Vyasadeva: La encarnación literaria de Dios

Satyaraja Dasa

Hace miles de años se ocupó de reunir el conocimiento para que fuera más accesible a la humanidad actual.

El longevo sabio Vyasadeva, o Krishna Dvaipayana Vyasa, era el hijo divino de Parasara Muni y Satyavati. Según la tradición vaishnava, su principal misión fue la de dividir el Veda original en partes (vyasa significa «dividir») y escribir textos complementarios que aclararan su mensaje principal: la devoción a Krishna. La tradición védica nos informa que antes del advenimiento de Vyasa, hace unos cinco mil años, la gente era capaz de recordar el Veda y comprender también su significado con tan sólo escucharlo una vez. En nuestra época actual, Kali-yuga, la gente ha perdido sagacidad espiritual y su capacidad de memoria y la duración de sus vidas ha disminuido. Por lo tanto, Vyasa advino en este mundo para poner el Veda por escrito y simplificarlo de modo que fuera accesible al hombre moderno. Culminó esta titánica tarea recitando cientos de miles de intrincados versos sánscritos sin detenerse, mientras su escriba, Ganesha, iba transcribiéndolos.

A Vyasadeva no solamente se le atribuye la organización del Veda en cuatro obras distintas (los Vedas Rig, Sama, Yajur, y Atharva), sino también la composición de muchos corolarios védicos, incluido el colosal Mahabharata y el Srimad-Bhagavatam,  la crema de todos los textos vaishnavas.

El Srimad-Bhagavatam relata que Vyasa se sintió insatisfecho una vez compilados los cánones védicos y se aproximó a su preceptor espiritual, Narada, para descubrir la razón. Narada le dijo que mientras se afanaba en la vasta complejidad de los Vedas, Vyasa había omitido su propia esencia: la glorificación del nombre, la fama, la forma, las cualidades y los pasatiempos de Krishna, el Señor Supremo. Vyasa se dispuso de inmediato a corregir esa anomalía escribiendo el Srimad-Bhagavatam, que sin duda puede considerarse el pináculo de la tradición literaria védica.

Narada Muni visitó a Vyasadeva y señaló que este había omitido la esencia de los Vedas.

Vyasa, una vez finalizada la formidable tarea de poner por escrito los Vedas y de escribir también la literatura explicatoria, se mostró preocupado por la transmisión continua de tales libros en una era que no favorece el conocimiento espiritual. En consecuencia, enseñó los cuatro Vedasa cuatro discípulos: a Paila, el Rig Veda; a Vaishampayana, el Yajur Veda; a Jaimini, el Sama Veda; y a Sumantu, el Atharva Veda. También enseñó el Itihasa-Purana(historias) a Romaharsana Suta y Sukadeva Gosvami, hijo de Vyasa y la primera persona que recitó en público el Bhagavatam. Todos estos prominentes devotos del Señor, se volvieron expertos en sus Vedas respectivos y transmitieron su conocimiento a sus numerosos discípulos. De este modo, el mensaje fue descendiendo de maestro a discípulo por la sucesión discipular.

Aptitud de Vyasa

Nosotros podemos leer en la literatura védica las extraordinarias calificaciones de Vyasadeva. Se le identifica en todo el Mahabharatay los Puranas como Bhagavan, o la Persona Suprema, y a veces también se le define como encarnación de Narayana. En el Bhagavad-gitaKrishna dice que, de todos los sabios, Él es Vyasa (10.37), y Arjuna cita a Vyasa como autoridad sobre la identidad de Krishna (10.13).

Srila Prabhupada resuelve la posible confusión referida a la identidad de Vyasa: Vyasa es Dios solamente en el sentido de que se trata de un saktyavesa-avatara, una jiva eternamente liberada (un alma como usted y como yo, no el Señor Supremo) especialmente capacitada con una de las riquezas de Dios.

Tanto en el Mahabharata como en los Puranas, a Vyasa se le retrata como (1) rsi, es decir un «vidente» (2) rtvij, o «sacerdote», (3) tapasvin, o «asceta», (4) yogin, o «místico» y, finalmente como (5) guru.

Los Puranas y el Mahabharata relatan ejemplos de la habilidad de Vyasa para prever el futuro. El Srimad-Bhagavatam (1.4.16-33) afirma que vaticinó la llegada de Kali-yuga, con su degradación incluida.

En toda la literatura Itihasa-Purana, a Vyasa se le identifica repetidamente con el término de rtvij, o «sacerdote». En el Mahabharata, Vyasa llevó a cabo rituales védicos de importancia para los Pandavas; Vyasa fue el sacerdote encargado de la dirección, tanto del sacrificio Rajasuya como del sacrificio Asvamedha.

El Mahabharata muestra a Vyasa como un modelo de ascetismo. Él hizo gala de poderes mágicos, incluido su poder sobrenatural de conocer el pasado, presente y futuro, resultado de sus penitencias y austeridades. Era capaz de aparecer y desaparecer a voluntad, así como de otorgar dones y maldiciones.

El guruoriginal

A Vyasadeva, como maestro destacado del conocimiento védico, se le considerael guru original. Según el Mahabharata, era el guru de aquellos con los que compartía el conocimiento védico: Paila, Jaimini, Vaisampayana, Sumantu, Romaharsana Suta, Sukadeva, entre otros, todos los cuales se refieren a él denominándole «el guru». Vyasa tuvo una relación como guru informal de los cinco príncipes Pandavas, que le llamaban su «querido consejero» (mantri priyahitah). En todos los corolarios védicos, Vyasa actúa como el guru perfecto, dando instrucciones espirituales a muchas famosas personalidades que aparecen en dichos textos. Él fue quien vertió el mensaje del Bhagavatamen el corazón de Sukadeva Gosvami.

Sukadeva Gosvami recitó por primera vez el Srimad-Bhagavatam para el beneficio de la humanidad.

Srila Prabhupada se refiere a Vyasadeva como «el preceptor espiritual original de toda la humanidad». En honor de Vyasa, el festival anual en que los vaishnavas celebran el cumpleaños de su maestro espiritual recibe el nombre de día del Vyasa-puja. El guru genuino es un representante de Vyasa, el guru perfecto.

Además, a Vyasa se le considera por tradición uno de los siete ciranjivas, es decir personas que no mueren. (Los otros son Asvathama, Bali, Hanuman, Vibhishana, Kripa, y Parasurama). Y también se dice que aún hoy los buscadores espirituales que posean los méritos debidos pueden encontrarse con él en su cueva de los Himalayas.

Back To Godhead  ©1999

 

3 Replies to “Vyasadeva: La encarnación literaria de Dios”

  1. Un néctar de Sri Viasadeva, increíble, pero lleno de conocimiento puro.mis reverencias Gourahari Adveita das

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *