La meditación y el yo interno

(Extractos del cuarto capítulo
de la obra La ciencia de la autorrealización)

¿La meditación puede resolver nuestros problemas cotidianos? ¿Las drogas pueden ayudarnos a conseguir la autorrealización? Durante una visita a Sudáfrica, Srila Prabhupada le responde estas y otras preguntas al entrevistador Bill Faill del diario Natal Mercury de Durban. 

Srila Prabhupada: Krishna es un nombre de Dios que significa «supremamente atractivo». A menos que se sea supremamente atractivo, no se puede ser Dios. Así́ que conciencia de Krishna significa conciencia de Dios. Todos nosotros somos pequeñas partículas de Dios, de la misma naturaleza que Él. Nuestra posición como entidades vivientes es como la de una pequeña partícula de oro en relación con una gran cantidad de oro. 

Sr. Faill: ¿Nosotros somos algo así como chispas de un fuego? 

Srila Prabhupada: Sí. Tanto el fuego como la chispa son fuego, pero uno es grande y la otra es muy pequeña. Sin embargo, a diferencia de la relación entre la chispa y el fuego, nuestra relación con Dios es eterna. Si bien, en los actuales momentos hemos olvidado esta relación debido al contacto con la energía material; estamos enfrentándonos a muchísimos problemas únicamente debido a ese olvido. Si logramos revivir nuestra conciencia de Dios original, nos volveremos entonces felices. Esa es la conciencia de Dios original. Existen diferentes procesos de autorrealización, pero en la presente era de Kali, la gente es muy caída y requiere del sencillo proceso de conciencia de Krishna. Ahora están pensando que el supuesto avance material es la solución a sus problemas, pero eso no es un hecho. La verdadera solución consiste en volverse consciente de Krishna y así salir enteramente de la condición material. Debido a que Dios es eterno, nosotros también somos eternos, pero cuando nos encontramos en la condición material, pensamos: «Yo soy este cuerpo» y, por ello, hemos de cambiar repetidamente de un cuerpo a otro. Eso se debe a la ignorancia. En realidad no somos nuestros cuerpos, sino chispas espirituales, partes o porciones de Dios. 

Sr. Faill: ¿Así que el cuerpo es como un vehículo para el alma?

Srila Prabhupada: Sí. Es justamente como un automóvil. Así como uno va de un lugar a otro en un auto, así, debido a las maquinaciones mentales que realizamos en la condición material de la vida, estamos yendo de una posición a otra, tratando de ser felices. Pero nada nos hará felices a menos que lleguemos a nuestra verdadera posición, es decir, que todos somos partes o porciones de Dios, y que nuestro verdadero deber es el de relacionarnos con Dios y, cooperando con Él, ayudar a todas las entidades vivientes. La vida humana civilizada se alcanza solo después de una prolongada evolución a través de 8.400.000 especies de vida. Así que si no sacamos provecho de esta vida humana civilizada para entender quién es Dios, quiénes somos nosotros y cuál es nuestra relación con Él, sino que en vez de ello simplemente desperdiciamos nuestra vida como perros y gatos, yendo de aquí para allá buscando la complacencia de los sentidos, entonces habremos perdido una gran oportunidad. El movimiento de conciencia de Krishna tiene por objeto enseñarle a la gente a sacar pleno provecho de la forma humana de vida, mediante el intento de entender a Dios y nuestra relación con Él. 

Sr. Faill: Si no logramos sacar el mayor provecho de esta vida, ¿recibimos una segunda oportunidad en otra vida? 

Srila Prabhupada: Sí. De acuerdo con los deseos de uno en el momento de la muerte se recibe otro cuerpo. Sin embargo, no se garantiza que ese cuerpo sea un cuerpo humano. Como ya he explicado, hay 8.400.000 diferentes formas de vida. Uno puede entrar en cualquiera de ellas de acuerdo con su condición mental en el momento de la muerte. Aquello en lo que pensamos en el momento de la muerte, depende de cómo actuamos durante nuestra vida. Mientras poseemos conciencia material, nuestras acciones se encuentran bajo el control de la naturaleza material, que es conducida a través de tres modalidades: bondad, pasión e ignorancia. Esas modalidades son como los tres colores básicos: amarillo, azul y rojo. Así como uno puede mezclar rojo, amarillo y azul para producir millones de colores, las modalidades de la naturaleza están siendo mezcladas para producir muchas variedades de vida. Para detener la repetición del nacimiento y la muerte en diferentes formas de vida, hemos de trascender la cobertura de la naturaleza material y llegar al plano de conciencia de Krishna; entonces, en el momento de la muerte hemos de trasladarnos a otro cuerpo, bien sea mejor o peor que nuestro cuerpo actual. 

Si cultivamos la modalidad de la bondad, entonces somos promovidos al sistema planetario superior, en el que hay un mejor nivel de vida. Si cultivamos la modalidad de la pasión, entonces permaneceremos en la etapa actual, pero si por ignorancia cometemos actividades pecaminosas y violamos las leyes de la naturaleza, entonces seremos degradados a la vida animal o vegetal. Luego, de nuevo habremos de evolucionar hasta la forma humana, proceso que puede tardar millones de años. Por lo tanto, un ser humano debe ser responsable. Debe sacar provecho de la oportunidad poco común que proporciona la vida humana, entendiendo su relación con Dios y actuando de acuerdo con ello. Entonces, podrá salirse del ciclo del nacimiento y la muerte en diferentes formas de vida, e ir de vuelta al hogar, de vuelta a Dios. 

Sr. Faill: ¿Cree que la meditación trascendental está ayudando a la gente? 

Srila Prabhupada: La gente no sabe qué es verdadera meditación. Su meditación es simplemente una farsa, otro proceso engañoso de los supuestos svamis y yogis. Usted me pregunta si la meditación está ayudando a la gente, pero ¿sabe lo que es la meditación? 

Sr. Faill: La tranquilidad de la mente, tratando de sentarse en el centro sin balancearse de ninguna manera. 

Srila Prabhupada: Y ¿cuál es el centro?

Sr. Faill: No sé.

Srila Prabhupada: Así que todo el mundo está hablando mucho de la meditación, pero nadie sabe lo que verdaderamente es. Esos engañadores usan la palabra «meditación», pero no saben en qué se debe meditar verdaderamente. Tan solo hacen propaganda falsa. 

Sr. Faill: ¿La meditación no es valiosa al menos para que la gente piense correctamente? 

Srila Prabhupada: No. Verdadera meditación significa alcanzar un estado en el que la mente esté saturada de conciencia de Dios. Pero si uno no sabe lo que es Dios, ¿cómo puede meditar? Además, en esta era, las mentes de la gente están tan agitadas, que las personas no se pueden concentrar. Yo he visto una supuesta meditación; simplemente duermen y roncan. Desgraciadamente, en el nombre de conciencia de Dios o «autorrealización», muchos engañadores están presentando métodos de meditación desautorizados, sin referirse a los libros autorizados del conocimiento védico. Ellos están únicamente practicando otro tipo de explotación. 

Sr. Faill: ¿Y qué puede decirse de algunos de los otros maestros, como Ouspensky y Gurdjieff? En el pasado, trajeron al Occidente un mensaje similar al suyo. 

Srila Prabhupada: Tendríamos que estudiar los detalles de sus enseñanzas para saber si cumplen con la norma védica. El cultivo de conciencia de Dios es una ciencia, tal como la ciencia médica o cualquier otra ciencia. No puede ser diferente solo porque la hablen hombres diferentes. Dos más dos son cuatro en todas partes, nunca cinco ni tres. Eso es ciencia. 

Sr. Faill: ¿Cree que otras personas puede que hayan enseñado el método genuino de conciencia de Dios? 

Srila Prabhupada: A menos que estudiara sus enseñanzas detalladamente, sería muy difícil opinar. Hay muchísimos engañadores. 

Sr. Faill: Haciéndolo solo por dinero.

Srila Prabhupada: Eso es todo. No siguen ningún método autorizado. Por lo tanto, estamos presentando el Bhagavad-gita tal como es, sin ninguna interpretación personal. Eso es algo autorizado. 

Sr. Faill: Sí, si uno comienza a adornar las cosas, inevitablemente las cambia. 

Srila Prabhupada: El proceso de conciencia de Krishna no es nuevo. Es muy, muy antiguo y autorizado. No puede ser cambiado. Tan pronto como uno trata de cambiarlo, la potencia se pierde. Esa potencia es igual que la electricidad. Si uno quiere generar electricidad debe seguir las regulaciones pautadas, ajustando correctamente todos los polos negativos y positivos. Uno no puede construir el generador caprichosamente y aun así producir electricidad. En forma similar, hay un método pautado para entender la filosofía de conciencia de Krishna de labios de autoridades apropiadas. Si seguimos sus instrucciones, entonces el proceso actuará. Desafortunadamente, una de las enfermedades peligrosas del hombre moderno consiste en que todo el mundo quiere hacer las cosas según sus propios caprichos. Nadie quiere seguir el sendero autorizado. Por lo tanto, todo el mundo está fracasando, tanto espiritual como materialmente. 

Sr. Faill: ¿Está creciendo el movimiento de conciencia de Krishna? 

Srila Prabhupada: ¡Oh, sí, mucho! Le sorprenderá saber que estamos vendiendo libros en decenas de miles. Tenemos unos cincuenta libros, y muchos bibliotecarios y profesores universitarios los aprecian mucho, debido a que antes de ser publicados, no existía literatura como esa. Es una nueva contribución al mundo. 

Sr. Faill: El proceso de conciencia de Krishna parece implicar el raparse la cabeza y vestirse con ropa azafrán. ¿Cómo puede un hombre ordinario, involucrado en la vida familiar, cultivar conciencia de Krishna? 

Srila Prabhupada: La ropa azafrán y la cabeza rapada no son indispensables, si bien crean una buena situación mental, de la misma manera en que un militar se vigoriza cuando se viste adecuadamente; se siente como un militar. ¿Acaso significa eso que si no está uniformado no puede pelear? No. De la misma manera, el desarrollo de conciencia de Dios no puede ser detenido; puede ser revivido en cualquier circunstancia; pero ciertas condiciones lo favorecen. Por lo tanto, prescribimos vivir de cierta manera, vestir de cierta manera, comer de cierta manera, etc. Esas cosas favorecen el cultivo de conciencia de Krishna, pero no son indispensables. 

Sr. Faill: ¿Entonces alguien puede ser un estudiante del proceso de conciencia de Krishna mientras continúa con su vida diaria normal? 

Srila Prabhupada: Sí.
Sr. Faill: ¿Y las drogas? ¿Pueden ayudar en el proceso de 

comprender a Dios?
Srila Prabhupada: Si las drogas pudieran ayudar a la comprensión de Dios, entonces serían más poderosas que Dios. ¿Cómo podemos aceptar eso? Las drogas son sustancias químicas, es decir, cosas materiales. ¿Cómo puede algo material ayudarlo a uno a comprender a Dios, que es completamente espiritual? Es imposible. Lo que uno experimenta con el consumo de drogas es sencillamente una clase de embriaguez o alucinación; eso no es comprensión de Dios. 

Sr. Faill: ¿Cree que los grandes místicos, a través de las eras, de hecho han visto la chispa espiritual que usted mencionó anteriormente? 

Srila Prabhupada: ¿Qué quiere usted decir con «místico»? 

Sr. Faill: Es solo un nombre que se les da a las personas que han experimentado otro nivel de realidad. 

Srila Prabhupada: Nosotros no usamos la palabra «místico». Nuestra realidad consiste en comprender perfectamente a Dios, lo cual ocurre cuando llegamos al plano espiritual. Mientras tenemos un concepto corporal de la vida, nuestra comprensión no es más que complacencia de los sentidos, debido a que el cuerpo está hecho de sentidos. Cuando superamos el plano corporal y vemos la mente como el centro de la actividad sensual, consideramos la mente como la etapa final de la iluminación. Eso constituye el plano mental. Del plano mental podemos elevarnos al plano trascendental. Finalmente, podemos elevarnos por encima incluso del plano trascendental y llegar al maduro plano espiritual. Esas son las etapas para comprender a Dios. Sin embargo, en esta era, debido a que la gente es tan caída, los śastras (las Escrituras) dan la recomendación especial de que la gente vaya directamente al plano espiritual mediante el canto de los santos nombres de Dios: Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare/ Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare. Si cultivamos esta práctica perteneciente al plano espiritual, de inmediato podemos experimentar nuestra identidad espiritual, y entonces, el proceso para comprender a Dios alcanza el éxito muy rápidamente. 

Sr. Faill: Hoy en día mucha gente está diciendo que debemos buscar la verdad internamente, más que buscarla externamente en el mundo de los sentidos. 

Srila Prabhupada: Buscar internamente significa saber que uno es alma espiritual. A menos que uno entienda que no es el cuerpo sino un alma, no hay cuestión de buscar internamente. Primero tenemos que estudiar: «¿Soy este cuerpo, o soy algo que se encuentra dentro del cuerpo?». Desgraciadamente, esta materia no se enseña en ningún colegio, escuela superior ni universidad. Todo el mundo está pensando: «Yo soy este cuerpo». Por ejemplo, en este país, en todas partes la gente está pensando: «Yo soy sudafricano, ellos son hindúes, aquellos son griegos», etc. En realidad, todas las personas en el mundo entero están inmersas en la concepción corporal de la vida. El desarrollo de conciencia de Krishna comienza cuando uno se encuentra por encima de esa concepción corporal. 

Sr. Faill: ¿Así que el reconocimiento de la chispa espiritual es lo primero? 

Srila Prabhupada: Sí. Reconocer la existencia del alma espiritual que se encuentra dentro del cuerpo es el primer paso. A menos que uno entienda ese simple hecho, no hay cuestión de avance espiritual.

Sr. Faill: ¿Es cuestión de solo entenderlo intelectualmente?

Srila Prabhupada: Al comienzo sí. Hay dos departamentos del conocimiento: el teórico y el práctico. Primero uno debe aprender la ciencia espiritual teóricamente; luego, por actuar en ese plano espiritual, uno llega al punto de la comprensión práctica. 

Desafortunadamente, hoy en día prácticamente todo el mundo se encuentra en la oscuridad del concepto corporal de la vida. Por lo tanto, este movimiento es muy importante, ya que puede elevar a los hombres civilizados sacándolos de esta oscuridad. Mientras ellos estén inmersos en un concepto corporal de la vida, no son mejores que animales. «Yo soy un perro», «yo soy un gato», «yo soy una vaca». Los animales piensan así. Tan pronto como alguien pasa, un perro ladra pensando, «yo soy un perro, me han designado aquí como perro guardián». En forma similar, si uno adopta la mentalidad perruna y les pregunta imperiosamente a los extranjeros: «¿Por qué han venido a este país? ¿Por qué han venido a mi jurisdicción?», entonces, ¿qué diferencia hay entre el perro y uno? 

Sr. Faill: Ninguna. Para cambiar un poco el tema, ¿es necesario seguir ciertos hábitos alimenticios para practicar la vida espiritual? 

Srila Prabhupada: Sí. Todo el proceso tiene por objeto purificarnos, y el comer es parte de esa purificación. Creo que ustedes tienen un refrán que dice: «Uno es lo que come», y eso es un hecho. Nuestra constitución corporal y nuestra situación mental están determinadas por lo que comemos y por la manera en que comemos. En consecuencia, los śastras recomiendan que para volverse consciente de Krishna uno debe comer los remanentes de la comida dejada por Krishna. Si un enfermo de tuberculosis come algo y usted come los remanentes, usted quedará infectado con tuberculosis. De igual manera, si usted come krishna-prasada, quedará entonces infectado con conciencia de Krishna. Así pues, nuestro proceso consiste en que no comemos nada directamente. Primero ofrecemos la comida a Krishna, luego la comemos. Eso nos ayudará a avanzar en el desarrollo de conciencia de Krishna. 

Sr. Faill: ¿Todos ustedes son vegetarianos?

Srila Prabhupada: Sí, debido a que Krishna es vegetariano. Krishna puede comer cualquier cosa pues Él es Dios, pero en el Bhagavad-gita [9.26] Él dice: «Si alguien Me ofrece con amor y devoción una hoja, una flor, fruta o agua, Yo lo aceptaré». Él nunca dice: «Denme carne y vino».

Sr. Faill: ¿Y en cuanto al tabaco?

Srila Prabhupada: El tabaco es también una droga. Ya estamos drogados por estar inmersos en una concepción corporal de la vida, y si aumentamos la enajenación, estamos perdidos. 

Sr. Faill: ¿Quiere decir que cosas tales como la carne, el alcohol y el tabaco, únicamente refuerzan la conciencia corporal? 

Srila Prabhupada: Sí. Supóngase que tiene una enfermedad y quiere curarse. Tiene que seguir las instrucciones de un médico. Y si él dice: «No coma esto; coma solo aquello», usted tiene que seguir su prescripción. En forma similar, nosotros también tenemos una prescripción para curarnos del concepto corporal de la vida: cantar Hare Krishna, oír hablar de las actividades de Krishna y comer krishna-prasada. Este tratamiento constituye el proceso de conciencia de Krishna. 

The Bhaktivedanta Book Trust ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *