Dios y la Verdad Absoluta

Ravindra Svarupa Dasa

Después de leer los libros de Srila Prabhupada, un estudiante de la licenciatura de teología supo que había encontrado algo de primera clase.

A continuación, se reproduce una versión abreviada de una clase dada el año 1999 en el primer centro que ISKCON tuvo en Nueva York, el nº 26 de la Segunda Avenida. (Resumen efectuado por Nandi Mukhi Devi Dasi).

Esta noche quiero referirme a unas frases que pueden encontrarse en la Introducción que escribiera Srila Prabhupada al Srimad-Bhagavatam. Pero antes, quiero explicar porque esas frases son tan importantes para mí. La primera vez que encontré a los devotos, estaba estudiando el tercer curso en la escuela universitaria de estudios religiosos de la Universidad de Temple. No estaba matriculado en religiones comparadas ni nada práctico por el estilo. Mi interés se centraba en la teología y filosofía de la religión. Yo era un esnob.

En el campus, me encontré con un grupo de devotos que estaban saltando enardecidos, cantando con una mridanga y unos karatalas. Lo primero que pensé fue, «nunca me verán haciendo eso».

Un amigo me llevó hasta el templo. No esperaba encontrar un nivel intelectual demasiado alto. Después leí el Isopanisad, y aquel libro rudamente impreso y escrito en un inglés sencillo provocó en mí una revolución intelectual. Me di cuenta de que estaba en presencia de una teología de primera magnitud. Cuanto más leía, más me parecía la conciencia de Krishna y su teología algo de un nivel profesional, mientras que todo lo demás me parecía para principiantes.

Una de las primeras cosas que leí fue la Introducción al Srimad-Bhagavatam. En la primera frase Srila Prabhupada hace una distinción; nunca había leído una distinción tan clara sobre este extremo:

El concepto de Dios y el concepto de Verdad Absoluta no se encuentran en el mismo nivel. El Srimad-Bhagavatam acierta en el blanco de la Verdad Absoluta. El concepto de Dios se refiere al controlador, mientras que el concepto de Verdad Absoluta se refiere al summum bonum, o la fuente última de todas las energías. No hay ninguna diferencia de opinión en cuanto al carácter personal de Dios como controlador, debido a que un controlador no puede ser impersonal. . .  Según el Bhagavad-gita, a cualquier controlador que tiene algún poder específico extraordinario se le conoce como vibhutimat sattva, o controlador apoderado por el Señor. Hay muchos vibhutimat sattvas, controladores o dioses con diversos poderes específicos, pero la Verdad Absoluta es aquél que no tiene igual. Este Srimad-Bhagavatam designa a la Verdad Absoluta, o el summum bonum, como el param satyam.

¿A qué se refiere Srila Prabhupada cuando habla acerca de que el concepto de Dios y el de la Verdad Absoluta no se encuentran en un mismo nivel? Repentinamente deduje que no se refería a los seres designados por estas ideas sino a las ideas en sí mismas. En filosofía se hace una distinción entre el significado de un término y su significante. Por ejemplo, tomemos los términos «estrella matutina» y «estrella vespertina»; ambos se refieren al mismo elemento, el planeta Venus, pero la connotación, el significado, es distinto.

A pesar de que existan muchos dioses, la Verdad Absoluta es la fuente última de todas las energías.

Srila Prabhupada dice que Dios y la Verdad Absoluta tienen connotaciones diferentes. Y lo esclarece al afirmar que existen distintos controladores o dioses. Es decir, Srila Prabhupada está pensando en el término sánscrito isvara, que significa «controlador». En principio pueden existir muchos isvaras, o dioses. El concepto de Dios no tiene el mismo significado que el concepto de la Verdad Absoluta. Pueden existir muchos controladores o dioses, pero la fuente última de todas las energías es la Verdad Absoluta.

Aquí Srila Prabhupada está refiriéndose a la definición de Brahman (Verdad Absoluta) dada en el Vedanta-sutra. El Vedanta-sutra dice que Brahman es aquella forma de la que todo emana. Es aquello que lo mantiene todo y luego lo vuelve a absorber, la fuente última de todas las energías. Hay muchos controladores o dioses con poderes muy concretos, pero la Verdad Absoluta no tiene igual.

Personas de una persona

En el segundo párrafo, Srila Prabhupada dice que la Verdad Absoluta es la Persona Suprema. Srila Prabhupada presenta el argumento del siguiente modo: La Verdad Absoluta es la fuente última de todas las energías, y los vibhutimat sattvas, o personas apoderadas por el Señor, son las energías de la Verdad Absoluta; en consecuencia, la Verdad Absoluta, que crea las personas, ha de ser también una persona. Si «controlador» significa persona, entonces el controlador de controladores debe ser también una persona.

Me gustó que Srila Prabhupada describiera a Krishna como la Suprema Personalidad de Dios, pues yo tenía muchas ideas llenas de prejuicios asociados con el término Dios. Pero pronto me di cuenta de que el término «Suprema Personalidad de la Divinidad» era un término muy preciso. «Divinidad» es un término que tradicionalmente se asocia a la Verdad Absoluta, y Srila Prabhupada dice «Personalidad de la Divinidad» para denotar que la Verdad Absoluta tiene un carácter personal.

Aunque la idea de Dios y la idea de la Verdad Absoluta son distintas, se concluye que la Verdad Absoluta incluye este aspecto personal que asociamos al término isvara. Así que lo que Srila Prabhupada consigue también en estos primeros dos párrafos es la condena del impersonalismo. Él dice que los distintos controladores son isvaras pero que además existe un paramesvara; la Verdad Absoluta es la Persona Suprema.

Srila Prabhupada acumuló toda esta información en dos párrafos. Cuando empecé a descubrir el cúmulo de información que se me ofrecía, me sorprendió considerablemente que alguien pudiera cubrir tanto tema en tan pocas frases.

Único en su clase

¿Qué significa decir que Krishna es la Verdad Absoluta, la fuente última de todas las energías? Esta idea se presenta en los Upanisads, y Srila Prabhupada citaba a menudo un verso en particular. Nityo nityanam cetanas cetananam eko bahunam yo vidadhati kaman: Hay un ser eterno (nityah), consciente (cetana) entre muchos seres conscientes eternos. Y el singular es el proveedor de los diversos de todas sus necesidades. En otros términos, el singular es independiente, y los diversos son dependientes.

Reflexionemos acerca del significado de esta afirmación. Nosotros somos nityanam, las múltiples almas conscientes, pero entre las muchas nityanam hay una nityah que es singular. Lo que se refiere a la Verdad Absoluta, que es única en su clase. Si asociamos lo dicho con lo leído en la Introducción, elnityah singular es el origen último de todas las energías, y los múltiples nityanam se encuentran en la categoría de energías, siendo pues dependientes.

Para mantenernos necesitamos provisiones, tantos kilogramos de alimento, tantos metros cúbicos de aire, tantos litros de agua. ¿Y de dónde proceden estas provisiones? Los Vedas afirman que existen controladores cósmicos, devas, especialistas del departamento de suministros. Srila Prabhupada dice que de igual modo como toda ciudad cuenta con un departamento de aguas potables, uno de suministro de gas doméstico, otro de electricidad, el universo también funciona de la misma manera.

Incluso desde el nivel mundano, cuando ustedes necesitan comestibles van a la tienda de comestibles. Si los estantes de la tienda de comestibles se vacían, ¿qué hacen los dueños de la tienda? Van a los proveedores. Todo el mundo tiene que acudir a ellos para aprovisionarse y reponer existencias. Igual sucede con los devas. Se quedan sin suministros.

Los devas, administradores cósmicos, acuden a Krishna, la Verdad Absoluta, para aprovisionarse, porque Él nunca se agota.

Vamos a seguir el rastro. Según los Vedas, en última instancia, se llega a un ser único, Krishna, la Verdad Absoluta, que abastece y abastece y abastece. ¿A quién se dirige para aprovisionarse? No lo necesita. Nunca se agota, porque Él es la Verdad Absoluta, y Su naturaleza se describe como om purnam adah purnam idam. La Invocación del Isopanisad describe un ser que es purnam, perfecto y completo. Es tan perfectamente completo que si le quitas purnam todavía continúa siendo purnam. Como dice Srila Prabhupada, las matemáticas aplicadas a la Verdad Absoluta dan como resultado 1 – 1 = 1. Krishna puede darlo todo, y todavía tiene todo; no queda disminuido por ello.

Todo lo que existe

Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Él es la Verdad Absoluta, y la Verdad Absoluta es uno sin igual. Pero hay otro significado a la expresión uno sin igual, en otras palabras, ser todo lo que existe.

El teólogo Paul Tillich dijo que Dios no puede ser el Ser Supremo entre todos los seres porque ello limitaría a Dios a ser uno entre muchos. Por lo tanto, dijo, Dios es el Ser en sí mismo. Su argumento discurre en los siguientes términos: Yo soy una persona. «Persona» significa que soy limitado, me encuentro definido. Aquí acabo yo y empieza el mundo. Por lo tanto, si Dios es una cosa entre muchas cosas, ¿cómo puede ser infinito? Para resolver este dilema, los teólogos dicen que Dios es el Ser en sí mismo. Pero se trata de un falso dilema.

Consideremos por un instante el argumento. Ya que Dios es grande, ¿Dios es, pues, una nube de gas? Una vez se consigue que Dios sea infinito e ilimitado, se queda sin nombre, sin forma, sin cualidades y sin actividades. De hecho, no es otra cosa que un gran cero. Es la nada, pero con N mayúscula. Algo va mal en este proceso.

Lo que Srila Prabhupada nos enseña es que Dios es de hecho ilimitado, simultáneamente con forma e informe, simultáneamente el Ser Supremo entre todos los seres y el Ser en sí mismo.

¡Esta sí que es una idea acerca de la Verdad Absoluta y no el retorcido concepto de un gas luminiscente! Y de esto es de lo que hablamos cuando nos referimos a la Verdad Absoluta.

 

Back To Godhead © 2000 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *