Srila Prabhupada, un Narada Muni moderno

Sarvabhauma Dasa

Las semejanzas entre un gran sabio de la literatura védica y el predicador más grande de la conciencia de Krishna en los tiempos modernos.

Sri Narada Muni, uno de los hijos del Señor Brahma (el primer ser que se creó en el universo), es uno de los doce mahajanas, o autoridades de la conciencia de Krishna. Las enseñanzas de Narada se presentaron a miles de personas a través de los libros de Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. Srila Prabhupada señala en su comentario al Srimad-Bhagavatam (6.5.22): “El maestro espiritual inmediato es el representante de Narada Muni; no hay ninguna diferencia entre las instrucciones y el representante de Narada Muni y aquellas del maestro espiritual presente”.

Cuanto más escuchamos sobre Narada Muni y su sirviente Srila Prabhupada, más vemos las semejanzas en el mensaje y las actividades de esas dos grandes almas trascendentales.

Predicadores viajeros

En un comentario al sexto canto del Srimad-Bhagavatam, Srial Prabhupada habla de una semejanza entre él y Narada Muni. Después de que Narada hubiera convencido a miles de prajapatis, o progenitores de la humanidad, a renunciar a la vida familiar y dedicarse completamente a la vida espiritual, Daksha, su padre, le dijo a Narada: “Eres un hombre necio que no sabe cómo comportarse con los demás. Puedes viajar por todo el universo, pero te maldigo a que no tengas una residencia fija en ningún lugar”.

Prabhupada viajó el equivalente a 14 vueltas al mundo entre los años 1965 y 1977, con el único propósito de difundir la conciencia de Krishna.

Srila Prabhupada comenta: “En realidad, este castigo es una bendición para el predicador. A los predicadores se los conoce como parivrajakacharya, o sea, unacharya o instructor que viaja siempre para el beneficio de la sociedad humana… En el sistema parampara (sucesión discipular) de Narada Muni, también estoy maldito. Aunque tenga muchos centros adecuados para vivir, no puedo quedarme en ninguno, porque los padres de mis jóvenes discípulos me maldijeron. Desde que el movimiento para la conciencia de Krishna comenzó, viajo por todo el mundo dos o tres veces por año y, aunque me reciban bien allí donde voy, no puedo quedarme en ningún sitio más de una semana”.

“Le gusta escuchar”

En la vida espirituala, escuchar al maestro espiritual es de suma importancia, tal como vemos en la vida de Narada Muni y en la de Srila Prabhupada. Como hijo de una joven criada, Narada sirvió a los devotos y desarrolló fe en escuchar sus palabras trascendentales: “Pude oírlos describir las atractivas actividades del Señor Krishna. Y escuchando así atentamente, mi gusto por oír hablar de la Personalidad de Dios aumentó a cada paso”. (Srimad-Bhagavatam 1.5.27)

Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura, poco antes de iniciar a Srila Prabhupada en Allahabad, en el año 1932, comentó: “Sí, le gusta escribir… Se lo noté. Lo aceptaré como discípulo”. Debido a que Srila Prabhupada escuchó y repitió fielmente el mensaje de su maestro espiritual y de los preceptores vaishnavasanteriores, obtuvo un éxito tremendo a la hora de difundir la conciencia de Krishna en todo el mundo.

Distribuidores de libros

Sri Narada Muni y Srila Prabhupada son compañeros íntimos en el servicio confidencial de producir y difundir literatura trascendental que glorifica a la Suprema Personalidad de Dios. En el Srimad-Bhagavatam (1.5.11), Narada le dice a Vyasadeva, el compilador de la literatura védica: “Aquella literatura que está colmada de descripciones acerca de las glorias trascendentales del nombre, la fama, las formas, los pasatiempos, etc., del ilimitado Señor Supremo, es una creación diferente, llena de palabras trascendentales destinadas a ocasionar una revolución en las vidas impías de la mal dirigida civilización de este mundo”.

Narada instruye a Vyasadeva.

En el Padma Purana, Narada declara la siguiente profecía a Srimati Bhakti Devi, la personificación del servicio devocional: “Oh, tú que posees un hermoso rostro, ninguna era se compara a Kali-yuga (la era actual), porque estarás en cada casa, así como en el corazón de cada persona”. Además, en el mismo Purana, los sabios conocidos como Kumaras revelan a Narada la manera de establecer bhakti: “Así como cuando un león ruge los lobos huyen apavorados, de la misma forma el mero sonido del Srimad-Bhagavatam destruye todas las cualidades viciosas de Kali-yuga”.

En el Sri Chaitanya-mangala, el Señor Brahma presenta a Narada una prescripción específica para Kali-yuga: “Narada, ninguna otra escritura se compara al Srimad-Bhagavatam, que es completamente espiritual. Narada, debes enseñar el Srimad-Bhagavatam de forma que todas las entidades vivas puedan liberarse”.

No fue casualidad que el primer libro grande que elaboró Srila Prabhupada fuera una traducción al inglés del Srimad-Bhagavatam. Narada Muni alentó a Vyasadeva a escribir el Srimad-Bhagavatam para que las almas caídas de esta era se purificaran, y éste mismo Bhagavatam se convirtió en el arma principal de Srila Prabhupada para aniquilar los males de Kali-yuga.

Prabhupada con su traducción del primer canto del Srimad-Bhagavatam, impreso en 3 volúmenes.

En el Padma Purana, Bhakti Devi le dice a Narada idam sthanam parityajya videsam gamyate maya: ”Partiré de este lugar (Sri Vrindavana) y me llevarán a tierras extranjeras”. Srila Prabhupada escribió su traducción y sus comentarios delSrimad-Bhagavatam en el dhama sagrado de Vrindavana, el lugar divino donde advino el Señor Krishna. Posteriormente, Srila Prabhupada llevó los libros consigo en el barco carguero Jaladuta y partió hacia América.

Narada Muni compiló el Narada-pancharatra y el Narada-bhakti-sutra y presentó instrucciones pertinentes acerca del servicio devocional en muchos otros librosvaishnavas. Srila Prabhupada comentó que el Narada-pancharatra “proporciona instrucciones para los hombres enfermos de este mundo en relación a cómo conducir su ocupación actual hacia el camino de la emancipación espiritual”. Así, tanto Sri Narada como Srila Prabhupada buscan elevar a las personas de todas las esferas de manera progresiva y sistémica.

Sin la contribución de Narada Muni y la tradición literaria vaishnava, la conclusión védica más elevada, o siddhanta, sería mucho más difícil de conoer. Y sin los libros de Srila Prabhupada y la distribución masiva de los mismos por todo el mundo, la humanidad estaría muy perdida.

Difusores del Santo Nombre

A lo largo de los Puranas, se describe que Narada Muni siempre está viajando, tocando su divina vina (un instrumento de cuerdas) y cantando los santos nombres del Señor. Srila Prabhupada llevó personalmente los santos nombres a Nueva York, Londres, Rusia, África, Sudamérica y muchos otros lugares, y envió a sus discípulos a lugares done no podía ir personalmente.

Salvadores de los caídos

Así como Narada Muni es famoso por haber transformado a un cazador vicioso llamado Mrigari en un devoto gentil, Srila Prabhupada es famoso por haber transformado a los hippies degradados en devotos refulgentes. Así como, en una ocasión, Narada toleró la desnudez e intoxicación de los hermanos Nalakuvara y Manigriva para bendecirlos con una audencia con Krishna, Srila Prabhupada toleró a los hippies nudistas del Morning Star Ranch, en California, para otorgarles la conciencia de Krishna. Así como Narada refugió a una mujer en su ashrama en Kayadhu (la mujer que se volvería la madre del gran devoto Prahlada Maharaja), Srila Prabhupada abrigó a miles de mujeres en sus ashramas y las aceptó como sus discípulas.

Adoração à Deidade

A través del Narada-pancaratra, Narada ofrece orientaciones sobre la adoración a la Deidad, especialmente en Kali-yuga, la era actual de degradación. Srila Prabhupada se inspiró en el libro de Narada cuando empezó a adorar Deidades en los templos de todo el mundo.

En el Padma Purana, Sri Narada promete a Bhakti Devi: “Escucha mi voto. En el caso de que yo no predique tu mensaje, subyugue todas las otras religiones y convierta los festivales devocionales en algo predominante, entonces se me podrá considerar siervo del Señor Krishna”. Srila Prabhupada realizó grandes festivales de Ratha-yatra en las ciudades más importantes del mundo, haciendo que los más caídos tuvieran la oportunidad de ver al Señor Krishna en Su forma de Deidad como el Señor Jagannatha. Así, ayudó a Narada Muni a cumplir su voto de que los festivales devocionales reinarían en Kali-yuga.

Srila Prabhupada instaló las Deidades de Sri Sri Rukmini-Dvarakadhisa (Radha-Krishna) en Los Ángeles y estableció padrones de adoración a al Deidad allí y en otros templos. Como resultado de la devoción de Srila Prabhupada, ahora Deidades muy bellas agracian los templos de ISKCON en todo el mundo.

Renunciantes

Narada Muni, un santo renunciado, es famoso por haber alentado a muchos grandes reyes y líderes a renunciar a sus apegos y a rendirse a la Suprema Personalidad de Dios. Aunque Srila Prabhupada hubiera recibido miles de dólares y muchas propiedades opulentas, siempre mantuvo el espíritu de vairagya, renuncia. Él veía todo como propiedad de Krishna, y por eso usaba todo al servicio de Krishna.

Siervos humildes

Narada Muni atribuyó su avance en la conciencia de Krishna a sus fieles servicios a los devotos. Similarmente, Srila Prabhupada consideraba que cualquier éxito que tuviera en la propagación de la conciencia de Krishna se debía directamente a la misericordia de su maestro espiritual. Cierta vez, Srila Prabhupada contó que hizo una única pregunta a su maestro espiritual: “¿Cómo puedo servirte?”.

Muy oportuno

En los Puranas, Narada Muni siempre parece llegar en el momento adecuado para entregar le mensaje perfecto a las grandes almas en los momentos de dudas o aflicción. Algunos tal vez atribuyan el éxito de la prédica de Srila Prabhupada al hecho de que vino a Occidente en un momento en que numerosos jóvenes estaban buscando una vida alternativa al materialismo moderno.

En el Srila Prabhupada-lilamrita, sin embargo, Satsvarupa Dasa Goswami señala que el éxito de Srila Prabhupada fue más que circunstancial: “Lo que permitió a Srila Prabhupada difundir la cultura védica de Oriente a Occidente, y entonces de vuelta a Oriente, no se debió a que se inventara el avión, ni a las circunstancias afortunadas, ni a la suerte, ni tampoco a un fenómeno social o histórico. No. Fue la voluntad de Krishna y la sinceridad de Su siervo”.

El Sri Chaitanya-caritamrta revela cómo Narada Muni y Srila Prabhupada fueron capaces de difundir la conciencia de Krishna, krishna-shakti vina nahe tara pravartana: “Sin haber sido dotado de poder por Krishna, no es posible propagar el movimiento de sankirtana”.

El siervo íntimo de Narada

Srila Prabhupada fue más que un siervo pequeño o distante de Narada y de losacharyas vaishnavas antecesores. Difundiendo el maha-mantra Hare Krishna por todo el mundo, organizando la distribución de miles de libros sobre Krishna en los idiomas más importantes del planeta, inspirando la distribución de más de un billón de platos de prasada (alimento ofrecido a Krishna), realizando festivales devocionales en las mayores ciudades del mundo y transformando miles de libertinos de Kali-yuga en devotos de Krishna, Srila Prabhupada actuó como el siervo íntimo de su maestro espiritual y de Narada Muni.

En muchas ocasiones, Srila Prabhupada indicó que Narada estaba satisfecho y se sentía atraído por las conversaciones acerca de Krishna que ocurrían en ISKCON. En 1966, los devotos de Nueva York alquilaron un auditorio caro cerca del Carnegie Hall con la esperanza de atraer a personas influyentes, pero sólo vinieron siete personas. Cuando uno de los discípulos de Srila Prabhupada se disculpó ante él por ello, mencionando que casi nadie había venido, Prabhupada levantó las cejas y dijo: “¿Nadie? ¿No visteis a Narada?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *