al servicio devocional podemos disolver nuestro cuerpo sutil (la mente material, la inteligencia y el falso ego: la fuente de nuestros anarthas). Pero se trata de un proceso lento. Nuestros patrones y actitudes mentales a menudo interfieren en ello. Se convierten muchas veces en una parte tan arraigada de nosotros, que en ocasiones no nos damos cuenta de su existencia o pensamos que no se puede hacer para cambiarlos. La terapia es una forma de facilitar el cambio. Este giro hacia nuestra identidad espiritual es realmente de lo que se trata la vida espiritual: tenemos que estar dispuestos a aceptar todo aquello que nos pueda ayudar en nuestra evolución espiritual.

La terapia y el counselling pueden ayudarnos a aprovechar mejor nuestras prácticas espirituales. Aunque no todo el mundo lo necesite, pueden ser un apoyo adicional para mantenernos fijos en nuestras metas y evitar ofensas que tengan origen en nuestros anarthas. Las ofensas y los anarthas se nutren de manera mutua y pueden convertirse en un pozo sin fondo si no se afrontan a tiempo, impidiendo así nuestro progreso espiritual. En sus grados más avanzados nos alejan incluso de Krishna.

Más abajo mostramos cómo vemos nosotros la esencia de una terapia consciente de Krishna.

  • La relación entre terapeuta y paciente ha de permitir al paciente poder revelar su mente de forma confidencial.
  • La relación con el terapeuta ha de permitir al devoto expresar sus sentimientos reprimidos de tal forma que no se traduzcan en comportamientos disfuncionales hacia los otros o hacia sí mismo.
  • La relación terapéutica ayuda al devoto a confrontarse con patrones de conducta que pueden estar dañando sus relaciones o su servicio.
  • La relación terapéutica ayuda al devoto a enfrentarse con la ira, la envidia, la lujuria y la avaricia en un espacio libre de críticas. El terapeuta puede instaurar formas creativas de corregir estos comportamientos y de saber detectarlos.
  • La relación que se genera en la terapia ayuda al devoto a comprender cómo las relaciones pasadas (por ejemplo con la familia) han modelado los comportamientos actuales. Así, se puede ser más consciente de nuestros patrones de conducta inconscientes.
  • Cuando nuestros comportamientos se tratan de forma consciente, somos capaces de entenderlos mejor y de corregirlos. Dejan de tener poder sobre nosotros como lo hacían antes de ser conscientes de ellos.

En resumen, la terapia consciente de Krishna tiene como fin ayudar al devoto a tratar sus problemas de forma propicia y a tener relaciones sanas y buenas prácticas espirituales. La guía que supone este proceso puede ser de gran ayuda para eliminar anarthas, mejorar nuestro canto y servir de forma más atenta y pura. En este sentido, esta terapia se puede ver como una vara que soporta el árbol delBhakti, con el fin de ayudar la meta primordial de la Conciencia de Krishna. En nuestra opinión, la terapia ayuda a nuestras prácticas conscientes de Krishna si es aplicada correctamente. La eficacia de cualquier proceso se juzga por los resultados. Si algo es útil para nuestra vida espiritual, sin duda lo podemos ver como una manifestación de Krishna.

 

Karnamrita Dasa es hipnoterapeuta y Arcana-siddhi Devi Dasi es Trabajadora Social Licenciada Clínico (LCSW). Ambos residen en Ridge Sandy (Carolina, EEUU) junto a su hijo.

 

Si le gustó este artículo, también le gustará el contenido de las siguientes obras:

Sankirtana-Shop-_G143Sankirtana-Shop-g1Sankirtana-Shop-82 (1)Sankirtana-Shop-010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *