Chaitanya Mahaprabhu: Radha y Krishna unidos

1

A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada

Al principio era Krishna; luego Krishna se dividió en dos: Radha y Krishna. Y luego volvieron a unirse.

vande gurun isa-bhaktan
isam isavatarakan
tat-prakasams ca tac-chaktih
krishna-chaitanya-samjñakam

«Ofrezco respetuosas reverencias a los maestros espirituales, a los devotos del Señor, a las encarnaciones del Señor, a Sus porciones plenarias, a Sus energías y propio Señor primigenio, Sri Krishna Chaitanya». (Sri Chaitanya-caritamrta, Adi 1.1).

El Señor Chaitanya es Krishna. Eso lo afirmó Sarvabhauma Bhattacarya, que compuso cien versos alabando las glorias del Señor Chaitanya. Pero como Chaitanya Mahaprabhu estaba actuando como si se tratara de un devoto, lanzó a un lado los versos. «Oh, no soy yo». Eso refleja la humildad de Chaitanya Mahaprabhu.

Pero los devotos saben que Sri Chaitanya Mahaprabhu es Krishna: mahaprabhu sri-Chaitanya, radha-krishna nahe anya. «Sri Chaitanya Mahaprabhu es Radha y Krishna unidos». Al principio era Krishna; luego Krishna se dividió en dos: Radha y Krishna. Y después Se unieron. El resultado de dicha unión es Sri Chaitanya Mahaprabhu.

La conclusión de los Gosvamis, los principales discípulos del Señor Chaitanya, es que Krishna es uno. Nadie puede rivalizar con Krishna. Dios es uno: ekam brahma divitiyam nasti. No puede haber varios Dioses.

Cuando Dios, o Krishna, desea disfrutar, expande Su potencia de placer, y dicha potencia es Radharani. Como dice la sastra [escrituras], sakti-saktimatayor abhedah: «No hay diferencia entre la energía y la fuente de dicha energía». Sakti significa «potencia», y saktimat significa «el poseedor de la energía». Por tanto, Radha y Krishna son iguales. No hay diferencia entre ellos.

El sol es un buen ejemplo. El sol es el poderoso y el resplandor del sol el poder. En el sol tenemos calor, así como también lo hay en el resplandor solar. El sol da luz, como también lo hace el resplandor solar. Por consiguiente, por lo que se refiere a la luz y al resplandor solar, tanto uno como el otro son cualitativamente iguales. Sin embargo, la temperatura de uno y del otro es diferente. Así que existe una diferencia en lo que a cantidad se refiere.

Ese es el principio básico de la filosofía del Señor Chaitanya: achintya-bhedabheda. Achintya significa «inconcebible», bheda significa «diferencia» y abheda significa «igualdad». Esto describe toda la situación: hay un Dios, pero Él se expande de muchas maneras (eko bahu syam). Y tales expansiones son idénticas a Él y, al mismo tiempo, diferentes.

Aquí, en el primer verso del Chaitanya-caritamrta, se describe la filosofía acintya-bhedabheda. Krishna Chaitanya Mahaprabhu se expande en los gurun, los maestros espirituales. El maestro espiritual es directamente Sri Chaitanya Mahaprabhu. Saksad-dharitvena samasta-sastrair uktah: «En todos los sastras se acepta al guru como Krishna». Así que cuando ofrecen su devoción y respeto al guru, se lo están ofreciendo a Krishna. El guru no cree que es Krishna, sino que se encarga de reunir los servicios devocionales de sus discípulos y se los ofrece a Krishna. Así es el proceso.

No podemos acercarnos a Krishna directamente; hemos de acercarnos a Él por medio del guru. Tasmad gurum prapadyeta jijnasuh sreya uttamam. La afirmación del sastra es que hay que acercarse a un guru que sea capaz de aceptar el servicio del discípulo y transferirlo a la Persona Suprema. En consecuencia, la primera ofrenda se realiza al guru: vande gurun.

La tarea del guru

La tarea del guru consiste en buscar en nombre del Señor Supremo. En el Bhagavad-gita [18.66] Krishna dice, sarva-dharman parityajya mam ekam saranam vraja: «Abandona todas las ocupaciones mundanas y, sencillamente, entrégate a Mi». En este mundo material nos hemos creado muchos deberes. Esa es nuestra enfermedad. Sociología, comunismo, nacionalismo, internacionalismo, tal «ismo», tal otro «ismo»; nos hemos creado demasiados deberes. Sin embargo, todos son materiales. En consecuencia, y debido a Su misericordia inmotivada, Krishna desciende para enseñarnos nuestro verdadero deber.

La vida humana tiene como objetivo una sola cosa, athato brahma-jijnasa: hacerse preguntas relacionadas con la Suprema Verdad Absoluta. Pero la gente, en vez de hacerse dichas preguntas, se ha dedicado a crear toda clase de «ismos». Esa es su desgracia. La naturaleza nos ofrece, en esta forma de vida, la oportunidad de preguntarnos acerca de la Verdad Absoluta. Poseemos la inteligencia necesaria para hacernos preguntas de ese tipo, lo cual no ocurre con los perros y los gatos. Entre las 8 400 000 especies de vida como los árboles, las plantas, los seres acuáticos, los animales, las fieras y las distintas especies de humanos, solamente los hombres civilizados están capacitados para hacerse preguntas relativas a la Verdad Absoluta. Así que se trata de una oportunidad distintiva.

Debido a que somos partes integrales de Dios, de modo natural poseemos las cualidades de Dios en pequeña cantidad. Pero debido a nuestra convivencia con lo material, tales cualidades se encuentran cubiertas en la actualidad por diferentes designaciones. Esa es nuestra enfermedad material.

Cuando un pedazo de oro queda cubierto por el barro, no es posible contemplar sus cualidades. De modo similar, debido a que nos encontramos cubiertos por nuestras designaciones materiales, no podemos mostrar nuestras cualidades divinas. De hecho, somos pequeños Krishnas, muy pequeños. Como somos partes integrales de Krishna, poseemos las mismas cualidades. Pero esa realidad se encuentra cubierta en la actualidad, y dicha cobertura recibe diferentes nombres: socialismo, comunismo, etc. «Yo soy indio», «soy americano», «soy hindú», «soy musulmán», «soy blanco», «soy negro». Todas estas designaciones cubren nuestra verdadera naturaleza de sirvientes de Krishna. La labor del guru consiste en eliminar estas designaciones, estas suciedades.

En consecuencia, lo primero que hacemos es ofrecer nuestro respeto al guru, porque él es el agente de Krishna. Krishna dice: «Abandona todos los dharmas calificativos y entrégate a Mí. Ese es tu verdadero dharma». Pero Krishna no nos fuerza. Y ni siquiera después de escuchar la solicitud de Krishna abandonamos nuestras designaciones. Krishna dice: «Entrégate a Mí», pero excepto los Pandavas y unos cuantos devotos más, prácticamente nadie se toma esta orden en serio.

Krishna sin adulterar

Eso ocurrió hace cinco mil años, así que, ¿qué podemos esperar en la actualidad? En la actualidad hay muchos estudiosos del Bhagavad-gita, pero no ponen énfasis en la figura de Krishna. Ese es su trabajo. ¡Esos demonios están enseñando el Bhagavad-gita sin Krishna! Nadie dice lo que Krishna desea: sarva-dharman parityajya mam ekam saranam vraja. Krishna quiere, sencillamente, que todo el mundo se entregue a Él, pero algunos autodenominados estudiosos malinterpretan de diversas maneras Sus palabras, apartando la atención de la gente del modo más tonto.

Muchos de ustedes provienen de países occidentales. Y durante los últimos doscientos años el Bhagavad-gita se ha popularizado en Europa y América, al menos entre los estudiosos, teósofos y teólogos. Pero nadie ha comprendido a Krishna. Ese es el problema. Pero en los últimos, digamos, cinco o diez años, como hemos presentado a Krishna tal y como es, les ha sido muy fácil comprenderle. Krishna sin adulteraciones. Antes de esto, todo lo que se decía de Krishna estaba adulterado. En consecuencia, no hacía efecto.

Por lo tanto, si continuan impulsando este movimiento presentando a Krishna sin adulteraciones, progresará. Y tan pronto como traten de falsear a Krishna, no progresará. No será eficaz.

Pueden ser buenos estudiosos o políticos, esto o lo otro, pero nunca comprenderán quién es Krishna. Como Krishna dice en el Bhagavad-gita [7.25], naham prakasah sarvasya yoga-maya-samavrtah: «Yo no Me revelo a todos, pues están cubiertos por Mi energía ilusoria». En otros términos, si falsean a Krishna, nunca Se les revelará. Por la gracia de Krishna han logrado el refugio de Sus pies de loto. Es su gran suerte. Así que no adulteren a Krishna. Es lo único que les pido. Traten de comprender a Krishna tal y como es.

Y para permitirnos comprender y acercarnos a Krishna, Krishna en persona adviene como Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu. Su vida y enseñanzas se describen en el Chaitanya-caritamrta. Chaitanya significa «ser espiritual». Como Chaitanya Mahaprabhu es Krishna, eso significa que Krishna es la fuerza vital suprema.

Nosotros rechazamos la teoría «científica» que afirma que la vida procede de los elementos químicos. Nuestros alumnos científicos están probando que la vida no proviene de la materia sino del Espíritu Supremo, Krishna. Uno de nuestros estudiantes ha escrito un librito, Las bases científicas de la Conciencia de Krishna, y pronto vamos a publicar otro libro. ¿Cuál es el título?

Devoto: La vida proviene de la vida.

Srila Prabhupada: Sí. La vida proviene de la vida. Así es. Esas teorías «científicas» que afirman que la vida se origina de la materia son tonterías.

Todos hemos experimentado lo que es la fuerza vital y lo que es la materia muerta. Krishna explica la fuerza vital en el Bhagavad-gita [2.20], na hanyate hanyamane sarire: «La fuerza vital no acaba después de la destrucción del cuerpo». Mientras estamos vivos nuestro cuerpo se mueve y podemos sentir la presencia de la fuerza vital. Y cuando contemplamos un cadáver, inmóvil, deberíamos preguntarnos, «¿por qué este cuerpo se movía antes y por qué no se mueve ahora?». Con tan sólo estudiar esta diferencia de condición, podremos comprender qué es la fuerza vital. No es muy difícil. No hay más que comprender, «ahora la fuerza vital ha salido de este cuerpo; en consecuencia el cuerpo ya no se mueve y no es más que materia muerta». El Chaitanya-caritamrta habla de la fuerza vital, no de la materia muerta. Siempre debemos recordarlo.

Ahora bien, el guru es parte de esa fuerza vital, como lo son el Señor en persona, Sus encarnaciones, Sus expansiones, Sus devotos y Sus energías internas. Todos se encuentran en la plataforma espiritual, partes integrales de la fuerza vital (Chaitanya-samjnakam).

En consecuencia, la personificación de todas las fuerzas vitales es Krishna Chaitanya, o Sri Chaitanya Mahaprabhu. Desafortunadamente, la gente confunde a Krishna Chaitanya Mahaprabhu con un devoto, sadhu o yogui corriente. Lo cual es un error. Chaitanya Mahaprabhu es la fuerza vital original, Krishna.

Sarvabhauma Bhattacarya comprendió quién era el Señor Chaitanya. Y también Srila Rupa Gosvami. De modo similar, todos los seguidores de Rupa Gosvami y Sarvabhauma Bhattacarya comprendieron a Krishna Chaitanya Mahaprabhu. Y aquel que comprende o sigue la senda enunciada por Krishna Chaitanya Mahaprabhu, puede alcanzar muy fácilmente a Krishna. Todo esto se encuentra descrito en el Chaitanya-caritamrta.

La misión del Señor Chaitanya

Sarvabhauma Bhattacarya describió la misión de Chaitanya Mahaprabhu en los siguientes términos:

vairagya-vidya-nija-bhakti-yoga-
siksartham ekah purusah puranah
sri-krishna-chaitanya-sarira-dhari
krpambudhir yas tam aham prapadye

En estos versos Sarvabhauma Bhattacarya afirma que Sri Krishna Chaitanya es purusah puranah: Krishna, la Personalidad de Dios original. ¿Por qué adviene Krishna Chaitanya? Sarvabhauma dice, vairagya-vidyasiksartham: para enseñar el desapego y el conocimiento del servicio devocional.

Como nos encontramos sufriendo debido a tantas designaciones, por Su gran misericordia Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu vino a purificarnos de todas esas estúpidas identificaciones. Y lo hizo mediante vairagya-vidya. Raga significa «apegos materiales», y vairagya significa «libertad de los apegos materiales». Debemos abandonar estos falsos apegos. Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu nos enseña como conseguirlo en nuestra vida cotidiana: cómo amar a Krishna, cómo aproximarnos a Él.

En el Srimad-Bhagavatam, Canto undécimo, se describe al Señor Chaitanya como Krishna-varnam tvisakrishnam. Krishna-varnam significa «el que pertenece a la misma categoría que Krishna» o «el que siempre se encuentra describiendo a Krishna», y tvisakrishnam significa «con una piel que no es oscura». La única labor del Señor Chaitanya consiste en describir a Krishna, y su cuerpo no es oscuro. Krishna tiene muchos colores. Uno de Sus colores es pita, dorado. Por ello al Señor Chaitanya se le describe como el avatara dorado. A continuación, sangopangastra-parsadam: «El Señor Chaitanya siempre está acompañado por Sus amigos más íntimos». Estos acompañantes se describen en este primer verso del Chaitanya-caritamrta: los gurus, los devotos del Señor, Sus encarnaciones, expansiones y energías.

Estudien este Chaitanya-caritamrta. Pues bien, siguiendo los pasos de nuestro Guru Maharaja, Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura Prabhupada, hemos publicado esta elaborada edición inglesa. No existe ninguna edición parecida del Chaitanya-caritamrta, tan elaboradamente explicada. Puede comprenderla el estudiante avanzado.

Y todo el mundo puede avanzar. «Avanzado» significa que como mínimo tienen que comprender que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Con tan sólo comprender esto: que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios, ya son avanzados. No es muy difícil. Toda la literatura védica tiene como objetivo comprender a Krishna. ¿Qué supone esa comprensión? Que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Si se convencen de esto, su estudio de los Vedas será perfecto.

En el Bhagavad-gita [7.7] Krishna dice, mattah parataram nanyat kincid asti dhananjaya: «Mi querido Arjuna, no existe autoridad, persona o verdad superior a Mi». Si tienen fe en estas palabras de Krishna, avanzaran en la Conciencia de Krishna. Pueden creer ciegamente o después de un cuidadoso estudio. Eso carece de importancia. El fuego, ya sea que lo toquen a ciegas o a propósito, produce su efecto. De modo similar, aunque acepten a Krishna como la Persona Suprema de forma ciega, avanzarán. Oigan lo que les digo: con que tan solo tengan esta convicción: «Sí, Krishna es la Suprema Personalidad de Dios», serán estudiantes avanzados de la vida espiritual.

Todas las personas que acompañaron a Sri Krishna Chaitanya: Sri Nityananda, Sri Advaita, Gadadhara y Srivasa, todos ellos eran uno en el sentido de que su único interés consistía en impulsar la Conciencia de Krishna. Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu, la Suprema Personalidad de Dios, lo está haciendo de manera personal, y Nityananda Prabhu, Advaita Prabhu, Srivasa y Gadadhara le están ayudando.

Competencia del guru

Para aproximarse a esas cinco Personas Supremas, necesitan la ayuda de un guru. En consecuencia, al guru se le ofrecen primero oraciones respetuosas: vande gurun. El término gurun es plural porque hay muchos gurus. Aún así, los gurus son uno. Por ejemplo, Krishna tiene muchas formas, pero eso no significa que Él sea muchos. No. Krishna es uno. De modo similar, hay muchos gurus, pero su filosofía solo es una: enseñar a todo el mundo que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Esa es la prueba de que es un guru genuino. Si alguien enseña otra cosa, alguna estupidez, no es un guru. Como se afirma en la sastra:

sat-karma-nipuno vipro
mantra-tantra-visaradah
avaisnavo gurur na syad
vaisnavah sva-paco guruh

Un brahmana suele ser muy experto cantando mantras védicos, comprende los rituales, etc. Esa es la prueba del brahmana: que es muy instruido. Pero si no sabe quién es Krishna, o si no es devoto de Krishna, no puede ser guru. Por otra parte, una persona que proceda de una familia de comedores de perros, lo más bajo entre los seres humanos, puede hacerse guru si es vaisnava, devoto de Krishna.

O sea que el guru es muy importante porque él ha aceptado a Krishna como la Suprema Personalidad de Dios, ha visto la verdad y esta enseñando Conciencia de Krishna pura. Esa es la prueba de que se trata de un guru genuino. El guru genuino no dice ser Krishna, sino que va de puerta en puerta: «Por favor hazte devoto de Krishna». Esa es la prueba de que se trata de un guru genuino. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *