Diario Trascendental

Hari Sauri Dasa

Prabhupada le ha dado un nuevo servicio a Harikesha. Quiere que escriba un ensayo, titulado «Conocimiento Experimental», explicando los defectos de la ciencia moderna y presentando la base científica de la conciencia de Krishna. Prabhupada ha estado entrenándole personalmente, llamándole periódicamente para discutir cuestiones de lógica. Le dijo a Harikesa que no criticara la ciencia moderna, sino el mal uso de la misma. La ciencia no debe emplearse como una herramienta para propagar teorías ateas y las declaraciones falsas deben sacarse a la luz.  Los científicos modernos están desafiando a Dios, y ahora Prabhupada, como el sirviente de Dios y Su representante, está desafiándolos a ellos: «Pueden acreditarse sus invenciones, pero ¿por qué proclaman ser Dios?»

7 de diciembre de 1975

Uno de los principales deseos de Srila Prabhupada es desarrollar un sistema de gurukula de primera clase. Él se involucró personalmente en el progreso de la escuela de Dallas, el primer gurukula de ISKCON,  y ahora aquí.

Hace poco surgieron algunas dificultades legales en Dallas relacionadas con los dormitorios del gurukula. Jagadisha Dasa, nuestro GBC en esa región, se vio forzado a buscar otra instalación de conformidad con las leyes del Gobierno. En una carta anterior, Jagadisha informó a Prabhupada que había encontrado un lugar nuevo para la escuela, en otra ciudad. Prabhupada aprobó la idea, pero hoy llegó otra carta informando que la propuesta había sido rechazada debido a las reacciones hostiles de los residentes de la zona. Jagadisha sugirió que la escuela se quedara en Dallas y construir un nuevo dormitorio en el sitio ya existente. Prabhupada le animó a quedarse en Dallas, diciendo que él había considerado desde el principio que las instalaciones se debían ampliar. Está ansioso por ver la escuela firmemente establecida y estable, porque no quiere que la educación de los niños se interrumpa.

Aquí, en Vrindavana, Bhagatji, que vive a unas cerca de nuestro ashrama, gestionó la compra del terreno para nuestro gurukula y entregó un lakh de rupias para construir la escuela. Bhagatji también se ha ofrecido para ayudar a dirigir el templo. Complacido por sus esfuerzos, Prabhupada se reúne con él casi todos los días.

En Radhastami, durante su última visita a Vrindavana. Prabhupada instaló la piedra inaugural para el gurukula. La construcción del edificio ya ha comenzado en el terreno cerca del templo. Ahora él atiende sus progresos y discute periódicamente los planes.

Una de las citas favoritas de Prabhupada es, «El niño es el hijo del hombre», implicando que el futuro del mundo yace en sus jóvenes. Por lo tanto, una buena educación y un buen entrenamiento son esenciales para una población pacífica y un mundo libre de problemas A menudo expresa su felicidad y su convicción de que el movimiento que inició para re-espiritualizar al mundo proseguirá, porque «la juventud de su país la ha adoptado».

Con respecto a este tema, las instrucciones del joven Prahlada Maharaja son particularmente importantes para nosotros. El verso de esta mañana del Srimad-Bhagavatam (7.6.5.) se refería precisamente al asunto de aprovechar al máximo la juventud para avanzar espiritualmente. La traducción era: «Por lo tanto, la persona que se encuentra en la existencia material [bhavam asritah] y es competente para distinguir lo que está bien y lo que está mal debe esforzarse por alcanzar el objetivo supremo de la vida mientras el cuerpo esté fuerte y vigoroso, antes de que el paso de los años haga menguar sus facultades».

Srila Prabhupada comentó: «Nadie quiere ser un hombre viejo, en especial durante el invierno. Es muy difícil para los ancianos. Así pues, tienen que aceptar jara y vyadhi. Nadie puede escapar a la enfermedad. Si me enfermo, he de luchar para curarme, ir al médico, tomar una buena medicina, etc. Pero no podemos detener la enfermedad. Asimismo, no podemos detener nuestra vejez, no podemos detener nuestro nacimiento, la muerte. En consecuencia, aquí se expresa, kusalah. Kusalah significa que si ustedes realmente quieren un beneficio, ya que esta clase de lucha no les ha otorgado ningún beneficio, tato yateta, entonces deben esforzarse por ello. ¿Qué cosa? Ksemaya, por su beneficio definitivo. ¿Y durante cuánto tiempo? Sariram. Purusam yavan na vipadyeta puskalam. Mientras estén fuertes y firmes, deben intentar liberarse de este cautiverio del nacimiento, la muerte, la vejez y la enfermedad. Y no deben dejar esta cuestión de un lado, “Cuando seamos viejos, cantaremos Hare Krishna y seremos conscientes de Krishna”. Esa no es la manera. Tiene que ser de inmediato.

Prahlada Maharaja dijo que, desde el preciso comienzo de la vida, cuando se es un kaumara, un niño pequeño, un muchacho, desde esa edad tiene que comenzar esta vida bhagavata, o consciente de Krishna. Eso se llama brahmachari, enseñar brahmacharya desde el preciso comienzo de la vida. Y en cuanto ustedes son jóvenes, tienen que trabajar con mayor vigor e inteligencia. En esa etapa el cerebro funciona muy bien. El hombre joven tiene todas las facilidades. La máquina es fuerte. Esto es una máquina. La máquina vieja no puede trabajar. De manera que es una gran fortuna que los jóvenes de ambos sexos en Europa y América cultiven conciencia de Krishna en su juventud. Es una muy buena fortuna».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *