Diario Transcendental

Hari-sauri Dasa

Para un hombre común, una vida carente de asuntos familiares es casi inconcebible. En ese sentido, es muy difícil apreciar las instrucciones de Prahlada Maharaja para desarrollar el desapego de los asuntos materiales, excepto aquellos que tienen un entendimiento más amplio y un deseo genuino de buscar el verdadero significado de la vida.

Sentado en su asana [asiento], el representante perfecto de los Gosvamis, Srila Prabhupada, explicó cuán indoloro puede ser este proceso si simplemente dirigimos la tendencia inherente a formar lazos de vuelta hacia Krishna.

—Ese es el proceso del bhakti. Y no que tengamos apegos por separado. Se deben limpiar. Eso se describe en el Narada-pañcharatra: vsarvopadhi-vinirmuktam tat-paratvena nirmalam, hrsikena hrsikesa-sevanam bhaktir ucyate. La conciencia está allí, el apego está allí, pero están siendo cubiertos por muchas designaciones. Como cuando experimentamos un deseo por engendrar niños; eso es apego, apego. Y, ¿qué hace Madre Yasoda? Ella está apegada a Krishna y eso es Vrindavana. La misma cosa, de otro modo: Vivir en Vrindavana significa que todo el apego es por Krishna. Madre Yasoda está apegada a Krishna, Nanda Maharaja está apegado a Krishna, los pastorcillos están apegados a Krishna; las vacas y terneros están apegados a Krishna, Radharani está apegada a Krishna, los árboles están apegados a Krishna, las flores están apegadas a Krishna, el agua está apegada a Krishna. Eso es Vrindavana. Vrindavana significa que el centro del apego es Krishna. Eso es Vrindavana. Por lo tanto, si ustedes pueden crear ese apego centrado en Krishna, estarán en Vrindavana. De esa forma podrán crear Vrindavana en cualquier parte. Toda familia, sociedad o país, tan solo necesitan apegarse a Krishna, y eso es Vrindavana. Eso es lo que hace falta. Ese es el movimiento para la conciencia de Krishna.

Inmediatamente después de la clase, mientras Prabhupada se relajaba en su habitación de visitas y esperaba su desayuno, Harikesa hizo algunas preguntas sobre el Señor Brahma. Explicó que había leído en el Srimad-Bhagavatamque toda entidad viviente, al dejar el mundo espiritual, primero cae al nivel de Brahma. Se preguntaba si eso significaba que cada jiva se convierte en un Señor Brahma, a cargo de su propio universo, o, como han interpretado algunos devotos, cae al planeta Brahmaloka.

Prabhupada confirmó que cada entidad viviente se convierte en un Señor Brahma.

Un poco incrédulo, traté de asimilar este hecho inconcebible.

—¿Pero eso significa que todos y cada uno de los seres vivientes tiene su propio universo?

—Oh, ¿el Srimad-Bhagavatam está equivocado?  —respondió Srila Prabhupada un tanto ásperamente—¿Tú no crees que es posible que Krishna pueda darle un universo a cada uno? ¡Todo es posible para Krishna!

Expusimos la declaración de que, cuando llega el fin del universo, el Señor Brahma, como devoto puro y el principal de nuestra línea espiritual, regresa con Dios. Prabhupada confirmó que esto no le sucede a todos los Brahmas. Los seres vivientes comienzan su enredo en la vida material a partir de ese nivel y luego caen cada vez más, a medida que aumentan sus deseos materiales.

– – –

Hari Sauri Dasa fue el asistente personal de Srila Prabhupada entre noviembre de 1975 hasta marzo de 1977. A través de su diario, ganamos una comprensión personal y detallada de A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. En este primer volumen (Noviembre 1975 – Abril 1976), viajamos con Srila Prabhupada por la India y logramos una conexión especial con él. Aprendemos más sobre este hombre extraordinario y su capacidad para inspirar a las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *