Sexo: El gran asunto incómodo en ISKCON

Krishnanandini Devi

Aviso: Las opiniones en el siguiente artículo pertenecen a la autora, y no reflejan necesariamente la postura oficial de ISKCON.

Recientemente, el equipo Grihastha Vision Team de ISKCON realizó una encuesta informal a decenas de parejas e individuos en ISKCON para determinar algunos de los mayores desafíos en su matrimonio. Surgieron dos grandes retos:

  1. Falta de intimidad emocional y/o física; ausencia de cercanía, incluyendo intercambios amorosos; y dificultad en la intimidad sexual.
  2. Incompatibilidad y falta de educación prematrimonial y/o consejería matrimonial.

Ningún otro grupo religioso enfrenta el mismo problema del sexo en el matrimonio. Según todas las Escrituras, practicar sexo fuera de un matrimonio legítimo y espiritual es pecaminoso. No obstante, todas las demás religiones consienten la intimidad sexual dentro del matrimonio como un privilegio concedido por Dios.

Muchas parejas en ISKCON están entrando en contacto con educadores, terapeutas y consejeros matrimoniales y familiares del Grihastha Vision Team (GVT) para consultar acerca de la intimidad sexual. Los devotos se divorcian o abandonan el movimiento a causa de ello. Los educadores matrimoniales y familiares del GVT han sido testigos una y otra vez del dolor y la devastación causados ​​por los devotos que se enfrentan a la cuestión de la intimidad emocional y física.Un devoto escribió en la encuesta: «No hay un sistema sincero y adecuado de apoyo en la comunicación para parejas que atraviesan problemas. Los devotos no hablan sobre sus dificultades por temor al juicio externo y sufren en soledad. Algunos devotos y kulis tienen un nivel alto de problemas de salud mental debido a la falta de apoyo —otro factor que favorece el divorcio. Aunque los devotos asumen votos durante su iniciación, diría que muchos de ellos practican sexo, pero ninguno lo admite públicamente por miedo a ser juzgados y quedar en ridículo por no cumplir sus votos».

Represión artificial

La postura «el sexo en el matrimonio es únicamente para procrear» preocupa a muchas parejas. Algunos, sintiéndose abrumados, se divorcian o se separan. ¡Algunas familias han sido devastadas y algunos devotos han considerado incluso la pornografía o cometer suicidio!

Casi no hablamos sobre cómo lidiar con el sexo en nuestra sociedad consciente de Krishna, a no ser su lado negativo. Es un verdadero problema, el gran asunto incómodo, y, lamentablemente, la causa de mucha angustia, confusión y malentendido. Por eso es un asunto tan importante en ISKCON.

«Yo diría que hay un mayor índice de divorcios en ISKCON que en el [resto del] mundo», escribió un participante de la encuesta. «Creo que se debe al fanatismo, la renuncia falsa, sentimientos de culpa por el sexo y la incapacidad de cumplir los votos de iniciación, por lo que he visto».

Algunos devotos incluso dudan si abrazarse, porque les han dicho que el sexo es malo y que conlleva a situaciones más infernales; que abrazarse conduce al sexo.

Otro encuestado escribió: «Rechazo del deseo sexual = cuando se considera que el sexo es sucio, incorrecto, pecaminoso, etc., ocurre abuso emocional. También veo a personas que no encuentran medios saludables para expresar sus influencias hormonales. Esto también puede generar abandono y abuso emocional. He presenciado el comportamiento errático en las personas que intentan controlar su deseo sexual y no es agradable».

La mayoría de las personas han de atravesar varias etapas hasta alcanzar realmente el nivel de amor puro y avanzado por Dios. La represión artificial de deseos antes de alcanzar este nivel superior no se saludable. Tal como el Señor Krishna dice en el Bhagavad-gita: «¿Qué puede lograrse con la represión?»

La represión artificial del deseo sexual conduce a la ira, endurece el corazón y nos aleja de la vida espiritual. ¿Acaso los devotos deben simplemente dejarse llevar y satisfacer sus deseos sin ningún principio o plan? No. El GVT recomienda que las parejas se esfuercen en purificar esos deseos dentro de un matrimonio genuino, al lado de un compañero afectuoso, trabajando con el fin último de liberarse de los deseos materiales.

Un abordaje honesto y basado en principios

Esto requiere una atenta consideración, y un abordaje honesto y basado en principios. Tal como comentó otro participante de la encuesta, «Algunos devotos sienten que tienen que parecer más santos de lo que son, y eso engaña a su pareja —es bueno ser honestos».

Hay tres categorías principales de devotos casados, y todos ellos están practicando la conciencia de Krishna con sinceridad y seriedad, y todos ellos se consideran grihasthas genuinos:

  1. Parejas que son muy avanzadas y están libres de varios de los deseos materiales groseros y sutiles. Aunque son poco comunes, estas parejas existen como resultado de haber practicado seriamente servicio devocional. Trabajan juntos en una relación sana y amorosa para satisfacer al Señor mediante el servicio y la devoción. Se relacionan sana y amorosamente entre ellos y con los demás.
  2. Uno de los cónyuges es capaz de renunciar a la intimidad sexual, pero el otro no está preparado o es incapaz de hacerlo. Los estudios de los especialistas en ciencias sociales muestran que el deseo sexual puede ser diferente en cada miembro de la pareja. Trabajan juntos en una relación sana y amorosa para satisfacer al Señor mediante el servicio y la devoción. Se ayudan uno al otro, comprendiendo que servirse mutuamente es parte de su servicio a Dios. Demuestran afecto saludable entre ellos, con sus niños y con su comunidad. No se cierran a la idea de tener y criar hijos como ofrenda al Señor.
  3. Ambos cónyuges quieren disfrutar de la intimidad sexual y comprenden que la proximidad y cuidarse uno al otro no tiene por qué perjudicar su servicio devocional. Más bien, entienden que, siendo honestos y íntegros en su actitud, mientras cantan y sirven regularmente, gradualmente se liberarán de los deseos materiales. Demuestran afecto saludable entre ellos, con sus niños y con su comunidad. No se cierran a la idea de tener y criar hijos como ofrenda al Señor.

En cada uno de estos ejemplos, las parejas son devotos sinceros, deseosos de trabajar como un equipo para superar los desafíos de maya. La intención de cada pareja es la de ayudar amorosamente a sus cónyuges a disminuir los deseos que nos mantienen atados al mundo material.

La manera en que una pareja enfrente los desafíos particulares puede ser bastante diferente de la de las demás, debido a sus deseos únicos e individuales, experiencias de vida, recursos, etc. Se debe considerar la cuestión del deseo sexual igual que cualquiera de las otras dificultades de los aspirantes a devotos. A veces es difícil cantar las rondas de japa regularmente; puede que algunos se enfrenten al deseo sexual; quizás a otros les cueste superar la envidia; alguien puede tener dificultad con alguna adicción anterior. Sea cual sea el caso, hay que intentar seguir los principios lo mejor que se pueda, cantar los Santos Nombres e implorar por misericordia en cualquier situación.

«En realidad, una persona que está cultivando conciencia de Krishna y todavía tiene algún apego al goce material, pronto quedará libre de esa tendencia si presta servicio devocional regularmente bajo las instrucciones de un maestro espiritual genuino», escribe Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada en El néctar de la devoción.

La vida conyugal nos permite cumplir (y purificar) nuestros deseos de acuerdo a los principios espirituales

En el ashrama de casados, el Señor Krishna nos permite satisfacer nuestros deseos de maneras reguladas, permitiéndonos liberarnos gradualmente de los deseos sensuales. Nos da un cónyuge para que nos ayude en este proceso. Y la vida sexual en un matrimonio consciente de Dios puede considerarse como una oportunidad para acercarse uno al otro y a Dios.

Los devotos comprometidos seriamente en la vida espiritual no deberían sentirse culpables cuando no pueden mantener los estándares más elevados, siempre y cuando estén comprometidos a alcanzar los estándares más elevados. Comprometidos a alcanzar los estándares más elevados significa que la persona quiere llegar a librarse del deseo sexual material o cualquier otro deseo que le ate al mundo material. Además, significa trabajar para alcanzar esta libertad mediante el bhakti-yoga: cantando, sirviendo a los devotos y compartiendo el mensaje del Señor Chaitanya con los demás.

«Al comienzo del cultivo de conciencia de Krishna puede que alguien no ejecute cabalmente los mandatos del Señor —escribe Srila Prabhupada en el significado del Bhagavad-gita 3.31—, pero por el hecho de no estar resentido con ese principio y trabajar sinceramente, sin tomar en cuenta derrota ni pesimismo alguno, es seguro que será promovido a la etapa de conciencia de Krishna pura».

El Señor Krishna creó el sexo; es un acto espiritual, así como físico. El sexo basado en principios no es apenas dos cuerpos rozándose entre sí: para un marido y una esposa, el sexo es un acto físico que debería reflejar la unión emocional dentro de un estilo de vida espiritual. Muchas personas consideran la intimidad física como parte de la intimidad emocional, y así debería ser. Se desean intercambios amorosos, cercanía, respeto, apreciación y unión con el cónyuge —y esto es muy normal.

Dios nos ha dado el sexo

Dios ha creado el sexo para que las entidades vivas puedan reproducirse, para permitir que otras almas obtengan cuerpos físicos y puedan cumplir sus deseos materiales y purificarse al desarrollar deseos espirituales. Esta es la función primaria y principal del sexo. El Señor Krishna ha establecido pautas o leyes en la sociedad humana para su bienestar y su avance espiritual.

El sexo legítimo se permite entre personas que pueden reproducirse (varones y mujeres) —y es el sexo en un matrimonio santificado donde la gente hace votos delante de Dios, la familia y la comunidad. Cuando se honra el sexo de esta manera, es realmente espiritual. El propio Señor lo declara en el Bhagavad-gita: «Yo soy la vida sexual que no va en contra de los principios religiosos».

 

«El órgano genital y el placer de engendrar contrarrestan los sufrimientos ocasionados por las cargas familiares —escribe Prabhupada en el significado del Srimad-Bhagavatam 2.6.8—. Dejaríamos de engendrar por completo, si no existiera, por la gracia del Señor, una capa, una sustancia dadora de placer, en la superficie de los órganos generativos. Esa sustancia da un placer tan intenso, que contrarresta por completo el sufrimiento causado por las cargas familiares».

No obstante, los buscadores espirituales tienen que reducir la búsqueda de placer material (que es inevitablemente temporal y tiene consecuencias) para poder realizar gradualmente los placeres eternos de los intercambios amorosos incondicionales. El Grihastha Vision Team recomienda que los cónyuges, mediante la inteligencia y la compasión, cooperen para avanzar espiritualmente y tengan relaciones sanas y amorosas.

Conclusión

Los miembros del Grihastha Vision Team han aconsejado e instruido a cientos de parejas, presidido bodas, escrito libros y escuchado los lamentos y frustraciones de devotos que se esfuerzan en ser conscientes de Krishna antes y después del matrimonio. De ninguna manera estamos alentando a los devotos a simplemente gratificar sus impulsos sexuales sin restricción. En cambio, el GVT quiere plantear el tema, invitar a la reflexión abierta y honesta, y dar esperanza y aliento sobre un tema controvertido y desconcertante en nuestro movimiento. Los participantes de la encuesta plantearon rotundamente que hace falta orientación y apoyo en el área del cariño y la intimidad.

Los devotos necesitan sentir esperanza dondequiera que se encuentren en su jornada espiritual, cualquiera que sea el peldaño de la escalera en el que estén. Esperanza de que están progresando; saber que no están condenados. Sabemos que Srila Prabhupada, siempre compasivo, nos inspiró siempre a usar nuestra inteligencia para averiguar cómo permitir que la gente crezca y se inspire en la conciencia de Krishna. Consideremos el Principio y permitamos a los individuos la gracia de lograr ese principio de la mejor manera que les funcione.

 

Sobre la autora: Krishnanandini Devi Dasi recibió la instrucción de Srila Prabhupada hace 40 años de «enseñar al mundo como vivir un matrimonio verdaderamente consciente de Krishna», una orden en la que se esfuerza con oración, pasión y perseverancia. Ella se desempeña como presidenta del Grihasta Vision Team (www.vaisnavafamilyresources.org); co-directora del Dasi-Ziyad Family Institute (http://www.dzfi.org/); contribuidora de la revista Back to Godhead; educadora familiar (CFLE); autora, predicadora. madre y esposa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *